Syndicate content

Medio ambiente

Transformando el transporte para ciudades más prósperas e inclusivas

Jose Luis Irigoyen's picture
Esta página en: Français | 中文
Este blog está también disponible en: Inglés

Los líderes del transporte, desarrollo y, por primera vez, del sector empresarial se reunirán esta semana en Transforming Transportation (Transformar el Transporte) en la ciudad de Washington.
 
Las ciudades son los motores del crecimiento económico en el mundo. Sin embargo, muchas deben recorrer un largo camino cuando se trata de garantizar a los ciudadanos el acceso seguro y asequible a sus puestos de trabajo, educación y salud, en parte porque sus sistemas de transporte son inadecuados e insostenibles. Esta debilidad es visible en las barriadas llenas de gente y en los penosos desplazamientos en las ciudades que no proporcionan opciones económicas de transporte.

Por qué necesitamos contar los elefantes (y otros recursos naturales)

Julian Lee's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文

Elephants with Mount Kilimanjaro in the distance. Curt Carnemark / World BankA fines del año pasado, ministros y delegados de unos 30 países se reunieron en Botswana para debatir sobre cómo luchar contra el auge del comercio ilegal de marfil que está diezmando la población de elefantes en África.
 
La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés) calcula que solo en 2012, 22 000 elefantes fueron asesinados en África central y oriental. Camerún, la República Democrática del Congo, Gabón, Kenya, Tanzanía y Uganda son solo unos pocos de los países afectados por la caza furtiva de elefantes. El marfil obtenido de manera ilegal se utiliza para tallados ornamentales que sirven como símbolos de estatus, iconos religiosos y objetos de coleccionistas para compradores de Asia oriental, Europa y Norteamérica. Esto no es solo una cuestión de conservación. El crimen contra la vida silvestre es también un desafío del desarrollo y de la seguridad: socava la autoridad del Gobierno, fomenta la corrupción, aumenta el suministro de armas pequeñas y destruye valiosos recursos naturales. De modo que la cada vez mayor preocupación política que está recibiendo este tipo de delito —el primer ministro británico David Cameron será el anfitrión de la próxima cumbre en febrero— es una señal del compromiso de autoridades de alto nivel para abordar la crisis.

Por qué estoy más optimista que nunca sobre la conservación de la biodiversidad

Valerie Hickey's picture
Esta página en: English | Français | العربية
La biología de la conservación fue bautizada como una ciencia de problemas interdisciplinarios en 1978 durante una conferencia de la Universidad de California en San Diego. Pero el movimiento conservacionista existía al menos un siglo antes de esta conferencia, cuando se estableció el primer parque nacional en Yellowstone en 1872 y el presidente de Estados Unidos Ulysses S. Grant promulgó la ley respectiva. La disciplina académica y la práctica de la conservación han tenido dos cosas en común durante mucho tiempo: se han apegado con firmeza a su misión original de proteger la naturaleza y sus autores han sido en su mayoría estadounidenses y europeos, y de clase media.
 

Las buenas y las malas noticias sobre la agricultura y el cambio climático

Rachel Kyte's picture
Esta página en: English | العربية | Français
 CGIAR Climate.Regresé hace poco de las negociaciones de las Naciones Unidas sobre el clima que se realizaron en Varsovia, Polonia, y tengo una buena y una mala noticia.
 
La mala noticia es que los delegados optaron por retrasar una vez más las discusiones sobre la agricultura. Dada la contribución sustancial y bien documentada de esta actividad a las emisiones de gases de efecto invernadero, esta decisión revela las molestias que los negociadores todavía sienten respecto de la ciencia y las prioridades de lo que consideramos “una agricultura climáticamente inteligente”.
 

Tratar de mantenerse a flote mientras aumenta el nivel del mar

Rachel Kyte's picture
Esta página en: Français
Esta página en: English



En las conversaciones de las Naciones Unidas (ONU) sobre el clima en Varsovia, que terminaron con poca energía en la noche del sábado, los negociadores mostraron poco interés en asumir firmes compromisos o prometer medidas ambiciosas sobre el financiamiento para abordar el cambio climático. Sin embargo, lograron de nuevo mantener viva la esperanza de un convenio para 2015.

El resultado final fue un acuerdo marco amplio que describe un sistema de compromisos para reducir las emisiones y un nuevo mecanismo para enfrentar las pérdidas y los daños. Se asumieron nuevos compromisos y pagos para disminuir la deforestación mediante REDD+ (i) y para el Fondo de Adaptación. (i) Sin embargo, la reunión se limitó a evitar la creación de obstáculos en el camino hacia un acuerdo de París en 2015. En una de las pocas contribuciones financieras nuevas, el Reino Unido, Noruega y Estados Unidos se comprometieron a aportan, en conjunto, US$280 millones para la creación de paisajes sostenibles a través del Fondo del Biocarbono, establecido por el Grupo del Banco Mundial.
 
Al mismo tiempo, la 19.a sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) se fue haciendo más emotiva. La obertura de esta ronda de drama climático fue protagonizada por el tifón Haiyan, que añadió más elementos, lamentablemente, a las crecientes pruebas de los costos del fracaso en la lucha contra el cambio climático. El lenguaje avanza inexorablemente hacia la adopción de términos como solidaridad y justicia. Pero por el momento, este marco no es suficiente para evitar que retrocedan las promesas de reducción de las emisiones.

¿Qué tienen en común la tala y la pesca ilegales?

