Syndicate content

Education

¿Los buenos directores de escuela nacen o se hacen?

David Evans's picture
Esta página en: English | Portuguese | العربية 

Los buenos directores de escuela pueden ser un factor determinante

“En general, se piensa que los buenos directores son la clave del éxito de las escuelas”. Es lo que sostienen Branch, Hanushek y Rivkin en su estudio sobre la incidencia de los directores de escuela en el aprendizaje de los alumnos. (PDF, en inglés) ¿Pero cómo puede medirse esta relación? Utilizando una base de datos de Texas (Estados Unidos), los autores aplicaron el enfoque del valor agregado (i) que normalmente se utiliza para medir el desempeño de los docentes. Controlaron las variables de información básica sobre los estudiantes (como el género, la etnia y un indicador de pobreza), así como los puntajes obtenidos en los exámenes del año anterior. A continuación se preguntaron: ¿qué sucede con el aprendizaje de los estudiantes cuando una escuela cambia de director? Así, concluyeron que cuando la calidad de los directores aumentaba 1 desviación estándar, el aprendizaje de los alumnos mejoraba 0,11 desviaciones estándar. Incluso después de algunos ajustes adicionales, sus estimaciones más conservadoras muestran que “el aumento de 1 desviación estándar en la calidad de los directores se traduce en alrededor de 0,05 desviaciones estándar en beneficios de aprendizaje promedio para los alumnos, lo que equivale aproximadamente a dos meses de aprendizaje adicional”.
Otro aspecto importante: mientras que la mejora de la eficacia de los docentes incide en el desempeño promedio de todos sus alumnos, la mejora de la eficacia de un director afecta el desempeño promedio de toda la escuela. Por lo tanto, los beneficios potenciales son elevados.

#KidsEndPoverty: ¿Qué puedes hacer para ayudar?

Korina Lopez's picture

Imagina a una niña llamada Maya. Ella vive en un país pobre donde sus padres trabajan todo el día, y no puede ir a la escuela porque tiene que cuidar a su hermano, que es un bebé. Aunque sus padres trabajan muy duro, apenas consiguen lo suficiente para alimentar a la familia, mucho menos les alcanza para conseguir los útiles escolares que Maya necesita. Ella y su familia viven en el campo y no hay caminos para que los buses la lleven a la escuela, aun si hubiera alguien que cuidara a su hermano mientras sus padres trabajan.

La educación significa aprender a leer, escribir, sumar y restar. Los niños necesitan aprender todas estas cosas para encontrar trabajo cuando crezcan. La falta de educación significa tener muy poco acceso a los empleos. ¿Es justo que Maya solo por ser pobre no pueda ir a la escuela como tú?

Los economistas y sus números favorito a pedido

Pabsy Pabalan's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Esto es para alguien que nunca no se ha sentido frustrado con los números, incluyéndome a mí.
 
Poco antes de entrar a la universidad, mis padres me preguntaron qué quería estudiar. Les respondí vagamente que “cualquier carrera que no tuviera matemáticas”. Incluso durante mis estudios de posgrado, opté a propósito por un área en la que el plan de estudios tuviera menos de esa materia. La ironía es que ahora trabajo en el Grupo del Banco Mundial, donde el “idioma” principal son los números. Pero hay buenas noticias, no solo para los principiantes como yo, sino para todos: las cifras pueden ser fascinantes, reveladoras e incluso entretenidas.
 
“Mi número favorito” es una serie en YouTube que muestra  cómo los dígitos pueden ser un aporte único al desarrollo mundial y a la humanidad. Los economistas del Grupo del Banco Mundial comparten sus experiencias acerca de sus números favoritos, reafirmando con su genialidad (y humor) que estos son cruciales en la vida cotidiana. Los videos exponen que los economistas no tienen que ver solo con números. Ellos añaden entusiasmo y perspectivas personales a los temas que son relevantes para el mundo. 
 
Los dos primeros capítulos fueron videos de Rachel Kyte, vicepresidenta y enviada especial para el Cambio Climático, y Kaushik Basu, primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial [Blogs relacionados].

Nos alegra presentar el más reciente capítulo de la serie, en el cual aparece el economista jefe para la región de Asia oriental y el Pacífico del Banco Mundial, Bert Hofman. Su número favorito es el 7, el objetivo indicativo de crecimiento del duodécimo Plan Quinquenal de China.  Una meta como esta permitiría un crecimiento más equilibrado y sostenible, lo cual es positivo tanto para China como para el mundo.