Syndicate content

aif

Es momento de acabar con la pobreza

Joachim von Amsberg's picture
Burundi: Ayuda a los más pobres tras 10 años de guerra civil (i)
El fondo del Grupo del Banco Mundial ayuda a los más pobres en Burundi a recuperarse luego de una guerra civil que duró 10 años y dejo unos 300 mil muertos. En un programa, el mundo le cambió a un agricultor, luego de que este recibiera a una vaca que le proveé a el y a su familia, leche, fertilizantes e ingresos adicionales.
Si hubieras visto lo pobre que era antes, verías que las cosas están mejorando.

Cuando escucho historias como la de Jean Bosco Hakizimana, un agricultor de Burundi (i), cuya vida fue transformada por una vaca, me entusiasma el cambio que podemos lograr entre todos. Los ingresos de Jean Bosco están mejorando, sus hijos comen mejor, su esposa tiene alguna ropa bonita, y sus campos de mandioca están dando mejores cosechas, y todo gracias a la leche y el fertilizante que produce esta vaca.

Una historia similar se está desarrollando en más de 2.600 comunidades de todo Burundi, ofreciendo una nueva vida a un pueblo que alguna vez fue diezmado por la guerra civil. Estos programas agrícolas comunitarios patrocinados por la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los más pobres, demuestran que el desarrollo no tiene por qué ser tan complicado y que el esfuerzo colectivo puede marcar la diferencia.

La enseñanza de Malala: Educación de las niñas vale la pena

Sri Mulyani Indrawati's picture

Cuando el otoño pasado oí la noticia de que Malala Yousafzai de Pakistán, una niña de 15 años, había recibido varios disparos simplemente por defender su derecho a educarse, quedé horrorizada.

También me recordó cuán afortunada era.

Cuando me ofrecieron una excepcional beca para estudiar en el extranjero, no era aceptable para mí, como joven indonesia  casada, vivir separada de mi marido. Mi madre me dio dos opciones: él me acompañaría, lo que significaba renunciar a su empleo, o yo tendría que rechazar el ofrecimiento.

Acciones para prevenir una catástrofe humana

Ximena Gutierrez's picture

042609-devcom013 World Bank by World Bank Photo CollectionEl Comité para el Desarrollo dio conocer sus resoluciones en una conferencia de prensa que se retrasó media hora. La conferencia tuvo lugar en la sede principal del Fondo Monetario Internacional (FMI) que me queda al cruzar la calle. Aproveché el retraso para gozar un poco del estupendo clima y dar una mirada al grupo que protesta afuera. Una centena de personas estaban reunidas protestando contra el sistema, las instituciones participantes en las reuniones y el capitalismo, entre otras cosas.

De lo que rápidamente vi, pude notar que los participantes de las protestas estaban más apropiadamente vestidos para el clima aquí en Washington y que en su mayoría eran jovencitos. Adentro del  FMI el grupo de gente es diferente; la gran mayoría hombres, en sus cuarentas, vestidos de traje y corbata en colores oscuros. La sala de la conferencia tenía el aire acondicionado demasiado fuerte y estaba atestada de periodistas, camarógrafos, delegados y presentadores.

042609-devcompm184 by World Bank Photo Collection.
En un panel compuesto por Agustín Carstens, presidente del Comité para el Desarrollo; Robert B. Zoellick, presidente del Grupo del Banco Mundial; y Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI, se dieron a conocer los acuerdos de las reuniones.

Arrancó Cartens subrayando que nos encontramos frente a un peligro de calamidad humana y que nunca antes se hacían tan urgentes acciones y recursos. El Comité, informó Cartens aprobó un respaldo al Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) de hasta US$100.000 millones en un periodo de tres años, previniendo una recuperación lenta  y sin desechar que sean necesarios comprometer en el futuro recursos adicionales.

042609-devcompm257 by World Bank Photo Collection“Nadie sabe cuánto durará la crisis” dijo Robert B. Zoellick en sus declaraciones. “La crisis está cambiando al mundo y el Banco Mundial debe también cambiar”, añadió refiriéndose a la voluntad de mayor participación de los países en desarrollo en las decisiones que toma la institución.

Durante la conferencia se hizo un llamado a las economías desarrolladas a cumplir con los compromisos contraídos en la reciente cumbre de Londres.