Syndicate content

Agriculture and Rural Development

Revista Agroindustria

Mary Porter Peschka's picture

Es una estadística desalentadora para un planeta ya saturado que la población mundial superará los 9000 millones de habitantes en 2050. Eso significa 2000 millones de personas más que se deben alimentar y vestir a diario en medio de una escasez cada vez mayor de tierra, agua y energía y, además, en medio de conflictos debido a la falta de estos recursos.

Para los que trabajan en el sector de la agricultura, los desafíos nunca han sido mayores. Estos abarcan los efectos de desastres climáticos —tales como las sequías en África y Asia— así como los costos cada vez más altos de la energía, el aumento de la cantidad de desechos  y el mayor daño a los ecosistemas en todo el mundo. Las prácticas agrícolas ineficaces, incluidos los cultivos en que se usa escasa tecnología, complican la situación.

Aunque estos problemas pueden parecer insuperables, muchas soluciones de negocios innovadoras —que se presentan en esta publicación— ya están entregando resultados positivos en términos de rentabilidad financiera y desarrollo sostenible. Estos avances en materia de tecnología e ideas no solo maximizan la productividad, sino que también optimizan la entrega de resultados financieros, ambientales y sociales en un panorama mucho más complejo.

“Sin alimentos no habrá paz”

José Cuesta's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français
Pérdida y desperdicio global de alimentos por región  a. Porcentaje de pérdida total

Se ha hablado mucho sobre los disturbios por la falta de alimentos ocurridos en 2007 luego de las alzas en los precios mundiales de los alimentos. El interés generado por estos hechos está completamente justificado dado que hubo  muertos y lesionados. Además, es muy probable que en el futuro cercano ocurran más sucesos de esta naturaleza, si los precios de los alimentos siguen siendo tan elevados e inestables en el mundo. No se puede esperar que estos desórdenes dejen de pasar cuando se vive en un entorno en que las condiciones meteorológicas son cada vez más impredecibles, en que los Gobiernos para enfrentar las dificultades y presiones  toman fácilmente medidas de políticas comerciales inducidas por el pánico y en que continúan sucediendo desastres humanitarios relacionados con los alimentos.

En la actualidad, las crisis causadas por los precios de los alimentos han provocado una y otra vez una gran inestabilidad sociopolítica de carácter espontáneo, por lo general en las ciudades. Sin embargo, no todos los episodios violentos han surgido repentinamente y se sabe, por ejemplo, que la creciente competencia a largo plazo por la tierra y el agua también genera conflictos. Cuando se suman la pobreza y las disparidades generalizadas, las reivindicaciones básicas y la falta de redes de protección social adecuadas, el resultado es una combinación donde la inseguridad alimentaria y el conflicto estarán estrechamente relacionados. Ciertamente, la lista de estos tipos de eventos violentos es muy extensa y la última edición de mayo de Alerta sobre precios de los alimentos muestra ejemplos ocurridos en Argentina, Camerún, Pakistán, Somalia, Sudán y Túnez.

Midiendo lo que es importante: reconociendo el rol de la naturaleza en una economía global

Russ Mittermeier's picture
Esta página en: English

"Contabilidad" puede que no sea una palabra que nos acelere el pulso. ¿Pero, si le dijera que un nuevo tipo de contabilidad —llamada contabilidad del capital natural — podría revolucionar la forma en la que las naciones del mundo evalúan y valoran sus economías?
 
Actualmente, el producto interno bruto (PIB) es el más utilizado indicador del estado económico de un país. Pero mientras que éste número le pone un valor a todos los bienes y servicios producidos por esa economía, no toma en cuenta su "capital natural" — los ecosistemas y los servicios que prestan, desde la absorción del carbono a la regulación de agua dulce, hasta la polinización.

Cuanto más tarden los países en abordar el cambio climático, mayor será el costo

Rachel Kyte's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Climate change ministerial, IMF/World Bank Spring Meetings 2014En septiembre, los principales científicos del mundo dijeron que la influencia de los seres humanos en el clima era clara. El mes pasado, advirtieron sobre los mayores riesgos que el rápido calentamiento del planeta representa para nuestras economías, el medioambiente, el suministro de alimentos y la seguridad mundial. Hoy, el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), describe qué tenemos que hacer al respecto.
 
El documento, que se centra en la mitigación, señala que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero aumentaron más rápidamente en la última década que en cada uno de los  tres decenios anteriores, a pesar de las medidas para reducirlas. Si no se realizan esfuerzos adicionales de mitigación, a fines del presente siglo la temperatura podría aumentar de 3,7°C a 4,8°C, por encima de los niveles  preindustriales. El IPCC dice que todavía podemos limitar ese aumento a 2°C, pero eso demandará importantes medidas tecnológicas, económicas e institucionales, además de cambios de comportamientos.

