Syndicate content

Medio ambiente

Por qué un mundo 4°C más cálido no provocará una crisis del agua

Julia Bucknall's picture
Se habla mucho de una crisis del agua. Los que trabajamos en este tema, en realidad no vemos solo una, ya percibimos desde ahora varias crisis del agua, que empeoran a medida que avanzamos hacia 2°C y, finalmente, 4°C por encima de las temperaturas de la era preindustrial. Se registran inundaciones en algunos lugares, sequías en otros, funcionamiento y mantenimiento deficientes que no permiten que la infraestructura proteja a los ciudadanos en algunos sitios, falta de aplicación de las normas que conducen a crisis de contaminación o sobreexplotación descontrolada de las aguas subterráneas en muchos otros. De manera que hay muchas crisis del agua, algunas causadas ​​por la naturaleza, otras por los seres humanos y en la mayoría de los casos, una mezcla de ambas. Cuando las crisis del agua se combinan con las crisis de gobierno y económicas estamos ante un colapso social. (i)
 
En la reciente versión del informe del Banco Mundial Turn Down the Heat (Bajemos la temperatura), los autores predicen numerosas crisis del agua en las tres zonas del mundo que examinan en detalle: Asia sudoriental, Asia meridional y África al sur del Sahara. Cada una de estas sería una verdadera crisis si se agregan inadecuadas decisiones humanas e inestabilidad política y económica.   El informe predice un mundo 2°C más cálido durante esta generación y al menos un 40% de probabilidades de llegar a 4°C o más al final del siglo. Para ese momento, estiman que el total de áreas extremadamente áridas y áridas en África se habrán expandido un 10% en comparación con el periodo 1986-2005. Donde aumenta la aridez, los rendimientos de los cultivos se reducen a medida que se acortan las estaciones. En Asia meridional, se prevé la ampliación de la estacionalidad, con una disminución de hasta un 30% de las precipitaciones durante la estación seca y un aumento del 30% en la estación húmeda en un mundo 4°C más cálido. Asia sudoriental enfrenta una combinación de efectos, con aumento de los niveles del mar, urbanización y régimen de  precipitaciones, todos los cuales cambian para crear una vulnerabilidad masiva en el delta del Mekong en particular.
 
Cambio climático en África afecta a los más vulnerables


Establecer objetivos inteligentes para asegurar el éxito de los ODM

Mark Suzman_1's picture

Quedan unos 1.000 días antes de que se cumpla el plazo para alcanzar los actuales objetivos de desarrollo del milenio (ODM), que expira en diciembre de 2015. El tiempo sigue pasando, tanto para maximizar el avance en las metas y propósitos existentes como para asegurar que el próximo conjunto de objetivos mantenga e impulse los éxitos logrados por los actuales ODM.

Aunque hay grandes variaciones dentro y entre los países, está claro que se ha progresado extraordinariamente a nivel general en los últimos 15 años. Los avances en materia de salud han sido especialmente importantes, como señala una reciente columna de opinión (i) de Keith Hansen del Banco Mundial y otros autores, que fue publicada en The Lancet. La disminución de la mortalidad infantil de casi 12 millones al año en 1990 a menos de 7 millones en 2011 es solo un ejemplo de cómo una meta clara, convincente y medible puede motivar a una acción compartida con miras a obtener un resultado específico.

Trazar un futuro mejor a través de la AIF

Joachim von Amsberg's picture

Disponible en: English | Français | عربي

En sus declaraciones en vísperas de las próximas Reuniones de Primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), el presidente del Grupo del Banco, Jim Yong Kim, pidió a la comunidad internacional que aprovechara la oportunidad histórica que presentan las favorables condiciones económicas de los países en desarrollo y acabar con la pobreza extrema en 2030. Se trata de un objetivo interesante, y lograrlo ha llegado a ser posible. Kim recalcó que la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco para los países más pobres, es un elemento central en la consecución de esta meta.

