Syndicate content

Mundo

Las competencias digitales podrían abrir numerosas oportunidades económicas para los jóvenes

Zubedah Robinson's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية

Uno de los desafíos mundiales más apremiantes continúa siendo proporcionar a los jóvenes la educación y las cualificaciones que necesitan. En el mundo, más de 260 millones de niños y jóvenes no asisten a la escuela. Peor aún, alrededor del 60 % de los niños en educación primaria en los países en desarrollo no logra un nivel mínimo de aprendizaje. La tecnología aumenta la complejidad de este desafío al transformar rápidamente las competencias necesarias para conseguir un empleo y acceder a oportunidades económicas, como señala el Informe sobre el desarrollo mundial 2019 que aborda la naturaleza cambiante del trabajo, y que el Banco Mundial publicará próximamente. Es hora de que las regiones con una enorme población de jóvenes, como Asia meridional y África al sur del Sahara, pongan en primer plano la capacitación en competencias digitales.
 
El 12 de agosto se celebra el Día Internacional de la Juventud. El lema de este año se refiere a los espacios seguros para los jóvenes y su aporte a la libertad de expresión, el respeto mutuo y el diálogo constructivo. Entre estos, se encuentran los espacios cívicos, públicos, digitales y físicos. Personalmente, estoy muy interesada en el concepto de los espacios digitales. Y no porque sea una experta en temas del mundo digital aquí en el Banco Mundial, sino porque creo que el futuro del trabajo va a estar muy vinculado con la tecnología.

La lactancia materna: una inversión en capital humano fundamental

Annette Dixon's picture
Dominic Chavez/Global Financing Facility
 

La lactancia materna es el primer y el mejor alimento para un bebé, proporcionando nutrientes esenciales en los primeros años de vida. Es también la primera vacuna de un niño y su mejor oportunidad para crear un vínculo con su madre, recibir una estimulación precoz y desarrollar un cerebro saludable. El amamantamiento es todas esas cosas, pero también es el primer paso de un país para desarrollar el capital humano que impulsará su economía en el futuro.

¿Por qué las niñas abandonan la escuela y cuáles son las consecuencias de la deserción escolar?

Quentin Wodon's picture
También disponible en: English | Français | العربية 
 


En el mundo, nueve de cada 10 niñas completan la escuela primaria, pero solo 3 de cada 4 finalizan el primer ciclo de la escuela secundaria. En los países de ingreso bajo, menos de dos tercios de las niñas termina la escuela primaria, y solo una de cada tres completa el primer ciclo de la escuela secundaria. Las consecuencias de la deserción escolar de las niñas son graves. Según un informe del Banco Mundial, (i) en el mundo las pérdidas de productividad e ingresos a lo largo de toda la vida, debido a que las niñas no completan 12 años de educación, oscilan entre USD 15 billones y USD 30 billones. Esto es porque, en promedio, las mujeres con educación secundaria ganan casi el doble que las mujeres que no han recibido ningún tipo de educación, mientras que los beneficios derivados de la educación primaria son mucho menores.

La meta de educación secundaria universal para las niñas tendría muchos otros beneficios. Podría eliminar prácticamente el matrimonio infantil (casarse antes de los 18 años) y reducir de manera importante la maternidad prematura (tener el primer hijo antes de los 18 años). También podría disminuir las tasas de fecundidad en países con alto crecimiento demográfico y aumentar la capacidad de las mujeres de tomar decisiones y su bienestar sicológico. Por último, tendría grandes beneficios para los niños pequeños, como reducir la mortalidad de los menores de 5 años y la malnutrición.

Mujeres que hacen una diferencia: estrategias concretas para cerrar la brecha de género en el sector tecnológico

Alicia Hammond's picture
Esta página en: English | العربية
© Andela Kenya
© Andela Kenya

“Los títulos te permiten conseguir trabajo, pero no te ayudan a conservarlo”. Este es uno de los numerosos desafíos a la hora de preparar a los estudiantes para la economía digital, según la estudiante Virginia Ndung’u, que recibe formación en Moringa School, (i) una institución especializada en desarrollo de software.

La tecnología está cambiando las competencias necesarias para el mundo del trabajo, y aumentando la demanda de capacidades cognitivas avanzadas, habilidades socioemocionales y una mayor adaptabilidad, concluye el informe 2019 sobre la naturaleza cambiante del trabajo (i) que se basa en el Informe sobre el desarrollo mundial 2016: Dividendos digitales. A medida que la tecnología se torna más preponderante en numerosos sectores, aumenta la demanda de competencias tecnológicas, incluso para los puestos de nivel básico.

Cinco nuevas percepciones sobre cómo la agricultura puede ayudar a reducir la pobreza

Luc Christiaensen's picture
A Cambodian farmer
Agricultor camboyano. Fotografía: Chor Sokunthea/Banco Mundial

La idea de que un sector agrícola productivo es fundamental para la creación de empleo y la reducción de la pobreza es ahora ampliamente compartida en la comunidad dedicada a la tarea del desarrollo. Sin embargo, esto no ha sido siempre así. Con anterioridad a la crisis mundial de los precios de los alimentos de 2008, muchos profesionales del desarrollo, funcionarios públicos y economistas dudaban de que la agricultura aún pudiera cumplir esa función, sobre todo en África. El pesimismo en torno a la agricultura se había instalado en las décadas de 1990 y 2000, acompañado de una disminución tanto de la atención prestada a las políticas agrarias como de la inversión agrícola. Las alzas de los precios de los alimentos ocurridas en 2008 pusieron de manifiesto la necesidad de tomar más medidas para fortalecer la agricultura en los países en desarrollo.

