Syndicate content

Mundo

La tecnología puede ayudar a los trabajadores a salir de la trampa de la informalidad

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français
Women stitch handicrafts at Everest Fashion Fair Craft in Lalitpur, Nepal. © Peter Kapuscinski/World Bank
Mujeres hacen trabajos artesanales en una feria de artesanía en Lalitpur, Nepal. © Peter Kapuscinski/Banco Mundial

Hoy existe una gran preocupación por la tecnología y cómo cambiará la manera en que trabajamos. La verdad es que nadie sabe con certeza qué va a pasar: lo único cierto es la incertidumbre. ¿Cómo entonces deberíamos prepararnos para empleos que aún no existen?

Nuestro punto de partida es ocuparnos de lo que sabemos, y del mayor desafío que enfrenta el futuro del trabajo y que ha enfrentado por décadas. Esto es el gran número de personas que a diario realizan trabajos ocasionales, y que no saben si van a tener un empleo la semana siguiente (ni mucho menos los meses o años próximos) y que no pueden planificar con antelación para darles a sus hijos lo que necesitan. A esto lo llamamos la economía informal y, como con tanto otro lenguaje seudotécnico que impone barreras, la frase no transmite la lamentable situación que afecta a millones de trabajadores y sus familias en todo el mundo.

Análisis de datos para la planificación del transporte: cinco lecciones aprendidas sobre el terreno

Tatiana Peralta Quiros's picture
También disponible en: English | Français 
© Justin De La Ornellas/Flickr
Foto: Justin De La Ornellas/Flickr

Cuando pensamos en cómo será el transporte en el futuro, una de las cosas principales que sabemos es que estará repleto de datos y respaldado por datos.

Escuchamos continuamente sobre las oportunidades ilimitadas que se derivan del uso de los datos. Sin embargo, surge una pregunta que aún se debe responder: ¿cómo podemos usar de manera sostenible los datos para la planificación? El objetivo de los Gobiernos no debería ser acumular la mayor cantidad de datos, sino “convertir los datos en información, y la información en conocimientos”. (i) Esos conocimientos ayudarán a impulsar el mejoramiento de la planificación y de la formulación de políticas.

El uso de la tecnología funciona para solucionar los problemas de los pobres; simplemente tenemos que hacerlo bien

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | Français | العربية
© Sarah Farhat/Banco Mundial

Siempre que viajo, uno de los signos alentadores que observo es la diferencia que está marcando la tecnología en la vida de millones de personas marginadas. En la mayoría de los casos, esto sucede a pequeña escala, sin atraer la atención y de cientos de maneras diferentes, mejorándose silenciosamente las oportunidades de progreso denegadas a las comunidades remotas, las mujeres y los jóvenes.

Y debido a que esto pasa desapercibido, me atrevo como optimista que soy a insinuar que estamos en el inicio de algo importante, un lento “tsunami” de cosas positivas. Permítame mencionarle algunas de las razones por las que creo esto.

La eliminación del riesgo y las remesas: se refuta el mito de las “transacciones subyacentes”

Marco Nicoli's picture
También disponible en: English | Français

Este sábado, 16 de junio, celebramos el Día International de las Remesas Familiares para reconocer “la importante contribución financiera de los trabajadores migrantes al bienestar de sus familias en sus lugares de origen y al desarrollo sostenible de sus países”.

Por ello, es el momento perfecto para hablar sobre una tendencia que enfrentan los proveedores de servicios de remesas de los cuales dependen los migrantes para enviar su dinero a través de las fronteras y a sus países de origen.

En los últimos años, los servicios de remesas internacionales han estado sometidos a un fenómeno denominado “eliminación del riesgo”. Los bancos creen que las reglamentaciones y las prácticas de observancia para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo han hecho que la prestación de servicios a los operadores de transferencias de dinero sea demasiado riesgosa en términos legales y desde el punto de vista de la reputación. Los bancos consideran que las ganancias obtenidas a partir de los servicios a dichos operadores no son suficientes para justificar el nivel de esfuerzo necesario para gestionar estos mayores riesgos.

“La pieza faltante”: una educación que integra a las personas con discapacidad

Charlotte McClain-Nhlapo's picture
También disponible en: English | Français
Un niño con el síndrome de Down mira su teléfono inteligente.
Foto: Thitiwat Samitinantana/Shutterstock.

En 2015, el mundo se comprometió a lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 para “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. El ODS 4, además de una meta inspiradora, es un aspecto esencial para el bienestar de nuestras sociedades y economías, y para la calidad de vida de todas las personas.

Hoy, 65 millones de niños en edad escolar no van a la escuela, y cerca de la mitad de ellos son niños con discapacidades. Incluso los niños discapacitados que se matriculan tienen menos probabilidades de finalizar la escuela que otros niños. Según algunos cálculos, menos del 5 % de los niños con discapacidad se graduarán. Esto ha causado que solo el 3 % de adultos con discapacidades esté alfabetizado, y de manera increíble que solamente el 1 % de mujeres discapacitadas sepa leer y escribir.

