Syndicate content

Climate Change

Los años en que vivimos peligrosamente son también años de oportunidades

James Cameron's picture
Esta página en: Français | English | العربية

Impulsada por temperaturas más cálidas y más humedad en el aire, una tormenta se enrosca como una serpiente lista para atacar. El aumento del nivel del mar amenaza con destruir los paisajes urbanos y costeros. El suelo marrón y árido de tierras agrícolas, que alguna vez fueron verdes, pone en peligro la seguridad alimentaria de millones de personas, y todo esto mientras sube el número de habitantes que hay que alimentar. Furiosos incendios forestales arrasan y las turberas se queman arrojando carbono negro y gases de efecto invernadero hacia la fina capa de nuestra atmósfera.

Ideas audaces propuestas por países pioneros: Salvar el clima un árbol a la vez

Ellysar Baroudy's picture
Esta página en: Français

 

“Esta reunión va a ser diferente. Será un momento crucial para pasar del elevado debate teórico sobre políticas a la acción real sobre el terreno que permita salvar los pulmones verdes de nuestro planeta y el clima mundial”. Eso pensé la semana pasada, cuando entré a una sala de conferencias en Bruselas, Bélgica, que estaba repleta con  unas 80 personas de todo el mundo. Estas se habían reunido para conocer propuestas de alto nivel de seis países en desarrollo pioneros sobre grandes y audaces planes para proteger los bosques en vastas zonas de sus territorios.

Chile, la República Democrática del Congo (RDC)GhanaMéxicoNepal y la República del Congo asistieron a la novena reunión (i) del Fondo del Carbono perteneciente al Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF, por sus siglas en inglés) (i) con el fin de convencer a 11 participantes del sector público y privado del fondo de que elijan sus propuestas. Las ideas seleccionadas son parte de un pequeño grupo de pruebas piloto destinadas a demostrar cómo puede funcionar el mecanismo de reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal (REDD+).

Otro impacto duradero de los teléfonos inteligentes

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: Français | English | العربية | 中文



Durante mucho tiempo, los ricos han sabido en cierta medida cómo viven los pobres en todo el mundo. La novedad en el mundo actual es que el secreto mejor guardado para los pobres, esto es, cómo viven los ricos, ha sido revelado. A través de la televisión rural, internet y los aparatos portátiles, que ahora están al alcance de un número cada vez mayor de personas pobres, los estilos de vida de los ricos y de la clase media se transmiten a diario y en colores a sus hogares.

Cuanto más tarden los países en abordar el cambio climático, mayor será el costo

Rachel Kyte's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Climate change ministerial, IMF/World Bank Spring Meetings 2014En septiembre, los principales científicos del mundo dijeron que la influencia de los seres humanos en el clima era clara. El mes pasado, advirtieron sobre los mayores riesgos que el rápido calentamiento del planeta representa para nuestras economías, el medioambiente, el suministro de alimentos y la seguridad mundial. Hoy, el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), describe qué tenemos que hacer al respecto.
 
El documento, que se centra en la mitigación, señala que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero aumentaron más rápidamente en la última década que en cada uno de los  tres decenios anteriores, a pesar de las medidas para reducirlas. Si no se realizan esfuerzos adicionales de mitigación, a fines del presente siglo la temperatura podría aumentar de 3,7°C a 4,8°C, por encima de los niveles  preindustriales. El IPCC dice que todavía podemos limitar ese aumento a 2°C, pero eso demandará importantes medidas tecnológicas, económicas e institucionales, además de cambios de comportamientos.

Diésel: Impactos en las emisiones, la salud y el clima

Sameer Akbar's picture
Esta página en: Français
También disponible en: English
 



Mientras jugaba a las adivinanzas con mi hijo de 9 años el fin de semana, él me sorprendió cuando dio como una pista para el diésel la palabra “humo negro”. Cuando yo tenía su edad, probablemente hubiera dicho autobús o camión.

La palabra “diésel” deriva del inventor Rudolph Diesel, quien desarrolló un motor de alta resistencia en Alemania a fines del siglo XIX. El combustible diésel es cualquier combustible que se usa en motores diésel. La combustión del combustible diésel genera la energía para mover vehículos pesados, tales como autobuses y camiones. También da lugar a las emisiones de partículas finas, a menudo bajo la forma de humo negro, junto con una serie de otros compuestos químicos.

