Syndicate content

comunidades sostenibles

Historias de éxito: Premio de Reportajes sobre Mujeres Emprendedoras patrocinado por la iniciativa We-Fi

Priya Basu's picture
Esta página en: English | العربية | Français
 
Amanda Burrell, Documentary Filmmaker. © World Bank
Amanda Burrell, documentalista, recibiendo el premio.© 2018 One World Media Awards


Las mujeres ocupan un lugar destacado en los esfuerzos de la iniciativa “Water Wise Women” (Mujeres conocedoras del agua) de Jordania, que tiene como objetivo abordar los graves problemas existentes en los servicios de abastecimiento de agua y de saneamiento. El programa, coordinado por el Gobierno alemán, capacitó a más de 300 mujeres para que se convirtieran en plomeras y creó una cooperativa de mujeres que participa en licitaciones de contratos comerciales en escuelas, mezquitas y organismos públicos.
 
Un breve documental (i) producido por Al Jazeera expone cómo estas mujeres no solo están desafiando los estereotipos al prosperar como plomeras, una profesión predominantemente masculina, sino también al implementar diversas técnicas de gestión del agua en sus comunidades.
 
Cada grupo de “Water Wise Women” recibe capacitación para eliminar las filtraciones de agua y mejorar la higiene. Las mujeres participantes reciben cajas de herramientas y financiamiento para difundir información en sus comunidades y llegar por lo menos a una cantidad de entre 20 y 25 mujeres.
 
El filme acaba de ganar el Premio de Reportajes sobre Mujeres Emprendedoras patrocinado por la Iniciativa de Financiamiento para Mujeres Emprendedoras (We-Fi) y que forma parte de los “One World Media Awards 2018”. Esta es la primera vez que los “One World Media Awards” incluyen una categoría para reportajes sobre iniciativas empresariales de mujeres. En el premio de reportajes pueden participar trabajos periodísticos audiovisuales, digitales o impresos que exponen el tema de las mujeres emprendedoras en los países en desarrollo. Los reportajes pueden relatar historias sobre emprendedoras exitosas, o abordar los desafíos que enfrentan las mujeres cuando tratan de iniciar o hacer crecer sus negocios, o destacar la función crítica que desempeñan las mujeres emprendedoras en el desarrollo económico al impulsar el crecimiento y crear empleos. 

Empoderar a los refugiados y los desplazados internos a través de la identificación digital

Nicholas Oakeshott's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Oria Adamo, 72 years old and the mayor of a small town in Central African Republic shows his ID card in the village of Ndu, Bas Uele province, Democratic Republic of the Congo where thousands fled after fleeing a surge in violence that began in May 2017. © Simon Lubuku/UNHCR
Oria Adamo, de 72 años y alcalde de una pequeña aldea en la República Centroafricana, muestra su documento de identidad en el pueblo de Ndu, ubicado en la provincia de Bas Uele (República Democrática del Congo), donde miles de personas huyeron tras un estallido de violencia que empezó en mayo de 2017. © Simon Lubuku/ACNU

Fardowsa, una joven somalí de 20 años refugiada en Uganda, sabe bien cuán importante es para los refugiados tener un documento de identidad. Ella y su familia se vieron forzadas a huir de su país en el año 2001 sin portar ninguna identificación oficial. La tarjeta de identidad que le entregó el Gobierno de Uganda, además de proveerle protección y acceso a ayuda humanitaria, le ha permitido estudiar en la universidad y abrir una cuenta de dinero móvil. Con esta base, Fardowsa planea iniciar su propio negocio para mejorar aún más su propia vida y la de su familia. Mientras eso sucede, ella contribuirá también a la economía de Uganda y, al mismo tiempo, desarrollará su potencial como una joven refugiada.

Cinco cosas que puede hacer para poner fin a la contaminación por plásticos

Anjali Acharya's picture
Esta página en: English | 中文 | Français | العربية
Las bombillas son uno de los principales objetos de plástico que se encuentran en el medio marino alrededor del mundo, y estas generalmente no son reciclables. © Kanittha Boon/Shutterstock
Las bombillas son uno de los principales objetos de plástico que se encuentran en el medio marino alrededor del mundo, y estas generalmente no son reciclables. © Kanittha Boon/Shutterstock


Los titulares y las imágenes en las noticias son desalentadores: la muerte de una ballena piloto (i) en una playa tailandesa luego de tragar 80 bolsas plásticas; impactantes fotografías de tortugas atrapadas en anillos de plástico que sirven para mantener unidos los paquetes de latas de soda; una imagen desgarradora de un caballito de mar aferrándose a un bastoncillo de algodón (i) que se viraliza en las redes sociales. Los productos plásticos son arrastrados a diario por la marea en las playas de todo el mundo, desde Indonesia a las costas de África occidental, y los canales y los ríos en las ciudades están cada vez más contaminados con desechos plásticos. 

