Syndicate content

criptomonedas

¿La tecnología de cadena de bloques puede ayudar a poner fin a la desigualdad de género?

Alicia Hammond's picture
También disponible en: English | Français  | العربية 
 


La tecnología de cadena de bloques (blockchain) genera mucha atención, debido en gran medida al apogeo (y el descenso y el ascenso...) de las monedas digitales que tienen una gran repercusión mediática. Más allá de esta amplia visibilidad, los expertos en desarrollo y los innovadores analizan si la tecnología detrás de las criptomonedas se puede aprovechar para promover la igualdad de género.
 
La cadena de bloques es una tecnología de registros compartidos (i) que facilita las transacciones entre iguales sin usar un intermediario. (La tecnología es notoriamente difícil de seguir, pero este breve video (i) y esta charla (i) pueden ser muy útiles, si tiene un poco de tiempo para verlos). En pocas palabras, el sistema se mantiene gracias a la colaboración, los códigos y, a veces, la competencia. Para explicar el concepto, muchos expertos usan como ejemplo la aplicación Google Docs, (i) en la cual numerosos usuarios acceden al mismo documento simultáneamente y todos pueden ver los cambios que hacen los otros. Esta característica podría servir para validar registros y procesar transacciones financieras en ausencia de instituciones sólidas.

¿Pueden las criptomonedas y la tecnología de cadena de bloques ayudar a combatir la corrupción?

Enrique Aldaz-Carroll's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Pixbaby/Creative Commons
© Pixbaby/Creative Commons

La cadena de bloques (blockchain) y las criptomonedas similares a Bitcoin podrían transformar la manera en que efectuamos pagos y hacemos negocios. También son tecnologías muy prometedoras como método para combatir la corrupción.

Los avances tecnológicos han permitido acrecentar extraordinariamente la rendición de cuentas y la transparencia en las finanzas públicas para reducir la corrupción. Por ejemplo, si un Gobierno decide construir un camino, ahora puede determinar cómo se gasta cada dólar, identificar a todos los usuarios de los fondos y asegurarse de que únicamente quienes están autorizados a gastar dinero lo hagan para los fines previstos originalmente y dentro del plazo permitido. Las investigaciones sobre fraude y corrupción que ahora demoran un promedio de 15 meses (i) podrían realizarse simplemente pulsando un botón y a una fracción del costo. Lo que es más importante, este tipo de seguimiento financiero desalentaría los sobornos en el sector público, que oscilan entre los USD 1,5 billones y USD 2 billones anuales, es decir, aproximadamente el 2 % del PIB mundial. (PDF, en inglés) Ello, a su vez, intensificaría el impacto en el desarrollo. Todo lo que se necesitaría sería adoptar una criptomoneda y usar software de cadena de bloques.

Deje su comentario y únase a la conversación