Syndicate content

exclusión

Un movimiento mundial contra la corrupción ¡está ocurriendo ahora!

Leonard McCarthy's picture
Esta página en: Français | العربية

También disponible en: English

Si se presta atención a los titulares de las últimas semanas, no se puede ignorar que los esfuerzos por combatir la corrupción están teniendo buenos resultados. Hace una década, el éxito era un privilegio de las sociedades que —en virtud de los logros democráticos— podían reclamar el derecho de pedir que los funcionarios públicos rindieran cuentas de sus actos. Hoy en día, no es fácil salirse con la suya cuando se cometen actos de corrupción. Ni siquiera cuando el autor es una gran multinacional, un alto funcionario gubernamental o una institución con millones de seguidores en todo el mundo.

Dentro de nuestra red —la Alianza Mundial de Enemigos de la Corrupción creada por el Banco Mundial— (i) nos sentimos optimistas respecto de todo lo que está sucediendo para apoyar nuestra misión, que es garantizar que cada dólar destinado al desarrollo se gaste con integridad. Cuando vamos al trabajo cada día, la prioridad es cómo prevenimos que sucedan cosas indebidas. Para lograr esto, en el Grupo Banco Mundial estamos actualizando continuamente nuestras técnicas de investigación, (i) nuestro asesoramiento en materia de prevención; (i) estamos haciendo seguimiento a los estándares de cumplimiento (PDF, en inglés) de las entidades inhabilitadas, (i) y colaborando con asociados, como los bancos multilaterales de desarrollo, (i) los organismos nacionales encargados de hacer cumplir la ley y las organizaciones de la sociedad civil (OSC) (i) para fortalecer este nuevo movimiento mundial contra la corrupción. Es fundamental que este impulso continúe para apoyar el cambio a una escala mundial.

Sin duda, enfrentamos algunos desafíos en el camino, unos más complejos que otros, pero ninguno que no se pueda superar. En el ejercicio del año pasado, (i) el Grupo Banco Mundial evitó que se otorgaran aproximadamente US$138 millones, en 20 contratos, a empresas (PDF, en inglés) que habían intentado incurrir en conductas indebidas. Este es un avance que no se podría haber logrado sin años de experiencia en investigación, (i) invertidos en la recopilación de pruebas y patrones de conductas indebidas, y en el proceso de documentación de las enseñanzas aprendidas.

Hoy en día, estamos en condiciones de apoyar a los equipos de proyectos para que hagan intervenciones más inteligentes basadas en el riesgo. Ya sea en el diseño, la supervisión y/o la evaluación de un proyecto, nuestro equipo heterogéneo de investigadores y especialistas forenses o en prevención ofrece una interpretación sólida de las señales de alarma, las conductas inusuales o extrañas de los contratistas, además de una respuesta eficaz a las denuncias de conductas indebidas que puedan afectar a los proyectos financiados por el Banco Mundial.

Género y comercio

Otaviano Canuto's picture

Mujeres en África © El Banco MundialLa desigualdad de género  y la discriminación pueden afectar muchas áreas de la vida, desde el acceso de las mujeres a los servicios básicos de salud hasta sus perspectivas de educación y de ingresos futuros.

En consecuencia, con el fin de superar estas diferencias, los profesionales que se dedican al tema del desarrollo han comenzado a recopilar datos desglosados por sexo y a abordar elementos de género en el diseño e implementación de programas de ayuda.

Mediante “proyectos que incorporan el tema de género", las instituciones de desarrollo, como el Banco Mundial, pueden superar mejor la discriminación, evitar el agravamiento de las desigualdades existentes y potenciar el capital humano para el futuro.