Sin embargo, el mundo está observando la situación con interés y los países, el sector privado y las comunidades han empezado a actuar, aplicando medidas que incluyen desde prohibiciones e impuestos a numerosos artículos de plástico desechables, inversiones para la recolección de desechos, políticas sobre la reducción de los envases de plástico a operaciones de limpieza de las playas. Estamos tratando de poner fin a la adicción a los productos de plástico, y contribuir a vidas más saludables y un planeta más limpio.

En cifras: la importancia de los manglares en la protección de las zonas costeras

Michael W. Beck's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Ursula Meissner/The Nature Conservancy
© Ursula Meissner/The Nature Conservancy

La temporada de huracanes en el Atlántico norte comienza oficialmente el 1 de junio, y se pronostica que las tormentas serán de nuevo peores que los promedios anteriores. Esto sería malo, ya que 2017 fue el año más costoso en la historia en términos de los daños causados por las tormentas en las zonas costeras. Las comunidades y los países en todo el Caribe y el sureste de Estados Unidos fueron los más afectados. Para reducir estos riesgos, es esencial tener soluciones en materia de resiliencia.

Existe cada vez más evidencia, aunque en gran medida anecdótica, que los manglares y otros hábitats costeros pueden cumplir una función importante en la defensa de los litorales. Sin embargo, ha sido difícil convencer a la mayoría de los Gobiernos y las empresas (p. ej., compañías aseguradoras, hoteles) para que inviertan en estas defensas naturales dada la carencia de evaluaciones rigurosas acerca de estos beneficios.

La brecha de género en la inclusión financiera se mantendrá: tres medidas para reducirla

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Marie Hortense Raharimalala visita un agente bancario en Antananarivo, Madagascar. Utiliza la huella digital biométrica para su identificación. © Nyani Quarmyne/Corporación Financiera Internacional
Marie Hortense Raharimalala usa un sensor de huellas digitales para identificarse durante una visita
a un agente bancario en Antananarivo, Madagascar. © Nyani Quarmyne/Corporación Financiera Internacional.

Abrí mi primera cuenta bancaria en 1987 cuando empecé a estudiar en la London School of Economics. Este paso aparentemente pequeño significó que pude administrar mis propias finanzas, gastar mi propio dinero y tomar mis propias decisiones financieras. Me dio libertad para decidir por mí misma.

En todo el mundo, 980 millones de mujeres aún no tienen esa libertad financiera. Y, de manera preocupante, la situación pareciera que no mejora. Nuestra base de datos Global Findex (i) muestra que, si bien cada vez más mujeres abren cuentas bancarias en el mundo, todavía existe una brecha de género de 7 puntos porcentuales que no ha variado desde 2011.

Acoso sexual: ¿ Dónde nos encontramos en la protección jurídica de las mujeres?

Paula Tavares's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Women abused in her home holding her hand up. Stop sexual harassment against women. Violence and abuse in family relations. © Fure/Shutterstock.com
 © Fure/Shutterstock.com


El movimiento #YoTambién está transformando la manera en que percibimos y que esperamos, se aborde el acoso sexual.

Durante mucho tiempo las mujeres han sufrido este tipo de violencia que tiene consecuencias negativas en su voz y agencia, así como su capacidad de participar plenamente en la economía y la sociedad. Existen numerosas pruebas del costo que representa el acoso sexual para las empresas, ya sea en acuerdos legales, pérdidas de tiempo de trabajo y pérdidas comerciales. Pero el acoso sexual también tiene efectos negativos en las oportunidades económicas de las mujeres (i). Por ejemplo, si no hay recursos disponibles para protegerlas, en lugar de denunciar el problema, las mujeres que enfrentan acoso sexual en su trabajo a menudo dicen (i) que no tienen más salida que renunciar (i). Esto puede significar tener que volver a empezar, y perder aumentos salariales, oportunidades de crecimiento profesional (i) y potencial de generar ingresos. Estudios indican que el acoso sexual afecta negativamente el éxito y la satisfacción profesional de las mujeres. Sin embargo, muchos países aún no ofrecen a las mujeres una protección legal adecuada contra esta forma generalizada de desigualdad de género.