La exclusión de los niños discapacitados se agrava por la percepción dominante de que la discapacidad es una desventaja, y las creencias que la escuela les sirve a los estudiantes con discapacidades para socializar y no para aprender. Negar a los niños discapacitados el derecho a la educación refuerza las actitudes y presunciones comúnmente sostenidas de que ellos tienen menos capacidad, colocándolos en una situación aún más desventajosa.

Crecimiento del comercio: un aumento sorpresivo, pero perspectivas precarias

Cristina Constantinescu's picture
También disponible en: English

El comercio se recuperó repentinamente en 2017, luego de un periodo de lento crecimiento y pese a la reciente incertidumbre acerca de las políticas comerciales. El volumen del comercio de bienes y servicios aumentó en un 4,3 % en 2017, la tasa más rápida en seis años (gráfico 1). La recuperación fue generalizada, y las principales contribuciones al crecimiento se produjeron en Asia oriental y la zona del euro. Datos del primer trimestre de 2018, que se acaban de publicar, indican que el rápido crecimiento continúa: el volumen del comercio de mercancías creció en un 4,4 % en el primer trimestre de 2018 en comparación con el primer trimestre de 2017. ¿Cuáles podrían ser las razones de estos acontecimientos?

Figure 1: Growth in World Goods and Services Trade Volume and Real Gross Domestic Product (GDP)	Gráfico 1: Crecimiento del volumen del comercio mundial de bienes y servicios y del producto interno bruto (PIB) real

Cinco cosas que puede hacer para poner fin a la contaminación por plásticos

Anjali Acharya's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية
Las bombillas son uno de los principales objetos de plástico que se encuentran en el medio marino alrededor del mundo, y estas generalmente no son reciclables. © Kanittha Boon/Shutterstock
Las bombillas son uno de los principales objetos de plástico que se encuentran en el medio marino alrededor del mundo, y estas generalmente no son reciclables. © Kanittha Boon/Shutterstock


Los titulares y las imágenes en las noticias son desalentadores: la muerte de una ballena piloto (i) en una playa tailandesa luego de tragar 80 bolsas plásticas; impactantes fotografías de tortugas atrapadas en anillos de plástico que sirven para mantener unidos los paquetes de latas de soda; una imagen desgarradora de un caballito de mar aferrándose a un bastoncillo de algodón (i) que se viraliza en las redes sociales. Los productos plásticos son arrastrados a diario por la marea en las playas de todo el mundo, desde Indonesia a las costas de África occidental, y los canales y los ríos en las ciudades están cada vez más contaminados con desechos plásticos. 

Sin embargo, el mundo está observando la situación con interés y los países, el sector privado y las comunidades han empezado a actuar, aplicando medidas que incluyen desde prohibiciones e impuestos a numerosos artículos de plástico desechables, inversiones para la recolección de desechos, políticas sobre la reducción de los envases de plástico a operaciones de limpieza de las playas. Estamos tratando de poner fin a la adicción a los productos de plástico, y contribuir a vidas más saludables y un planeta más limpio.

Una buena higiene durante el periodo menstrual ayuda al desarrollo de las mujeres y las niñas: Campaña #NoMoreLimits

Guangzhe CHEN's picture
Capacitación escolar sobre manejo de la higiene menstrual en Kenya ©WASH United


¿De qué manera las mujeres manejan sus necesidades de higiene durante el ciclo menstrual en entornos en que no hay retretes adecuados (o simplemente no existen)? ¿O en lugares donde no se puede acceder fácilmente a agua potable, no hay jabón para lavarse, los productos sanitarios no están disponibles y son muy caros, y no existen mecanismos para eliminar debidamente los desechos sanitarios? Estas preguntas no son fáciles de responder. En el mundo, por lo menos 500 millones de mujeres y niñas no tienen acceso a instalaciones adecuadas para manejar sus necesidades de higiene menstrual.

En muchas sociedades alrededor del mundo existen estigmas y tabúes relacionados con la menstruación y la higiene menstrual. Esto, junto con una cultura de silencio en torno al tema, limita la capacidad de las mujeres y las niñas de participar de manera plena e igualitaria en la sociedad, socavando su autoestima y su posición en la sociedad en general.

La brecha de género en la inclusión financiera se mantendrá: tres medidas para reducirla

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Marie Hortense Raharimalala visita un agente bancario en Antananarivo, Madagascar. Utiliza la huella digital biométrica para su identificación. © Nyani Quarmyne/Corporación Financiera Internacional
Marie Hortense Raharimalala usa un sensor de huellas digitales para identificarse durante una visita
a un agente bancario en Antananarivo, Madagascar. © Nyani Quarmyne/Corporación Financiera Internacional.

Abrí mi primera cuenta bancaria en 1987 cuando empecé a estudiar en la London School of Economics. Este paso aparentemente pequeño significó que pude administrar mis propias finanzas, gastar mi propio dinero y tomar mis propias decisiones financieras. Me dio libertad para decidir por mí misma.

En todo el mundo, 980 millones de mujeres aún no tienen esa libertad financiera. Y, de manera preocupante, la situación pareciera que no mejora. Nuestra base de datos Global Findex (i) muestra que, si bien cada vez más mujeres abren cuentas bancarias en el mundo, todavía existe una brecha de género de 7 puntos porcentuales que no ha variado desde 2011.

Pages