Syndicate content

alzas de precios

Altos precios de los alimentos y epidemia mundial de obesidad

José Cuesta's picture

Disponible en: English

Hoy en día, sabemos que tener sobrepeso o ser obeso son los principales factores de riesgo para la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y la muerte prematura.

Constantemente se nos recuerda que los comportamientos personales, influenciados por la cultura y el estilo de vida, además de nuestro desarrollo metabólico, contribuyen al sobrepeso o la obesidad. En el informe Alerta sobre precios de los alimentos de marzo de 2013, nos preguntamos cómo otro factor podría influir potencialmente en la epidemia mundial de obesidad: los altos precios de los alimentos.

Pero primero, hagamos una rápida prueba. Con el fin de determinar si tenemos sobrepeso o no, muchos de nosotros controlamos nuestro peso habitualmente e incluso hemos calculado nuestro Índice de Masa Corporal: la proporción entre el peso corporal en kilogramos con el cuadrado de la estatura en metros. Sin embargo, hay algunos hechos sorprendentes sobre el exceso de peso que tal vez no sepa.

Precios de los alimentos suben y suben: Cinco preguntas al economista José Cuesta

José Cuesta's picture

Plato de arroz, el Banco Mundial y el alza en los precios de los alimentos

Las cifras son estremecedoras: los precios mundiales de los alimentos básicos clave, como el maíz y la soja, alcanzaron un monto máximo en julio de 2012, con un aumento del 25% del maíz y un 17% de la soja en un solo mes.

A nivel mundial, los precios de los alimentos subieron un 7% entre abril y julio. En algunos países, algunas personas están pagando más del doble del precio del sorgo que el que pagaban hace un año según nos muestra La última edición del informe trimestral Alerta sobre precios de los alimentos del Banco Mundial.

Se prevé que esto afectará especialmente a ciertas regiones con alto nivel de importaciones de estos productos, como Oriente Medio y gran parte de África.

Estamos frente a una significativa crisis de los precios, pero ¿eso significa que nos dirigimos hacia una crisis alimentaria similar a la que vivimos en 2008? El economista del Banco Mundial José Cuesta, autor  de Alerta sobre precios de los alimentos, comparte su punto de vista sobre la situación.