Trabajemos juntos para prevenir la violencia y proteger a las poblaciones más vulnerables de la fragilidad

Franck Bousquet's picture
Esta página en: English | Français | العربية
El Foro sobre Fragilidad 2018 reunió a participantes de 90 países y 400 organizaciones para explorar enfoques de desarrollo, humanitarios y de seguridad que permitan promover la paz y la estabilidad en el mundo. © Banco Mundial
El Foro sobre Fragilidad 2018 reunió a participantes de 90 países y 400 organizaciones para explorar enfoques de desarrollo, humanitarios y de seguridad que permitan promover la paz y la estabilidad en el mundo. © Banco Mundial

La semana pasada Gobiernos y organizaciones se congregaron en el Foro sobre Fragilidad 2018, organizado por el Banco Mundial, y la comunidad internacional dio un importante paso en la lucha contra la fragilidad. Al escuchar a los afectados, pudimos comprender mejor el problema y pensar de manera colectiva qué deberíamos hacer para poner fin a las situaciones de fragilidad.
 
Hubo consenso en que se trata de una responsabilidad de todos actuar de forma urgente sobre la base de un mejor entendimiento del problema y de lo que significa para las comunidades vulnerables. Todos hemos sido testigos del sufrimiento de los afectados. En lugares como Siria, Myanmar, Yemen y Sudán del Sur, muchas personas están perdiendo sus vidas, dignidad y medios de subsistencia. Se espera que más de la mitad de los pobres del mundo viva en entornos frágiles para 2030; no podemos poner fin a la pobreza a menos que promovamos la estabilidad, la prosperidad y la paz en estos sitios devastados por conflictos y crisis.

APP para aumentar la resiliencia de la infraestructura: qué nos enseña Japón

Sanae Sasamori's picture
También disponible en: English | 日本語 
Foto: MediaFOTO/PIXTA

En marzo de 2011, el gran terremoto de Japón oriental desencadenó un tsunami que causó la muerte o desaparición de unas 20 000 personas. La ciudad de Sendai, capital de la prefectura de Miyagi y un centro económico regional, se vio muy afectada por el desastre. Alrededor de 500 000 residentes perdieron el suministro de agua, y la principal planta de tratamiento de aguas residuales quedó completamente sumergida. Además, el tsunami dañó 325 kilómetros de infraestructura ferroviaria en la costa e inundó unos 100 kilómetros de la carretera nacional en la región de Tohoku, imposibilitando el transporte por tierra de ayuda a las ciudades afectadas.

Cuatro años más tarde, mientras todavía estaban en marcha los esfuerzos de recuperación, un consorcio privado firmó una concesión de 30 años para administrar el aeropuerto de Sendai, convirtiéndose en el primer aeropuerto estatal de Japón manejado por el sector privado. Esto fue recibido con sorpresa por los encargados de formular políticas y los profesionales que trabajan en el ámbito de las alianzas público-privadas (APP), preguntándose: ¿cómo fue posible que un operador privado decidiera invertir a largo plazo en una región tan propensa a desastres?
En el mundo, los impactos de los desastres naturales extremos y el cambio climático se han vuelto cada vez más visibles en las últimas décadas.

Colombia: las carreteras más transitadas

Philippe Neves's picture
También disponible en: English

A principios de la década de 1990, la infraestructura vial de Colombia era un laberinto de caminos mal mantenidos y malas carreteras. Una geografía difícil —la jungla de la costa del Pacífico y los Andes que se bifurcan en tres cadenas— impedía mejorar las condiciones de los caminos y conectar a las comunidades aisladas. Los conflictos, la corrupción y las prioridades políticas a corto plazo se sumaban a los problemas del sistema vial colombiano. Y las dificultades con los contratos de concesión influían en la misma medida, ya que existían incentivos equivocados, se creaban oportunidades para renegociar los contratos ya firmados y se asignaba un riesgo de demanda desproporcionado al Gobierno de Colombia.

En un país tan grande como los territorios de Francia y España juntos, las zonas altamente montañosas hacían que la mayoría de las carreteras tuvieran muchas curvas y algunas se redujeran a un solo carril. Otro problema era el diseño de las rutas y la calidad de los materiales de construcción y del mantenimiento, causando que numerosas carreteras fueran inseguras y vulnerables a las fuertes lluvias anuales. Algunos informes sostenían que la mala calidad de las carreteras y caminos de Colombia encarecía el transporte de artículos desde un puerto colombiano a una ciudad del interior, y que por el contrario resultaba más barato enviar un contenedor a Asia.

Pages