Participe en los eventos de las Reuniones de Primavera del 17 al 21 de abril. ¡Únase a la conversación! Calendario de eventos


Syndicate content

Desarrollo sustentable

Impulsar la energía limpia en un clima que cambia rápidamente

Abhishek Bhaskar's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Climate Investment Funds (CIF)
© Climate Investment Funds (CIF)

Cuando se trata del cambio climático, tenemos la oportunidad de escoger entre un titular terrible o uno más esperanzador, por diversas razones que suelen generar un amplio debate. Independientemente de cuál escojamos, la urgencia y la motivación para actuar nunca han sido tan claras.

Primero, el titular “se avecina el invierno”.

Los desafíos que enfrentamos debido al cambio climático jamás han sido tan inmediatos y reales. Según un nuevo pronóstico publicado por científicos del Servicio Meteorológico del Reino Unido, “es probable que la temperatura media anual en el mundo aumente 1 °C y llegue a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales durante los próximos cinco años (2018-2022). Existe también una pequeña probabilidad (alrededor del 10 %) de que el calentamiento global sea de 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales (1850-1900) al menos un año en dicho periodo, aunque no se prevé que esto ocurra el presente año. Es la primera vez que se mencionan valores tan altos en estas proyecciones”.

Edificios ecológicos ofrecen impacto duradero en el desarrollo

Stephanie Miller's picture
Este blog también se puede leer en : English

Un ouvrir du bâtiment termine l'installation de vitres sur un immeuble. Trinn Suwannapha / Banque mondiale

¿Qué genera el 70% de los gases de efecto invernadero emitidos por ciudades como Nueva York, Beijing, o Nueva Delhi? No hace mucho tiempo, hubiera respondido “los automóviles”. Pero los verdaderos culpables son los edificios: nuestros hogares, oficinas, escuelas y hospitales. Muchos de ellos usan electricidad, agua y combustibles de manera muy ineficiente debido a cómo fueron diseñados originalmente. De hecho, alrededor del 40% de la electricidad en el mundo se utiliza para refrigeración, iluminación y ventilación de los edificios, a pesar de que existe tecnología mucho más eficiente.