Syndicate content

Educación

Si tienes 22 años: Viaja y ve cómo vive la gente

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية

 Jim Yong Kim with Father Jack in PeruFoto: Jim Yong Kim con el padre Jack en Perú.


Cuando cumplí 22 años, tuve algunas dificultades. Llevaba apenas dos meses en mi primer año en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard. Había pasado desde un ambiente de estudios de pregrado en la Universidad de Brown, donde era un activista que compartía con un grupo de pares muy diversos, a una situación en la que tenía que aprender de memoria anatomía usando un manual  todas las noches. Esto fue realmente decepcionante.

Para combatir la desigualdad tenemos que eliminar las disparidades en la infancia

Ana Revenga's picture
Esta página en: English | Français | العربية

Parece que todo el mundo está hablando de la desigualdad (i) en estos días y yo, por mi parte, estoy contenta de ver que este tema está siendo destacado durante los debates sobre el desarrollo.

Podemos analizar de varios modos la falta de igualdad, todos los cuales están relacionados. La desigualdad de resultados —que se expresa en las diferencias en los logros académicos, la evolución profesional, los ingresos, etc.— es una de las maneras más evidentes y que, en sí misma, no es necesariamente negativa. El premio al esfuerzo individual, a los talentos innatos y a las opciones de una vida mejor puede incentivar la innovación y el espíritu empresarial, y ayudar a impulsar el crecimiento.  

¡Actúa!: Qué puedes hacer para ayudar a poner fin a la pobreza extrema

Christine Montgomery's picture
Esta página en: English | Français | 中文 | العربية

Una persona puede hacer una diferencia. Muchas pueden cambiar el mundo.

A través de la historia hemos visto –desde el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos hasta la lucha mundial contra el sida– que cuando las personas se unen tras un objetivo, ellas pueden producir soluciones a problemas aparentemente insuperables.

Estamos llamando a que todos nos unamos para ayudar a poner fin a la pobreza extrema a más tardar en 2030.

El Grupo del Banco Mundial, junto con otras organizaciones e individuos con ideas afines, forma parte de un movimiento global que busca cambiar las condiciones de vida de millones de personas que sobreviven con menos de US$1,25 por día.

Ayúdanos a hacerlo posible. Asume un desafío que pueda poner fin a la pobreza extrema, ya sea lograr la igualdad de género, dar acceso universal a educación o combatir el cambio climático. Puedes colaborar de muchas maneras.  

Sé parte de la generación que ayude a que la pobreza pase a la historia.

A continuación, algunas maneras cómo puedes participar:

Firma la petición de Global Poverty Project que llama a los países a respaldar los esfuerzos para poner fin a la pobreza extrema en 2030

Cuando se hayan reunido 1 millón de firmas, la petición será enviada a jefes de gobierno de países de todo el mundo para que tomen medidas al respecto.
 

Firma la petición

¿Quieres unirte al movimiento para poner fin a la pobreza? ¡Actúa!

Michelle Pabalan's picture

Actúa contra la pobreza extrema

Recuerda cuando eras un niño y alguien te preguntaba: “¿qué quieres ser cuando grande?”.  ¿Qué decías? ¿Has cumplido tus sueños?
 
La mayoría de nosotros aspira a vivir la vida con plenitud, desarrollar nuestros talentos, hacer una diferencia en el mundo.  A veces nos sentimos perdidos en el gran esquema de las cosas. Pero como el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, puntualiza: los movimientos para cambiar el mundo que han sido más exitosos comenzaron con un pequeño grupo de personas con ideas afines. Pensemos, por ejemplo, en los movimientos para encontrar un tratamiento para el sida, promover los derechos humanos o garantizar la igualdad de género.

Una pregunta: ¿Cuál es su número favorito?

Mehreen Arshad Sheikh's picture
Esta página en: English | العربية | Français

My Favorite NumberSabemos que los números son muy útiles. Dependemos de ellos para analizar las tendencias de la economía mundial pero también para contar calorías, crear contraseñas, manejar horarios y seguir de cerca nuestros gastos. Los números le dan un orden a nuestras vidas caóticas. Y eso significa que los podemos usar para reflexionar, aprender y redescubrirnos.
 
Hemos lanzado una nueva serie en YouTube llamada “Mi número favorito”, a través de la cual mostramos cómo un solo número nos puede entregar una visión única sobre el desarrollo mundial y la humanidad. Un número puede tener un impacto profundo en las vidas de las personas.

Tres puntos ciegos de la igualdad de género: Empleo, educación y violencia

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: Français | English | العربية

Woman in Nepal

En esta celebración del Día Internacional de la Mujer, las mujeres y las niñas están en una mejor situación que apenas hace unos decenios. La misma cantidad de niños y niñas asiste a la escuela en muchos países. Las mujeres viven más y son más sanas que antes.

Pero incluso con el progreso constante que hemos observado en las últimas décadas, uno de nuestros mayores desafíos de hoy es evitar caer en la autocomplacencia. No podemos quedarnos tranquilos; todavía no.

La desigualdad no es un caso perdido, pero se necesita un plan

Jim Yong Kim's picture

Davos, Suiza.  Cuando hablamos de temas particularmente difíciles en el Grupo del Banco Mundial, siempre le hago a mi equipo una pregunta simple: ¿cuál es el plan?

Si tienen un plan, la siguiente consulta que hago es si este es lo suficientemente serio como para estar acorde con la magnitud del problema. Aquí, en el Foro Económico Mundial en Davos, (i) entre los principales temas que debemos abordar es uno extraordinariamente complejo: ¿cómo podemos reducir la creciente disparidad en los ingresos en todo el mundo? Esta ha adquirido enormes proporciones, pero mi pregunta para el personal del Banco Mundial y la gente aquí en Davos es la misma: ¿cuál es el plan para disminuir la desigualdad en los ingresos (i) a nivel mundial?

Educación: Evaluaciones PISA , ¿Qué países mejoraron más?

Harry A. Patrinos's picture



Los titulares comenzaron a publicarse tan pronto como los resultados de  las evaluaciones del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) fueron anunciados: "Los países asiáticos encabezan la última encuesta PISA de la OCDE". “Estándares académicos pobres”. “Las notas de los estudiantes debajo de los promedios internacionales". Por supuesto, titulares como estos dependen el país. Para algunos fue un momento para celebrar, para otros, noticias que lamentar.

¡Se puede hacer más! Algunas reflexiones sobre una "libreta de calificaciones" para el aprendizaje en el mundo

Marguerite Clarke's picture


Recientemente encontré una libreta de calificaciones de cuando estudié en la escuela secundaria en Irlanda. Fue muy interesante. Mi progreso en materias tan diversas como matemáticas, canto, lengua irlandesa y educación física era dado a conocer a través de notas y comentarios. Algunos profesores informaban poco sobre mi aprendizaje. Otros entraban en detalles. Quedé impresionada por el número de áreas en las que se habían evaluado mis avances (no tanto por mi falta de habilidad para el canto, lo que, evidentemente, quedó a la vista desde el principio).

Pages