Syndicate content

acceso a la información

Una mina de oro de información: Los Archivos del Grupo Banco Mundial están ahora en línea

Elisa Liberatori Prati's picture
Esta página en: العربية | English | Français | 中文
 Accessing the holdings of the World Bank Group archives

Hasta hace poco, los usuarios —incluidos académicos, asociados en la tarea del desarrollo e investigadores— tenían que viajar kilómetros, y algunas veces incluso cruzar continentes, para tener acceso a los registros mantenidos en la Unidad de Archivos del Grupo Banco Mundial. Pero ahora, ellos no tendrán que estar en la ciudad de Washington para poder revisar los materiales desclasificados.

En abril de 2015, como parte de su compromiso de transparencia y apertura, el Grupo Banco Mundial lanzó su sitio web Fondos archivísticos. (i) Se trata de una plataforma de vanguardia, que amplía el acceso del público a una vasta cantidad de documentos originales de fuentes primarias que están bajo custodia de la Unidad de Archivos.
 El sitio web, que fue creado usando el programa de código abierto “Access to Memory”, facilita la entrega más rápida y eficiente de un servicio en línea personalizado. Este programa funciona como un catálogo que contiene información básica acerca de los recursos de los Archivos, y ofrece herramientas de búsqueda fáciles de usar y que cumplen con la Norma Internacional General de Descripción Archivística. El sitio web incluye una cantidad cada vez mayor de registros digitalizados desde comienzos de los años cuarenta en adelante, poniéndolos por primera vez a disposición de los usuarios que no pueden visitar la sala de lectura de los Archivos en la ciudad de Washington. 
 

Prácticas de laboratorio y aprendizaje: Aumentar la innovación en el Grupo del Banco Mundial

Aleem Walji's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Aleem Walji, director de Laboratorios de Innovación (i) del Banco Mundial, fue entrevistado recientemente por Forbes (i) y Skoll World Forum (i) sobre la innovación y el desarrollo. Este blog destaca algunos de los puntos clave de dicho encuentro.
 
Cuando ingresé al Banco Mundial a fines de 2009, me preguntaron cómo podíamos respaldar la innovación de manera más sistemática. Comenzamos basándonos en la Política de acceso a la información del propio Banco, que fue fundamental para nuestra iniciativa de Datos de libre acceso. Cuando pusimos nuestros datos a disposición del mundo en un formato legible por máquina, aptos para realizar búsquedas y posibles de reutilizar, en abril de 2010, los usuarios acudieron en masa. En cuestión de meses, teníamos más tráfico en nuestro catálogo de datos que la página de inicio del Banco Mundial.