Syndicate content

PPPs

¿Una nueva función para los bancos de desarrollo?

Ceyla Pazarbasioglu's picture
Foto: Maria Fleischmann/Banco Mundial

A comienzos de este mes, en una reunión organizada por el Banco Mundial y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), entidades financieras de desarrollo de todo el mundo hicieron un balance de cuál es su situación actual y en qué áreas creen que sus esfuerzos tienen mayor impacto.

Ahora que el mundo procura encontrar fondos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los bancos de desarrollo pueden desempeñar una función decisiva en la reducción de esa brecha. De hecho, pueden ayudar a convocar al sector privado y ser pilares de alianzas entre los sectores público y privado, en particular en el financiamiento de infraestructura.

Sin embargo, el uso indebido de los bancos de desarrollo puede causar peligros fiscales y distorsiones en el mercado crediticio. Para prevenir estos riesgos potenciales, los bancos de desarrollo necesitan un mandato bien definido, no estar sujetos a influencias políticas, enfocarse en abordar fallas del mercado importantes, concentrarse en áreas donde el sector privado no está presente, monitorear y evaluar las intervenciones y ajustarse tanto como sea necesario para garantizar el impacto y, por último, ser transparentes y rendir cuentas.

En la reunión, se debatieron principalmente dos temas: cómo aprovechar el capital privado y cómo crear nuevos mercados. Para apoyar el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas (pymes), los bancos de desarrollo usan garantías parciales de crédito al tiempo que facilitan que los prestamistas privados puedan crear mecanismos de crédito, proporcionar financiamiento y recaudar los préstamos otorgados. En los mercados con poca competencia, los bancos de desarrollo apoyan la creación de un ecosistema de prestamistas especializados en microempresas y pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) al cual proporcionan una fuente de financiamiento estable.

¿Cómo divulgar de manera más proactiva la información de los proyectos de alianzas público-privadas? Necesitamos sus comentarios

Robert Hunja's picture
Esta página en: العربية | Français


Durante demasiado tiempo, ha habido una escasez de literatura y directrices sobre las políticas y prácticas relacionadas con las alianzas público-privadas (APP), y una amplia carencia en términos de la comprensión de los mecanismos de divulgación entre los profesionales de los Gobiernos y el sector privado. El recién dado a conocer Marco para la divulgación de proyectos de alianzas público-privadas, (PDF, en inglés) una estructura sistemática para difundir de manera proactiva la información, responde a este déficit. Dos documentos adicionales, Estudios jurisdiccionales  (PDF, en inglés) y Casos de buenas prácticas, (PDF, en inglés) proporcionan el contexto y los recursos pertinentes, que complementan los objetivos del marco.

Últimos datos muestran el crecimiento y los desafíos de la participación privada en proyectos de infraestructura

Clive Harris's picture

 

Participación privada en proyectos de infraestructura
Participación privada en proyectos de infraestructura.


Los compromisos de inversión en proyectos de infraestructura con participación privada bajaron un 24 % en 2013 con respecto al año anterior. Debería ser una buena noticia que la información del primer semestre de 2014 –publicada recientemente en la base de datos sobre participación privada en infraestructura (PPI, por sus siglas en inglés) (i) del Grupo Banco Mundial, que cubre los sectores de energía, agua y saneamiento, y transporte– muestre un aumento de un 23 % en comparación con el primer semestre de 2013, con inversiones por un monto total de US$51 200 millones.

Sin embargo, una mirada de cerca (i) revela que este crecimiento se debe en gran medida a los compromisos en América Latina y el Caribe, y más concretamente en Brasil. De hecho, sin incluir a este país, el total de la inversión privada en infraestructura disminuye a US$21 900 millones, o sea, un 32 % más bajo que en el primer semestre de 2013. Durante el primer semestre de 2014, Brasil dominó el panorama de las inversiones con un monto de US$29 200 millones, equivalente al 57 % del total mundial.

Deje su comentario y únase a la conversación