¿Quieres unirte al movimiento para poner fin a la pobreza? ¡Actúa!

Michelle Pabalan's picture

Actúa contra la pobreza extrema

Recuerda cuando eras un niño y alguien te preguntaba: “¿qué quieres ser cuando grande?”.  ¿Qué decías? ¿Has cumplido tus sueños?
 
La mayoría de nosotros aspira a vivir la vida con plenitud, desarrollar nuestros talentos, hacer una diferencia en el mundo.  A veces nos sentimos perdidos en el gran esquema de las cosas. Pero como el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, puntualiza: los movimientos para cambiar el mundo que han sido más exitosos comenzaron con un pequeño grupo de personas con ideas afines. Pensemos, por ejemplo, en los movimientos para encontrar un tratamiento para el sida, promover los derechos humanos o garantizar la igualdad de género.

¿Está el mundo superando los altos precios de los alimentos?

Donna Barne's picture
Esta página en: English | العربية | Français

 © Curt Carnemark / World BankSi busca en Google, verá que muchos de los últimos titulares se refieren a los altos precios de los alimentos. A nivel mundial, sin embargo, los precios promedio de los principales productos alimenticios básicos son en realidad 11 % más bajos que hace un año, según la última edición del informe trimestral Alerta sobre precios de los alimentos del Banco Mundial. ¿Significa que el mundo está superando el peligro de los altos precios de los alimentos? El economista José Cuesta arroja luz sobre el tema.

Los precios de los alimentos han estado disminuyendo en todo el mundo desde agosto de 2012. ¿Hemos superado el nivel más grave de la crisis alimentaria?

Es cierto que hemos visto una baja sostenida de los precios, pero aún estamos solo a un 18 % de distancia del máximo histórico de 2012. Los motivos iniciales por los cuales los precios aumentaron –como la creciente demanda de alimentos y las preocupaciones sobre las condiciones meteorológicas– siguen siendo un problema ahora, y probablemente lo serán en el futuro. No creo que hayamos superado el nivel más grave. Los precios parecen ser menos volátiles, y eso es una buena noticia. Pero no significa que los precios no hayan seguido siendo altos; estos todavía son  elevados.

Desperdicio de alimentos: Hacer las cuentas

José Cuesta's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Muchos consideran que las estadísticas son frías y no tienen rostro. Siempre he pensado lo contrario. Hay numerosas cifras en el mundo del desarrollo que son impresionantes y conmovedoras: los millones de personas que viven con menos de US$1,25 al día,  el número de niños que mueren debido a enfermedades evitables o que no pueden asistir regularmente a la escuela, o la cantidad de familias que carecen de acceso a agua potable o electricidad en el supersofisticado mundo tecnológico de hoy, solo por mencionar algunos ejemplos.
 
Sin embargo, nunca he encontrado números más convincentes que aquellos relacionados con los alimentos. En un mundo donde 842 millones de personas pasan hambre todos los días, se producen suficientes alimentos para proporcionar a todos un promedio de 2700 calorías diarias. En este mismo mundo:

Reflexiones sobre la seguridad de los alimentos durante las fiestas de fin de año

Juergen Voegele's picture

Cleaning food in Moldova. Michael Jones/World BankEn el periodo previo a las fiestas, se escribirá mucho sobre cómo los consumidores podemos preparar alimentos de manera segura para garantizar que los amigos y familiares recuerden una maravillosa cena  y no un episodio de intoxicación alimentaria que llevó a un ser querido a la sala de emergencias.
 
Sin embargo, observo a menudo que otras grandes amenazas a la seguridad alimentaria –aquellas que pasan desapercibidas en las granjas,  fábricas, y otros puntos vulnerables de la cadena de suministro de alimentos– no forman parte de la conversación hasta que aparecen productos alimenticios contaminados en las tiendas de comestibles y en los platos de una cena, provocando que se enfermen millones de personas e incluso causando la muerte a algunas de ellas.
 

Por qué estoy más optimista que nunca sobre la conservación de la biodiversidad

Valerie Hickey's picture
Esta página en: English | Français | العربية
La biología de la conservación fue bautizada como una ciencia de problemas interdisciplinarios en 1978 durante una conferencia de la Universidad de California en San Diego. Pero el movimiento conservacionista existía al menos un siglo antes de esta conferencia, cuando se estableció el primer parque nacional en Yellowstone en 1872 y el presidente de Estados Unidos Ulysses S. Grant promulgó la ley respectiva. La disciplina académica y la práctica de la conservación han tenido dos cosas en común durante mucho tiempo: se han apegado con firmeza a su misión original de proteger la naturaleza y sus autores han sido en su mayoría estadounidenses y europeos, y de clase media.
 

Pages