En la actualidad, los precios mundiales de los alimentos siguen siendo 70 % más altos que antes de la crisis (40 % a 50 % en términos reales) y el entorno comercial y de políticas es mucho más favorable a la agricultura. Sin embargo, en África, los ingresos también han aumentado, la pobreza ha disminuido (i) y los países están más urbanizados. Por lo tanto, ¿cuál es hoy el papel de la agricultura para reducir la pobreza?, y ¿la inclinación favorable hacia la agricultura que se ha observado en los últimos años está también respaldada por los datos empíricos más recientes?

La tecnología puede ayudar a los trabajadores a salir de la trampa de la informalidad

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français
Women stitch handicrafts at Everest Fashion Fair Craft in Lalitpur, Nepal. © Peter Kapuscinski/World Bank
Mujeres hacen trabajos artesanales en una feria de artesanía en Lalitpur, Nepal. © Peter Kapuscinski/Banco Mundial

Hoy existe una gran preocupación por la tecnología y cómo cambiará la manera en que trabajamos. La verdad es que nadie sabe con certeza qué va a pasar: lo único cierto es la incertidumbre. ¿Cómo entonces deberíamos prepararnos para empleos que aún no existen?

Nuestro punto de partida es ocuparnos de lo que sabemos, y del mayor desafío que enfrenta el futuro del trabajo y que ha enfrentado por décadas. Esto es el gran número de personas que a diario realizan trabajos ocasionales, y que no saben si van a tener un empleo la semana siguiente (ni mucho menos los meses o años próximos) y que no pueden planificar con antelación para darles a sus hijos lo que necesitan. A esto lo llamamos la economía informal y, como con tanto otro lenguaje seudotécnico que impone barreras, la frase no transmite la lamentable situación que afecta a millones de trabajadores y sus familias en todo el mundo.

Análisis de datos para la planificación del transporte: cinco lecciones aprendidas sobre el terreno

Tatiana Peralta Quiros's picture
También disponible en: English | Français 
© Justin De La Ornellas/Flickr
Foto: Justin De La Ornellas/Flickr

Cuando pensamos en cómo será el transporte en el futuro, una de las cosas principales que sabemos es que estará repleto de datos y respaldado por datos.

Escuchamos continuamente sobre las oportunidades ilimitadas que se derivan del uso de los datos. Sin embargo, surge una pregunta que aún se debe responder: ¿cómo podemos usar de manera sostenible los datos para la planificación? El objetivo de los Gobiernos no debería ser acumular la mayor cantidad de datos, sino “convertir los datos en información, y la información en conocimientos”. (i) Esos conocimientos ayudarán a impulsar el mejoramiento de la planificación y de la formulación de políticas.

El uso de la tecnología funciona para solucionar los problemas de los pobres; simplemente tenemos que hacerlo bien

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | Français | العربية
© Sarah Farhat/Banco Mundial

Siempre que viajo, uno de los signos alentadores que observo es la diferencia que está marcando la tecnología en la vida de millones de personas marginadas. En la mayoría de los casos, esto sucede a pequeña escala, sin atraer la atención y de cientos de maneras diferentes, mejorándose silenciosamente las oportunidades de progreso denegadas a las comunidades remotas, las mujeres y los jóvenes.

Y debido a que esto pasa desapercibido, me atrevo como optimista que soy a insinuar que estamos en el inicio de algo importante, un lento “tsunami” de cosas positivas. Permítame mencionarle algunas de las razones por las que creo esto.

¿Cómo financiar los servicios de atención de salud para los refugiados?

Adanna Chukwuma's picture
También disponible en: English | Français 
El refugiado sirio, Ali Radi, besa a su hija, Cham, mientras espera ser atendido por una enfermera en el centro de salud primaria Howard Karagheusian, en Beirut (Líbano), el 23 de marzo de 2016. Ali llevó a su esposa y a sus dos hijos al centro sanitario para vacunar a Cham. Fotografía: © Dominic Chavez/Banco Mundial

Haya despertó asustada y sin aliento. Desde niña sufre de asma, por lo que el polvo y la humedad de la habitación no le permitieron respirar bien. Sintió su pecho apretado y, a la luz de las velas, notó que sus dedos se ponían azules. En Siria, Haya tenía acceso a seguro médico y recibía los medicamentos que necesitaba tomar a diario para mantener despejadas sus vías respiratorias. Pero ella y su familia huyeron de Alepo, estableciéndose en un campamento de refugiados [en Líbano] cerca de la frontera con Siria. Mientras los trabajadores sanitarios entregaban atención gratuita a los pacientes con enfermedades infecciosas en el campamento, los enfermos con afecciones crónicas, como Haya, eran remitidos al hospital público más cercano. Pero al no tener los medios para pagar la atención médica o no poder trabajar en el país que la acogió, Haya se quedó sin medicamentos y sin aliento.

Pages

Deje su comentario y únase a la conversación