Syndicate content

LinkedIn

Lo que aprendí de Bill Gates

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文



Tengo el gran privilegio en mi trabajo como presidente del Grupo del Banco Mundial de hablar con algunos de los líderes políticos y empresariales más creativos del mundo. Uno de los temas constantes en todas estas conversaciones es el reconocimiento de que debemos acelerar la innovación para terminar con la pobreza extrema y que el crecimiento económico beneficie a todos los sectores de la sociedad. Lo que nos falta es un consenso claro sobre las mejores maneras de alentar y llevar a la práctica las nuevas ideas.

Fracasos en mi carrera: Me puse una meta, fracasé, me sigo fijando metas

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文



Esta publicación es parte de LinkedIn Influencers, una serie en que diversas personalidades comparten cómo transformaron los reveses en éxitos. Leer todas las historias aquí. (i)

Creo firmemente en el establecimiento de metas muy ambiciosas con el fin de impulsar a las comunidades y los países a adoptar medidas sobre cuestiones importantes. En 2003, cuando estaba en la Organización Mundial de la Salud (OMS), (i) adoptamos una meta denominada “3x5”, mediante la cual nos comprometimos a tratar a 3 millones de personas contagiadas con VIH/sida en el mundo en desarrollo a más tardar en 2005. (i)

Otro impacto duradero de los teléfonos inteligentes

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: Français | English | العربية | 中文



Durante mucho tiempo, los ricos han sabido en cierta medida cómo viven los pobres en todo el mundo. La novedad en el mundo actual es que el secreto mejor guardado para los pobres, esto es, cómo viven los ricos, ha sido revelado. A través de la televisión rural, internet y los aparatos portátiles, que ahora están al alcance de un número cada vez mayor de personas pobres, los estilos de vida de los ricos y de la clase media se transmiten a diario y en colores a sus hogares.

¿Qué puedes hacer para poner fin a la pobreza? ¡Actúa!

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français


Las personas me preguntan a menudo de qué manera pueden ser parte de un movimiento social destinado a poner fin a la pobreza extrema. No hace mucho, participé en un curso en línea masivo y abierto (MOOC, por sus siglas en inglés) llamado “Cómo cambiar el mundo”, (i) que es organizado por Wesleyan University.

El presidente de Wesleyan, Michael Roth, me pidió que aconsejara a los estudiantes que querían ser partícipes de un movimiento de este tipo. Mi respuesta fue que vamos a necesitar la colaboración de todos: médicos, escritores, ingenieros, abogados, trabajadores sociales y personas visionarias en los Gobiernos y en el sector privado.

Entonces, ¿qué se necesita para formar un movimiento social exitoso que persiga acabar con la pobreza? ¿Qué rol quieres cumplir? Mira este video, no te tardarás más de un minuto. Espero que realmente te inspire a participar y actuar. Por favor, compártelo con tus amigos y dime tus opiniones.
 

Cómo estamos enfrentando la pobreza extrema

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | العربية | Français



La próxima semana realizaremos nuestras Reuniones de Primavera en la ciudad de Washington, a las que asistirán unos pocos miles de líderes en el campo del desarrollo de todo el mundo. Como una manera de prepararnos para estas reuniones, esta semana hablé sobre los asuntos fundamentales del desarrollo mundial y los significativos cambios que estamos realizando en el Grupo del Banco Mundial para abordar estos grandes desafíos.

Tres puntos ciegos de la igualdad de género: Empleo, educación y violencia

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: Français | English | العربية

Woman in Nepal

En esta celebración del Día Internacional de la Mujer, las mujeres y las niñas están en una mejor situación que apenas hace unos decenios. La misma cantidad de niños y niñas asiste a la escuela en muchos países. Las mujeres viven más y son más sanas que antes.

Pero incluso con el progreso constante que hemos observado en las últimas décadas, uno de nuestros mayores desafíos de hoy es evitar caer en la autocomplacencia. No podemos quedarnos tranquilos; todavía no.

El mejor consejo: Hacer un intento

Jim Yong Kim's picture

Uno de los mejores consejos que he recibido parece bastante simple: hacer un intento.