¿Quieres unirte al movimiento para poner fin a la pobreza? ¡Actúa!

Michelle Pabalan's picture

Actúa contra la pobreza extrema

Recuerda cuando eras un niño y alguien te preguntaba: “¿qué quieres ser cuando grande?”.  ¿Qué decías? ¿Has cumplido tus sueños?
 
La mayoría de nosotros aspira a vivir la vida con plenitud, desarrollar nuestros talentos, hacer una diferencia en el mundo.  A veces nos sentimos perdidos en el gran esquema de las cosas. Pero como el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, puntualiza: los movimientos para cambiar el mundo que han sido más exitosos comenzaron con un pequeño grupo de personas con ideas afines. Pensemos, por ejemplo, en los movimientos para encontrar un tratamiento para el sida, promover los derechos humanos o garantizar la igualdad de género.

Una pregunta: ¿Cuál es su número favorito?

Mehreen Arshad Sheikh's picture
Esta página en: English | العربية | Français

My Favorite NumberSabemos que los números son muy útiles. Dependemos de ellos para analizar las tendencias de la economía mundial pero también para contar calorías, crear contraseñas, manejar horarios y seguir de cerca nuestros gastos. Los números le dan un orden a nuestras vidas caóticas. Y eso significa que los podemos usar para reflexionar, aprender y redescubrirnos.
 
Hemos lanzado una nueva serie en YouTube llamada “Mi número favorito”, a través de la cual mostramos cómo un solo número nos puede entregar una visión única sobre el desarrollo mundial y la humanidad. Un número puede tener un impacto profundo en las vidas de las personas.

¿Quiere crear un movimiento? Puede aprender de los activistas del sida

Jim Yong Kim's picture

Creación de movimientos sociales. A menudo escucho acerca de la necesidad de impulsar movimientos en la sociedad para enfrentar una serie de arraigados desafíos mundiales como poner fin a la pobreza extrema, (i) promover una mayor igualdad de los ingresos y combatir el cambio climático. (i)

La historia está llena de cruzadas sociales exitosas y fallidas. Quienes buscan crear movimientos hoy en día deben examinar de cerca las enseñanzas de uno actualmente en curso que conozco bien: la lucha contra el sida.

La primera lección del movimiento contra este mal es creer solo en la posibilidad —pero no la inevitabilidad— del éxito. Los opositores lucharán y parecerán inamovibles. Muchos de nosotros que vivimos los primeros tiempos de la lucha contra el sida, (i) sabemos que estábamos lejos de tener la certeza de que alguna vez alcanzaríamos nuestras metas.

Se necesita un liderazgo pragmático en materia de energía, alejado de los combustibles fósiles y dirigido hacia las bajas emisiones de carbono

Rachel Kyte's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Beijing Smog. Ilya Haykinson/Flickr Creative CommonsAhora mismo, mientras lee esto, dondequiera que esté, nos encontramos en un terreno desconocido. Nuestra población de 7100 millones será de más de 9000 millones en 2050. Nuestras crecientes cifras y aspiraciones de una prosperidad compartida, vienen de la mano de una mayor demanda de energía para los hogares, las empresas, la industria y el transporte. Nuestra continua dependencia de los combustibles fósiles está generando contaminación y una cantidad peligrosamente alta de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): el verano pasado, la concentración de CO2 en la atmósfera (i) superó los niveles observados en 3 millones de años. (i)
 
Si estuvo en Beijing la semana pasada, habrá sentido el impacto directamente en sus pulmones: apenas habían transcurrido 16 días del nuevo año y la ciudad se despertó con su primer “airpocalypse” (i) (apocalipsis del aire) de 2014, el último de una serie de jornadas con niveles peligrosamente altos de smog. El alcalde de Beijing anunció (i) ese mismo día medidas para reducir el uso del carbón en 2,6 millones de toneladas, prohibir los vehículos altamente contaminantes y disminuir la quema de carbón en el área metropolitana.

Pages