Syndicate content

Africa

Desplazamiento forzado: ¿Qué puede aportar la comunidad del desarrollo para ayudar a los desplazados y a las comunidades de acogida?

Varalakshmi Vemuru's picture
Esta página en: Français
También disponible en: Inglés
A diario vemos nuevas imágenes de personas que tratan desesperadamente de escapar de las condiciones en que viven y de sus países a pesar de tener al frente un pronóstico peligroso e implacable. En el mundo, existen diversas situaciones que están contribuyendo a este movimiento de personas sin precedente, e incluyen:
  • El desplazamiento forzado debido a la guerra, el conflicto y la persecución;
  • La migración involuntaria como consecuencia de la pobreza, el deterioro de los medios de subsistencia o los efectos del cambio climático que han destruido y degradado sistemas de mantenimiento de la vida, y/o incluso
  • La migración voluntaria de espíritus indómitos que no han podido aceptar las cosas como están y buscan mejores oportunidades económicas y sociales.

Para entender mejor el desplazamiento forzado, dirigí un equipo del Banco Mundial y ACNUR que publicó el informe titulado en inglés “Forced Displacement and Mixed Migration” (Desplazamiento forzado y migración mixta) sobre el Cuerno de África, una región con una población estimada de 242 millones de habitantes y que abarca ocho países: Djibouti, Eritrea, Etiopía, Kenya, Somalia, Sudán del Sur, Sudán y Uganda. Estas naciones acogen en conjunto a más de 9,5 millones de personas desplazadas, entre ellos más de 6,5 millones de desplazados internos y aproximadamente 3 millones de refugiados.

La migración dentro y fuera del Cuerno de África es impulsada por factores humanos y naturales, tales como el cambio climático, la degradación ambiental y, por supuesto, el conflicto.

El estudio reforzó el carácter regional que tiene el desplazamiento forzoso en el Cuerno de África, con un evidente “efecto secundario" en la región de la violencia y la inseguridad al interior de los países. En Sudán del Sur, por ejemplo, episodios de conflictos violentos han causado un aumento en la cantidad de refugiados en Uganda, Etiopía, Kenya y Sudán.

¿Qué haría usted con la oportunidad de tener acceso a la información del Banco Mundial?

Cyril Muller's picture
 
Ver infografía completa aquí.


Una nueva etapa en términos de apertura comenzó hace cinco años el 1 de julio de 2010 cuando el Banco Mundial dio a conocer su Política de Acceso a la Información  (AI), la cual da acceso a toda la información que está en poder del Banco que no se encuentra en una lista de excepciones. La política ha sido un elemento catalizador y ha creado un ecosistema de iniciativas que promueven la transparencia, (i) y destinadas a poner a disposición del público la información y los datos del Banco Mundial. Desde 2010, el Banco ha aplicado los principios que sustentan la AI a iniciativas complementarias, como los Datos de libre acceso, el Repositorio Abierto de Conocimiento, (i) los Datos financieros de libre acceso, y el movimiento sobre la Contratación abierta, (i) entre otras. La serie de proyectos en materia transparencia e innovación incluso se extiende más allá de de las iniciativas mencionadas para incluir la visión del Banco Mundial sobre el Gobierno abierto. (i)
 
Los enfoques relativos a la apertura son primordiales para el desarrollo. Si bien es cierto que el acceso a la información y la tecnología son importantes para el proceso de desarrollo, ellos son solo una parte de la ecuación en la búsqueda de soluciones. Un elemento crucial de este proceso recae en los ciudadanos del mundo, quienes pueden —y lo hacen— utilizar la información y los datos para hacer participar y mejorar sus comunidades.

Deje su comentario y únase a la conversación