Syndicate content

Sudáfrica

Aprender rápido de los fracasos

Jim Yong Kim's picture

Disponible en English, Français, 中文

Jim Yong KimEl filósofo John Dewey escribió alguna vez que “la persona que realmente piensa aprende tanto de sus fracasos como de sus éxitos”.

Como presidente del Grupo del Banco Mundial, en el que trabajamos todos los días por un “mundo libre de pobreza”, debo enfrentar el problema de cómo convertir los reveses en enseñanzas. Cada madre o niño que muere debido a una enfermedad que se puede prevenir, cada país que no puede alimentar a sus habitantes, nos recuerda que cuando fallamos, a menudo trágicamente, no aprendemos de esta situación tanto como deberíamos.

En la última década, muchos líderes internacionales han hecho gran hincapié en la medición de los resultados y el aprendizaje a partir de los éxitos y fracasos. En el Banco, el desafío consiste ahora en desarrollar herramientas que aceleren nuestra capacidad de aprender de los errores y aciertos. Estoy convencido de que los avances revolucionarios en las comunicaciones y el procesamiento de la información, cuando se vinculan a un tratamiento acertado de los fracasos, pueden ayudar a transformar nuestra búsqueda de capacidad para lograr resultados de desarrollo, incluso en los países más pobres.

Un gran día en Sudáfrica para un fanático del desarrollo

Jim Yong Kim's picture
Video Platform Video Management Video Solutions Video Player

PRETORIA – Debo admitirlo. Soy un poco un fanático del desarrollo. Durante la mayor parte de mi vida adulta he estado leyendo gruesos tomos de libros que describen el éxito o fracaso de proyectos. Converso con amigos cuando nos juntamos a cenar sobre las teorías del desarrollo. Y no puedo dejar de pensar en la pregunta sobre este tema que considero es la más importante de todas: ¿Cómo podemos cumplir más eficazmente nuestras promesas a los pobres?

Podrán imaginar entonces mi entusiasmo ante la posibilidad de pasar un día completo en reuniones con los principales expertos de Sudáfrica en materia de desarrollo: sus ministros de finanzas, desarrollo económico, salud, educación básica, asuntos hídricos y ambientales, y desarrollo rural y reforma agraria. Y además con el presidente Jacob Zuma.

Decidí visitar Sudáfrica durante mi primer viaje al extranjero como Presidente del Grupo del Banco Mundial debido a la gran importancia de este país para la región, el continente y el mundo. Es el motor económico de África, y su historia de reconciliación después del apartheid es uno de los logros históricos de nuestro tiempo.