Julian Lee's picture
Esta página en: English | Français
Fishing off the coast of Namibia. John Hogg/World BankLa industria de la pesca y la acuicultura supera los US$190 000 millones anuales y se estima que el empleo de 240 millones de personas depende de estas actividades. Es indudable que los océanos generan un gran negocio. Y donde se pueden obtener ganancias, seguramente siempre habrá personas que no respetan las reglas. Como resultado, los cálculos muestran que un 18% (i) de la pesca en el mundo se realiza de manera ilegal.
 
¿Por qué debe importarles esto a las personas que se preocupan por el tema del desarrollo? La pesca ilegal hace peligrar los medios de subsistencia de los pobres que dependen del mar para su sustento. La evasión de los regímenes de impuestos y regalías puede privar a los países en desarrollo de cientos de millones de dólares al año en ingresos, recursos muy necesarios para estas naciones. En algunas regiones, la tasa de esta actividad ilícita es lo suficientemente alta como para poner en peligro la gestión sostenible de un recurso que ya es explotado de modo excesivo.

Edificios ecológicos ofrecen impacto duradero en el desarrollo

Stephanie Miller's picture
Este blog también se puede leer en : English

Un ouvrir du bâtiment termine l'installation de vitres sur un immeuble. Trinn Suwannapha / Banque mondiale

¿Qué genera el 70% de los gases de efecto invernadero emitidos por ciudades como Nueva York, Beijing, o Nueva Delhi? No hace mucho tiempo, hubiera respondido “los automóviles”. Pero los verdaderos culpables son los edificios: nuestros hogares, oficinas, escuelas y hospitales. Muchos de ellos usan electricidad, agua y combustibles de manera muy ineficiente debido a cómo fueron diseñados originalmente. De hecho, alrededor del 40% de la electricidad en el mundo se utiliza para refrigeración, iluminación y ventilación de los edificios, a pesar de que existe tecnología mucho más eficiente.

Una inversión que puede hacer habitables las ciudades insalubres y combatir el cambio climático

Rachel Kyte's picture
Esta página en: Français | 中文 | Русский
Este blog también se puede leer en : English | العربية

Le système de bus rapide de Guangzhou a réduit le trafic et les temps de trajet. Benjamin Arki/Banque mondialeLa rápida urbanización mundial –se prevé que en 2050 el 70% de la población habitará en ciudades– hace cada vez más crítico contar con un transporte seguro, limpio y eficiente. El acceso a mejores puestos de trabajo, escuelas y clínicas brinda a los pobres un camino para salir de la pobreza y lograr una mayor prosperidad.
 
Pero el transporte tal como lo conocemos hoy en día, con calles atestadas de automóviles, camiones y gases, es también una amenaza. El tránsito, los accidentes y la contaminación conducen a la pérdida de productividad. El sector del transporte es responsable también del 20% de todas las emisiones de CO2 relacionadas con la energía, que crecen a razón de 1,7% anual desde el año 2000, contribuyendo a los crecientes peligros que representa el cambio climático. Existen cadenas de suministro y combustibles ineficientes, y una cultura que promueve el uso del automóvil, que conllevan congestión, pérdida de productividad y accidentes fatales. Según el informe Global Burden of Disease (Carga mundial de la morbilidad), (i)  la contaminación atmosférica urbana agravada por el tránsito vehicular causa unos 3 millones de muertes al año, (i) y el carbono negro  que contiene está contribuyendo al cambio climático.
 
 

Cabras y papayas: Un caso de agricultura con un enfoque climáticamente inteligente en Kenya

Rachel Kyte's picture
​​ Johm Obuom, agricultor John Obuom y Poline Achieng’ Omondi están hablando de sus cabras a unos visitantes, entre los que estoy yo. Ellos cuentan  que cruzar a las cabras locales con las cabras Gala permite tener animales más grandes, y que si se cruzan borregos rojos Massai con los borregos locales, se mejora la tolerancia al calor y la resistencia a los parásitos de esos animales. Esto da como resultado que el  ingreso familiar aumente dramáticamente. Las cabras locales cuestan en los mercados una cifra equivalente a US$20; estos ejemplares mejorados pueden valer hasta US$80 o US$90. Las cabras de la granja de Obuom son notablemente robustas y grandes para su edad.
 
Pero ese no es el único beneficio de las técnicas con un enfoque climáticamente inteligente descritas por John. También, la producción de leche se ha triplicado, dejando bastante cantidad para la familia y mucho excedente para vender; las inundaciones y los estanques de agua de lluvia reducen la erosión y proporcionan agua durante todo el año para riego; cosechas de maíz mejoradas han aumentado la productividad y la resistencia a enfermedades, y la rotación de cultivos de árboles de papaya y de otros alimentos maximiza el uso del suelo y permite que las ganancias aumenten más del doble. Un pequeño bosque proporciona ingresos y fertiliza el suelo.

Mujeres a la vanguardia de la acción en materia climática

Rachel Kyte's picture
Esta página en: English | Français | العربية
 

Mussarat Farida Begum Mussarat Farida Begum tiene un pequeño salón de té en Garjon Bunia Bazaar, una comunidad rural de Bangladesh. Como parte de un programa que ha ayudado a ese país a llevar energía eléctrica a más de 2 millones (i) de familias rurales y tiendas de ingreso bajo, Mussarat compró un sistema de energía solar para uso doméstico por US$457, con un pago inicial de US$57, y un crédito por el resto. Ella paga el préstamo en cuotas semanales con el dinero que gana al poder mantener su negocio  abierto después de oscurecer, ya que ahora cuenta con iluminación. Su salón de té está prosperando y su familia vive con mayor comodidad gracias al aumento de sus ingresos. Ahora tienen electricidad en el hogar y sus hijos pueden estudiar en la noche.

Pages