Syndicate content

Educación

¿Cómo podemos reducir la desigualdad de los ingresos altos?

Augusto Lopez-Claros's picture

Hay muchas maneras de pensar en la desigualdad de ingresos. Uno puede, por ejemplo, considerarla dentro de los límites de un determinado país y preguntar cómo se distribuye el ingreso hoy entre los 198 millones de ciudadanos de Brasil. También es posible mirar el ingreso promedio per cápita de todos los países del mundo (o de una región del mundo) y preguntar: ¿cuán desiguales son las diferencias de ingresos entre los países en un momento determinado en el tiempo? Podemos pensar en esto como desigualdad internacional. Uno también se puede abstraer de los límites nacionales y de los conceptos de ciudadanía, ver el mundo como una familia humana, y preguntar: ¿cómo se distribuye la renta entre sus 7000 millones de personas? A esto se lo puede llamar la desigualdad global de los ingresos.

Día Mundial del Lavado de Manos: La participación de los hombres y otras enseñanzas

Jacqueline Devine's picture
Esta página en: Français

El 15 de octubre, cuando se celebra el Día Mundial del Lavado de Manos, (i) millones de personas de todo el mundo apoyarán esta práctica, que es relativamente simple pero que aún representa un desafío para mejorar los hábitos de higiene y saneamiento. Se ha demostrado que el lavado de manos con jabón reduce la incidencia de diarrea casi a la mitad y las infecciones respiratorias agudas en aproximadamente un tercio (Cairncross y otros, 2010). Sin embargo, las tasas del lavado de manos con jabón siguen siendo bajas –apenas un 5% a 15% (Scott y otros, 2003)– sobre todo en momentos clave cuando hay riesgo de contaminación por la vía oral y fecal, tales como después de usar un inodoro o antes de preparar alimentos.

Aunque esta costumbre es una de las mejores maneras de prevenir las enfermedades provocadas por patógenos y bacterias fecales, no es suficiente compartir información sobre la importancia de esta práctica o dar a conocer las consecuencias de no hacerlo. El desafío, por supuesto, es que las personas adopten el lavado de manos con jabón como un hábito. El cambio de comportamiento es un proceso complejo y requiere intervenciones polifacéticas.

Cinco pasos para mejorar educación y perspectivas de empleo de las niñas

Mattias Lundberg's picture
Esta página en: Français


¿Qué es lo primero que le viene a la mente cuando piensa en la educación de las niñas? Es muy posible que recuerde a una que conoce en particular que no pudo ir a la escuela primaria. O tal vez visualice una de esas grandes fotos de niñas sonrientes y estudiosas que asisten a la educación básica en un país en desarrollo gracias a un proyecto o programa.

Ambas imágenes son correctas, pero solo representan una parte pequeña de la historia. 

Una escuela llamada Uruguay: Cómo manejar la crisis de Siria sin comprometer las inversiones en desarrollo a largo plazo

Simon Thacker's picture

Es fácil olvidar el comienzo de las clases cuando los titulares de prensa destacan la violencia y la agitación política en Oriente Medio y Norte de África. Los niños, desde el Mashreq hasta el Magreb, han iniciado el retorno a la escuela. Los padres compran útiles escolares para los más pequeños y millones de adolescentes están recorriendo un camino que puede forjar su futuro profesional. Esta semana, el blog del Banco Mundial Voces presenta “Regreso a la escuela 2013”, una serie centrada en los desafíos que maestros y estudiantes enfrentan en la región, y las políticas y programas que pueden cambiar a una generación. Esperamos sus comentarios.

Alguna vez estuvo en los terrenos de la embajada de Uruguay en el Líbano, y de ahí le quedó el nombre. En la actualidad, la escuela primaria Uruguay se encuentra en un edificio nuevo ubicado en una zona bulliciosa y completamente diferente de Beirut. Es difícil reconocerla como un colegio a primera vista ya que se trata de un inmueble de siete pisos que se encuentra entre otras construcciones de altura de oficinas y fábricas en una importante avenida.
 
El silencio reina en su interior. Los estudiantes acaban de partir hacia sus vacaciones de verano y no se escucha ninguno de los ruidos característicos de una escuela: la tiza sobre la pizarra, los maestros dando clase, los alumnos susurrando o, a veces, riendo. Solo permanecen allí la directora y el personal clave, organizando el término del año escolar.

Aprender de la entrega basada en datos

Aleem Walji's picture
Esta página en: English | العربية | 中文 | Français

Dada la confusión en torno a la frase “ciencia de la entrega”, es importante señalar que no se trata de una receta “única” basada en la premisa de que lo que funciona en un lugar sirve para cualquier otro. Y no afirma que investigación y evidencia garantizan un determinado resultado.
 
