Syndicate content

Agricultura climáticamente inteligente

Abrir caminos para que el enfoque de la agricultura climáticamente inteligente sea “la nueva normalidad”

Martien van Nieuwkoop's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Agricultores en India se beneficiarán a medida que la agricultura climáticamente inteligente se amplía en todo el mundo. © ICRISAT
 © ICRISAT

La agricultura climáticamente inteligente, que alguna vez fue solo un tema de debate en las conferencias, constituye ahora una serie de medidas adoptadas por los agricultores, los trabajadores de extensión agrícola, la agroindustria y otras partes interesadas del sector de la agricultura.

En los últimos años, este enfoque agrícola que busca aumentar la productividad y la resiliencia y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) ha cobrado impulso a medida que se ha comprendido cuán importante es para el sistema alimentario. Prácticamente todos los representantes gubernamentales y agricultores que he conocido durante mis misiones de trabajo (por ejemplo, recientemente en Bangladesh, Nepal y Pakistán) (i) manifiestan un interés genuino en incorporar este enfoque en sus actividades diarias y en el sector de la agricultura. En la COP 23 en Bonn, se produjo un gran avance en el ámbito de la agricultura climáticamente inteligente, ya que se acordó que los países y las partes interesadas deben implementar acciones climáticas en las actividades agrícolas sobre el terreno.

Los países más pobres enfrentan graves riesgos relacionados con el clima

Sri Mulyani Indrawati's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 日本語

A man walks through a flooded rice field. © Nonie Reyes/World Bank

El agua marina aumenta en las costas de Bangladesh. (i) El suelo contiene mayor cantidad de sal (i) a medida que el mar invade la tierra. Como resultado de ello, los agricultores ven disminuir sus cultivos. Las comunidades se debilitan porque los adultos en edad de trabajar se van a las ciudades. Los peces de agua dulce desaparecen, provocando una reducción de la cantidad de proteína en las dietas de la población local. Y en la estación seca, las madres tienen que racionar el agua potable que dan a sus hijos para beber, llegando en algunas áreas a tan solo dos vasos al día.
 
El cambio climático, (i) por fin, está siendo tomado con seriedad en el mundo desarrollado, no obstante en general es visto como una amenaza futura que debe abordarse en los próximos años. Para las personas pobres en los países pobres, en particular aquellas que viven en las zonas costeras, los deltas de los ríos o islas, este problema es un peligro claro y actual y, cada vez más, una realidad que tiene una posición dominante.

Deje su comentario y únase a la conversación