Syndicate content

Agriculture and Rural Development

Desarrollar paisajes forestales con capacidad de adaptación al cambio climático

Paula Caballero's picture
Esta página en: English | Français
Andrea Borgarello for World Bank/TerrAfrica

Esta semana y la próxima semana tendrá lugar en París un “partido de alto riesgo” entre la ciencia y la voluntad política.
 
La parte que corresponde a la ciencia es muy clara: se ha establecido que 2015 es el año más cálido que se haya registrado, llegando la temperatura a estar un grado por encima de los promedios preindustriales. El cambio climático ya afecta a los países. A esto se añade el fenómeno de El Niño, que causa estragos en muchas partes del mundo. Y el calor va a aumentar.
 
El análisis político es más complicado. Por un lado, si los planes nacionales -las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional (INDC, por sus siglas en inglés)-, elaborados por los países para luchar contra el cambio climático se implementaran, incluyendo las acciones condicionadas por el financiamiento disponible, esto pondría probablemente al planeta en una trayectoria de unos 2,7 °C, que sería catastrófica para los sistemas económicos, sociales y naturales de los que dependemos. Es evidente que aún queda mucho por hacer. Por otra parte, es una señal de avances que es bienvenida. El hecho de que casi todos los países del mundo (Carbon Brief contabiliza 184 compromisos climáticos hasta la fecha) (i) hayan presentado sus INDC es un logro notable que muchos habrían considerado imposible hace apenas unos años. De modo que hay progresos, pero no son suficientemente rápidos.
 
París debe ser visto como un hito importante en un arduo viaje: una plataforma para generar una espiral siempre ascendente de metas en muchos campos de medidas relativas al clima.
 
Un área que promete innumerables beneficios para las personas y el planeta es el cambio en el uso del suelo, la agricultura y la silvicultura. En conjunto, estos sectores representan un 24 % de las emisiones mundiales, pero contribuyen con un porcentaje mucho mayor de emisiones en muchos países en desarrollo. Un análisis preliminar de las INDC muestra un fuerte compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la deforestación, la degradación forestal, el cambio del uso del suelo y la agricultura. Y hay pruebas de un mayor deseo de medidas de recuperación del paisaje en muchos de esos países.

El diálogo mundial fortalece las relaciones del Banco Mundial con los pueblos indígenas

Ede Ijjasz-Vasquez's picture
Esta página en: English
Apoyar el desarrollo sostenible de los pueblos indígenas es fundamental para alcanzar los dos objetivos del Banco Mundial de poner fin a la pobreza y promover la prosperidad compartida en los países donde viven dichas comunidades. Recientemente se conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo y el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, y ambas jornadas ayudaron a llamar la atención sobre los 350 millones de personas que pertenecen a comunidades de pueblos indígenas en el mundo, las que se caracterizan por lo siguiente:
  • Son sociedades y comunidades culturalmente distintas: la tierra en la que viven y los recursos naturales de los que dependen están inextricablemente ligados a sus identidades, culturas y economías;
  • Están entre las poblaciones más desfavorecidas del mundo y representan aproximadamente el 4,5 % de la población mundial, pero más del 10 % de los pobres, e
  • Incluso dentro de sus propios territorios tradicionales –que contienen el 80 % de la biodiversidad del planeta– poseen legalmente menos del 11 % de las tierras.
El Banco Mundial está colaborando activamente con los pueblos indígenas de todo el mundo en una serie de cuestiones que los afectan directamente, y busca poner a los grupos marginados, como estas comunidades, en un lugar central del programa de desarrollo.

Debe reconocerse, sin embargo, que mejorar las condiciones de los pueblos indígenas no es una tarea fácil. Estos pueblos se encuentran a menudo en regiones remotas y aisladas con escaso acceso a servicios sociales e infraestructura económica. Ellos, también, con frecuencia sufren distintos tipos de exclusión. Además, los proyectos de desarrollo estándar han puesto de manifiesto limitaciones en zonas donde viven pueblos indígenas, en particular si no son diseñados e implementados con la participación activa de las comunidades indígenas.

No hay un planeta B

Paula Caballero's picture
Esta página en: English | Français | العربية
Zanizbar, Tanzania. Photo by Sonu Jani / World Bank

En la Cumbre sobre el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ONU) que se celebra esta semana, los océanos del mundo van a tener toda la atención que merecen desde hace tiempo, pero que no siempre han recibido. Ellos son el tema de interés del Objetivo de Desarrollo Sostenible 14: “Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible”.
 
La inclusión de los océanos por primera vez en el programa internacional de desarrollo ilustra los desafíos ambiciosos y las soluciones integrales que las naciones están adoptando. Con la aceptación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los países están exigiendo un futuro en el cual la gestión de la naturaleza se realice de manera que impulse las economías, mejore el bienestar y proteja vidas, ya sea en la ciudad de Washington o Nairobi, en la tierra o en el mar.

Los recursos hídricos se encuentran en un momento crítico

Junaid Kamal Ahmad's picture
Esta página en: العربية | Français
También en: Inglés


Entre los asuntos mundiales, el sector del agua está llegando a un momento crítico. Durante las próximas dos décadas, los esfuerzos en el mundo encaminados a lograr la seguridad alimentaria y energética y la urbanización sostenible crearán una demanda sin precedentes de agua.

