Syndicate content

virus

Ébola: Hasta el momento se han conseguido US$1000 millones para un plan de recuperación en Guinea, Liberia y Sierra Leona

Donna Barne's picture
Esta página en: English | Français | العربية



Ante un brote de ébola (i) que cede pero aún no desaparece, los tres países más afectados ahora deben encontrar formas de reconstruir sus economías y reforzar sus sistemas de salud para intentar prevenir otra crisis de este tipo en el futuro.

Países afectados por el ébola piden ayuda a naciones congregadas en Reuniones Anuales

Donna Barne's picture
Repetición del evento: Perspectiva de los países sobre el impacto de la crisis de ébola


Los presidentes de los tres países más afectados de África occidental emitieron una petición de ayuda para luchar contra el ébola en una reunión de alto nivel sobre la crisis, realizada el jueves en vísperas de las Reuniones Anuales del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Nuestra gente está muriendo”, dijo Ernest Bai Koroma, presidente de Sierra Leona, al participar en el encuentro desde su país a través de una videoconferencia. Señaló que el ébola ha afectado casi todos los aspectos de la vida y sectores de la economía. Y agregó que desde que el virus apareció por primera vez en abril, ha infectado a más de 2500 personas, dejando 530 sobrevivientes.

Cómo detener el ébola y los próximos brotes del virus

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية | Français | English | 中文

Por tercera vez en sus 66 años de historia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado una emergencia de salud pública a nivel global. Esta vez se trata del brote del virus del Ébola en tres países de África occidental: Guinea, Liberia y Sierra Leona. Después de la terrible experiencia de los últimos meses, los Gobiernos y las comunidades de estas tres naciones están buscando desesperadamente señales de que la enfermedad se puede detener.

Como médicos, que comprendemos bien tanto la situación del continente africano como el control de las enfermedades infecciosas, estamos seguros de que el plan de respuesta al ébola, que llevan adelante los países y la OMS, puede contener este brote y acabar con él en cuestión de meses. Tengamos presente también que no se trata solo de un problema de África, sino también de una cuestión humanitaria que casualmente ocurre en una pequeña parte de ese continente.