Syndicate content

violencia

Poner fin a la pobreza significa cerrar las brechas que existen entre las mujeres y los hombres

Sri Mulyani Indrawati's picture
Una mujer cocina para su familia en un pueblo del Níger. Foto © Stephan Gladieu / Banco Mundial


Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en extrema pobreza ha bajado a menos del 10 %. El mundo nunca ha tenido metas tan ambiciosas en materia de desarrollo como sucede hoy. Luego de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la firma del Acuerdo de París sobre Cambio Climático a fines de 2015, la comunidad mundial está ahora evaluando las mejores y más eficaces vías de alcanzar estos hitos. En esta serie de cinco partes, me referiré a lo que el Grupo Banco Mundial está haciendo y lo que estamos planeando realizar en áreas clave que son cruciales para poner fin a la pobreza a más tardar en 2030: buen gobierno, igualdad de género, conflicto y fragilidad, creación de empleos y, por último, prevención y adaptación al cambio climático.

En 2016, el mundo es un lugar mejor para las mujeres y las niñas que hace una década. Pero no para todas, y definitivamente no en todos los lugares: esto es especialmente cierto en los países más frágiles y más pobres (i) del mundo.

La otra crisis de refugiados

Alys Willman's picture
Esta página en: Français
Tambiém diponible en: English
 
Foto de la portada del informe "Niños en fuga" del ACNUR.
© Foto de la portada del informe "Niños en fuga" del ACNUR.

No solo la guerra provoca el exilio de las personas.

Uno de mis amigos creció en Honduras. Cuando llegó a ser un adolescente, inevitablemente atrajo la atención de las pandillas callejeras locales. Él las evitó yéndose directamente a su casa desde la escuela cada día, y quedándose adentro de su hogar con su abuela hasta la siguiente mañana para ir de nuevo a la escuela.

Su madre se había ido a Estados Unidos para trabajar como niñera cuando él tenía 3 años de edad, pero hablaban por Skype todos los días. Ella trataba de decidir si lo mandaba a buscar, como muchas de sus amigas lo habían hecho. Pero estas de todos modos habían perdido a sus hijos, ya sea en manos de las mismas pandillas que trataron de reclutarlos en Honduras, o habían sido encarcelados.

Cinco cosas que aprendimos sobre el extremismo violento

Alys Willman's picture
Esta página en: Français

También disponible en: English

 www.weforum.org
Crédito: www.weforum.org

La amenaza del extremismo violento (PDF, en inglés) fue una idea común en muchos de los debates durante el Foro sobre Fragilidad (i) que se realizó este mes. Los entornos frágiles no son los únicos que sufren una carga desproporcionada de ataques y son explotados por los grupos extremistas. Por lo tanto, si vamos a prevenir nuevos actos violentos, nuestros esfuerzos se tienen que centrar en las áreas de la fragilidad, el conflicto y la violencia.

El vicesecretario general de las Naciones Unidas, Jan Eliasson, señaló en su discurso inicial (i) que: “Debemos aprender a controlar mejor las llamas antes de que ellas representen una amenaza a la existencia. Tenemos que realizar más trabajo de prevención y después del fin de los conflictos”.

¿Qué es un Estado frágil?

Anne-Lise Klausen's picture
Esta página en: العربية | Français
 
ما هي الدولة الهشة؟

 

De manera similar a la ocurrencia de Tolstoy en el sentido de que cada “familia infeliz es infeliz a su manera”, un Estado frágil es frágil a su propio modo (vea este informe, (i) de Michael Woolcock del Banco Mundial, para obtener más información). Por lo tanto, a menudo es poco útil reducir la definición de “fragilidad” a listas o indicadores estáticos y estandarizados; al hacerlo, no vemos las complejidades y los matices de la fragilidad en algunas situaciones, y se nos escapan por completo otras situaciones frágiles.

Pensar en la igualdad: Reuniones Anuales del Banco se centran en cuestiones de género y empleo

Julia Ross's picture

Las Reuniones Anuales 2011 del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional comienzan esta semana con una serie de debates, transmisiones por Internet y seminarios planificados en torno a dos cuestiones críticas para el crecimiento económico sostenible: el género y el empleo.

Hay mucho de qué hablar en un mundo donde la mayoría de los trabajadores no remunerados, solo el 15% de los propietarios de tierras y uno de cada cinco legisladores son mujeres.