Nuestro mundo es un mundo donde los sectores de la agricultura y de la energía necesitan agua y compiten con las necesidades de recursos hídricos de las ciudades. Al mismo tiempo, el cambio climático puede potencialmente empeorar la situación al aumentar el estrés por la escasez de agua así como también los fenómenos meteorológicos extremos. Por lo tanto, el vínculo entre el agua y el clima ya no puede ser más un tema secundario en las conversaciones mundiales sobre el clima. Todo esto está ocurriendo mientras el importante esfuerzo por alcanzar el acceso universal a los servicios de agua y saneamiento —a pesar de los impresionantes avances en las últimas décadas— sigue siendo un programa inconcluso.

Yunus dice a los jóvenes: Creen su propio futuro

Robert Hawkins's picture
Esta página en: Français | العربية


“¿Qué están esperando? Vayan y creen su futuro”. Esta frase transmite la esencia de la conferencia (i) ofrecida por Muhammad Yunus la semana pasada en el Banco Mundial. Sus mensajes sobre el espíritu emprendedor y las empresas sociales hicieron surgir varias preguntas relacionadas con la manera en que pensamos acerca de la educación, las habilidades, el empleo y las perspectivas futuras de los jóvenes en el mundo.

Fally Ipupa: Un hijo de África ante todo

Liviane Urquiza's picture
Esta página en: Français | العربية | English
#Music4Dev presenta a Fally Ipupa : un hijo de África


Fally Ipupa debe su éxito como estrella de la música a África. El cantante no está dándole la espalda a los problemas del desarrollo; por el contrario, él sigue firmemente arraigado en la realidad del continente y quiere restaurar la alegría de los africanos. Al unirse a la iniciativa #Music4Dev del Banco Mundial, Fally Ipupa reafirma su deseo de que África se beneficie de su éxito.

Mantener el pescado en el menú mundial

Paula Caballero's picture
Esta página en: English | العربية
El pescado es fuente principal de proteína animal para 1000 millones de personas en los países en desarrollo​​

​Me complace ver que los peces ocupan un puesto preferente en la agenda de esta semana. Ya sea en Bruselas, donde la Red Europea de Asesores de Desarrollo Pesquero (EFDAN, por sus siglas en inglés) (i) celebró reuniones técnicas, o en Cascais, Portugal, donde la publicación The Economist celebra su tercera Cumbre Mundial de los Océanos (i) hoy y mañana, el futuro de la pesca marítima y los recursos acuáticos se debate en los niveles que se merece.
 
Pero permítanme dejar claro algo en nombre del Banco Mundial: centrarse en la pesca es poner el foco en crear caminos para que las personas salgan de la pobreza y se mantengan fuera de ella, y puedan vivir de una manera digna. Cerca de 1000 millones de habitantes en los países en desarrollo dependen de los productos del mar como fuente principal de proteína animal, y millones de puestos de trabajo están vinculados a la actividad pesquera. A lo largo de la cadena de valor, muchos de esos empleos son desempeñados por mujeres. Los océanos son también un gran sumidero de gases de efecto invernadero, y el destino de las cada vez mayores poblaciones costeras está ligado al estado de las defensas naturales de las costas contra los fenómenos meteorológicos extremos. El concepto emergente de economía azul y crecimiento azul constituye la esencia de nuestros principales desafíos de desarrollo: alimentar, proporcionar empleo y mejorar en general las condiciones de vida de una población que aumenta en un contexto de clima cambiante.

Los alimentos, una materia de reflexión

Kalyan Panja's picture
Esta página en: Français | English | العربية
Repetición del evento: El futuro de los alimentos


Aperitivo de saltamontes, sopa de algas marinas y, como plato de fondo, hamburguesas artificiales a la parrilla. ¿Está usted arrugando la nariz? Sin embargo, deberíamos acostumbrarnos a menús similares. Según cálculos de las Naciones Unidas, para alimentar a los 2500 millones de habitantes adicionales que, según algunos pronósticos, poblarán la Tierra en 2050, necesitaremos duplicar la producción mundial de alimentos, reducir el desperdicio de comida y experimentar con alternativas alimenticias.

 

Un sistema alimentario que provea alimentos para todas las personas, todos los días, en todas partes

Juergen Voegele's picture
Esta página en: English | العربية | Français



Tanto si usted es un productor de alimentos como un consumidor, e independientemente de cuál sea el lugar del mundo en que vive, estoy seguro de que estaremos de acuerdo en que el mundo necesita un sistema alimentario que provea alimentos para todas las personas, todos los días, en todas partes.

Un sistema alimentario que funcione para todos también puede crear puestos de trabajo y aumentar los ingresos de los pequeños agricultores y los residentes rurales que son el 78 % de los pobres en el mundo. Después de todo, el crecimiento que se origina en la agricultura ha demostrado ser entre dos a cuatro veces más eficaz para reducir la pobreza que el crecimiento que se genera en otros sectores. Un sistema alimentario eficaz asimismo puede proporcionar una mejor nutrición, liderar la gestión de los recursos naturales del mundo, e incluso ser parte de la solución al cambio climático.
 

Pages