Hace unas semanas, el Banco Mundial y el Instituto de Desarrollo de Corea celebraron una conferencia mundial sobre la ciencia de la entrega. Se reunieron varias instituciones de desarrollo, como la  Fundación Gates, la Fundación Grameen, UNICEF, el Center for Health Care Delivery Science de Dartmouth, y mHealth Alliance. Al centrarnos en los pobres extremos, examinamos oportunidades y desafíos en materia de desarrollo que incluyen los experimentos en el cuidado de la salud, cómo la tecnología está reduciendo los costos y aumentando la eficacia, y la dificultad de pasar de exitosas pruebas piloto a la entrega a gran escala.
 

La enseñanza de Malala: Educación de las niñas vale la pena

Sri Mulyani Indrawati's picture

Cuando el otoño pasado oí la noticia de que Malala Yousafzai de Pakistán, una niña de 15 años, había recibido varios disparos simplemente por defender su derecho a educarse, quedé horrorizada.

También me recordó cuán afortunada era.

Cuando me ofrecieron una excepcional beca para estudiar en el extranjero, no era aceptable para mí, como joven indonesia  casada, vivir separada de mi marido. Mi madre me dio dos opciones: él me acompañaría, lo que significaba renunciar a su empleo, o yo tendría que rechazar el ofrecimiento.

Mejorar el aprendizaje ayudará a reducir la desigualdad en Perú

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English

Lamay, Perú — En este pueblo de los Andes en las afueras de Cuzco, visité con la primera dama peruana, Nadine Heredia,  la escuela primaria San Luis Gonzaga. Vea este video de una clase de segundo grado y entérese cómo la inversión en la educación puede cumplir un papel fundamental  para ayudar a fomentar la prosperidad compartida en los países de ingreso mediano, como Perú.

Mejorar el aprendizaje ayudará a reducir la desigualdad en Perú

Creación conjunta de Rwanda INTELIGENTE, África INTELIGENTE y un mundo INTELIGENTE

Hon. Jean Philbert Nsengimana's picture
Esta página en: العربية | Français

Por el Hon. Jean Philbert Nsengimana, ministro de la Juventud y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) de Rwanda

SMART Rwanda : ensemble, plaçons le pays, l’Afrique et le monde entier sous le signe des TIC

Rwanda está avanzando con paso seguro hacia su objetivo de convertirse en una economía y una sociedad rica en información y basada en el conocimiento, y un centro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en la región. Esta meta se refleja en nuestra Visión 2020, la subsiguiente estrategia a mediano plazo de desarrollo económico y reducción de la pobreza (EDPRS II) y el plan estratégico sectorial de las TIC 2013-2018.

¿Qué es ciencia y qué es entrega?

Aleem Walji's picture

Ciencia y entrega ​Acabo de regresar de Dartmouth y de reuniones con el Center for Health Care Delivery Science, (i) y he estado pensando en la frase “ciencia de la entrega”. El presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, empleó esta expresión en discursos recientes en relación con el uso de la experimentación basada en la evidencia para mejorar los resultados en materia de salud, educación, agua y servicios básicos en el mundo en desarrollo.

Cuando reflexiono sobre esto, pienso, en muchos sentidos, que “ciencia” y “entrega” son conceptos distintos y deben ser entendidos como principios diferentes pero que se refuerzan mutuamente. Así que vamos a analizarlos por separado.

Establecer objetivos inteligentes para asegurar el éxito de los ODM

Mark Suzman_1's picture

Quedan unos 1.000 días antes de que se cumpla el plazo para alcanzar los actuales objetivos de desarrollo del milenio (ODM), que expira en diciembre de 2015. El tiempo sigue pasando, tanto para maximizar el avance en las metas y propósitos existentes como para asegurar que el próximo conjunto de objetivos mantenga e impulse los éxitos logrados por los actuales ODM.

Aunque hay grandes variaciones dentro y entre los países, está claro que se ha progresado extraordinariamente a nivel general en los últimos 15 años. Los avances en materia de salud han sido especialmente importantes, como señala una reciente columna de opinión (i) de Keith Hansen del Banco Mundial y otros autores, que fue publicada en The Lancet. La disminución de la mortalidad infantil de casi 12 millones al año en 1990 a menos de 7 millones en 2011 es solo un ejemplo de cómo una meta clara, convincente y medible puede motivar a una acción compartida con miras a obtener un resultado específico.

Pages