El Dr. Ted Alyea, residente superior en el Hospital Brigham y de Mujeres (i) en Boston, me dio esta sugerencia en 1991 cuando yo era un interno, el más joven de los médicos en ese recinto.

Estábamos parados fuera de la habitación de un enfermo en la Unidad de Cuidados Intensivos. Nuestro equipo estaba discutiendo el plan para tratar a un paciente muy grave cuando Ted me dijo: “Dinos lo que piensas que deberíamos hacer. Haz un intento”.

Durante las rondas con los pacientes, los internos se turnan fuera de la sala de un hospital presentando los antecedentes del enfermo; recitando lo que se sabe sobre la persona y la enfermedad o la condición que padece, incluyendo el recuento cuidadoso de los síntomas, los datos del laboratorio, el diagnóstico y el tratamiento actual. Luego, el interno y el residente senior ingresan en la sala para examinar al paciente y después el equipo decide un plan para el tratamiento.

¿Quiere crear un movimiento? Puede aprender de los activistas del sida

Jim Yong Kim's picture

Creación de movimientos sociales. A menudo escucho acerca de la necesidad de impulsar movimientos en la sociedad para enfrentar una serie de arraigados desafíos mundiales como poner fin a la pobreza extrema, (i) promover una mayor igualdad de los ingresos y combatir el cambio climático. (i)

La historia está llena de cruzadas sociales exitosas y fallidas. Quienes buscan crear movimientos hoy en día deben examinar de cerca las enseñanzas de uno actualmente en curso que conozco bien: la lucha contra el sida.

La primera lección del movimiento contra este mal es creer solo en la posibilidad —pero no la inevitabilidad— del éxito. Los opositores lucharán y parecerán inamovibles. Muchos de nosotros que vivimos los primeros tiempos de la lucha contra el sida, (i) sabemos que estábamos lejos de tener la certeza de que alguna vez alcanzaríamos nuestras metas.

Estancada por largo tiempo, la economía mundial se pone en marcha de nuevo

Jim Yong Kim's picture


La economía mundial está saliendo finalmente de la crisis financiera. A nivel mundial, el crecimiento estimado fue de 2,4 % en 2013, y se espera que aumente a 3,2 % este año. Esto se debe en gran parte a un mejor desempeño de los países de ingreso alto. Se pronostica que las economías avanzadas registren un crecimiento récord de 1,3 % en el año que acaba de terminar, y que luego aumente a 2,2 % en 2014. Mientras tanto, es probable que los países en desarrollo crezcan 5,3 % este año, lo que representa un incremento del crecimiento estimado de 4,8 % en 2013.

La economía mundial puede ser vista como un avión bimotor que voló por cerca de seis años con un solo motor: el mundo en desarrollo. Finalmente, el otro motor –los países de ingreso alto– que estaba detenido se puso en marcha. Este cambio, que se detalla en el informe Perspectivas económicas mundiales 2014  del Banco Mundial, dado a conocer el martes pasado, significa que las naciones en desarrollo ya no son el impulsor principal de la economía mundial. Si bien es posible que hayan terminado los días de auge de mediados de la década de 2000, el crecimiento en el mundo emergente se mantiene muy por encima de los promedios históricos.
 
Los países de ingreso alto siguen enfrentando importantes desafíos, pero el panorama ha mejorado. Varias economías avanzadas aún tienen grandes déficits, pero algunas de ellas han adoptado estrategias a largo plazo para poder controlarlos sin impedir el crecimiento.

También hay un optimismo cauteloso en torno a la zona del euro, donde el crecimiento se recuperó a mediados de 2013, y probablemente se expanda un 1,1 % en 2014 tras dos años de recesión. Teniendo en cuenta las dificultades de Europa en los últimos seis años, incluso un crecimiento modesto transmite un mensaje de esperanza. En Estados Unidos, a pesar de un informe decepcionante sobre el empleo en diciembre, la gran mayoría de los datos económicos parecen sólidos, y esperamos que el crecimiento aumente de 1,8 % en 2013 a 2,8 % este año.