Por qué debemos salvar el océano

Sri Mulyani Indrawati's picture

Disponible en: Inglés

No hay prácticamente un lugar mejor para centrarse en el océano que Ciudad del Cabo en Sudáfrica. Con la espectacular cordillera de los Doce Apóstoles como telón de fondo, solo una calle angosta nos separaba de la costa atlántica que rodea a esta ciudad. El 20 de marzo, asistí a la primera reunión de la Comisión Océano Mundial, un nuevo grupo de trabajo independiente integrado por líderes internacionales que buscan formas de proteger la alta mar.

Cuando el Ministro Trevor Manuel de Sudáfrica me invitó a participar como comisionario, no lo dudé. Soy indonesio, y por lo tanto entiendo muy bien la situación y el valor de los océanos. En el Banco Mundial, hemos estado participando en el desarrollo de una Alianza Mundial a favor de los Océanos (GPO, por sus siglas en inglés), una coalición de más de 125 grupos cuyo objetivo es aumentar la inversión y la colaboración en pro de un océano saludable que pueda hacer más para reducir la pobreza.

Una mirada al 2012: Resumen anual

Carlos Ferreyra's picture

Disponible en English Français

El 2012 llegó a su fin  y  como todos los años, aprovechamos esa oportunidad para revisar las acciones más importantes realizadas por el Banco Mundial en el combate contra la pobreza  alrededor del mundo. En el año que se fue destacaron desde la inclusión financiera, las acciones para mitigar los altos  precios de los alimentos y la campaña ¿#Quéharías para terminar con la pobreza? Entre muchas otras.

Explora esos y otros temas que marcaron el acontecer del desarrollo mundial haciendo clic en la galería.

Gestión de riesgos para el desarrollo

Kaushik Basu's picture

Disponible en: English

Supongamos que un líder político implementa una política que da lugar a una crisis económica que no se habría producido si no hubiera aplicado esa política en este caso. En tal situación, nos sentimos inclinados a tratar con mano dura dicha política y criticar severamente la decisión. Sin embargo, esto sería un error.

Para ver el error —como para observar tantas cosas en la vida— vale la pena convertir esto en un problema más abstracto.

Alguien está por tirar un dado (que no favorece a nadie), pero antes de eso usted tiene que elegir entre A y B.

Si elige A y el resultado del dado es 1 o 2,  y si elige B y el resultado es 3, 4, 5 o 6 y  todo estará bien. De lo contrario, hay una grave crisis alimentaria.

¿Qué debería hacer?

Un poco de reflexión deja claro que debe elegir B. Si después de eso el dado muestra el 1, por supuesto habrá una crisis, pero ese resultado desastroso no transformaría su decisión en algo equivocado. De hecho, si tuviera que volver a jugar, debería hacer la misma elección.

¿Qué tienen en común los retretes y los teléfonos celulares?

Jose Luis Irigoyen's picture

HackatonSe podría pensar que los retretes y los teléfonos celulares no tienen mucho en común. Sin embargo, en realidad, ambos tienen el potencial de ayudar a satisfacer las necesidades de los pobres y acabar con la pobreza. Nuevas ideas e innovadoras soluciones son fundamentales para abordar el problema de los 2.500 millones de personas de todo el mundo que no tienen acceso a servicios adecuados de saneamiento. Esta carencia causa la muerte de miles de niños diariamente y pérdidas económicas por miles de millones de dólares en los países en desarrollo. Ahora que más personas tienen acceso a un teléfono móvil que a un retrete o una letrina, es hora de aprovechar la tecnología para ayudar a alcanzar los objetivos de desarrollo.

Jim Yong Kim: Una esperanzadora mirada al futuro de Haití

Jim Yong Kim's picture

Disponible en: Inglés

Puerto Príncipe, Haití | El viaje del presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, a Haití el 6 y 7 de noviembre de 2012 incluyó la celebración de reuniones con los principales dirigentes políticos del país, la asistencia a la inauguración de un hospital, un discurso sobre la pobreza durante una conferencia, y la visita a varios proyectos del Banco.

Un gran día en Sudáfrica para un fanático del desarrollo

Jim Yong Kim's picture
Video Platform Video Management Video Solutions Video Player

PRETORIA – Debo admitirlo. Soy un poco un fanático del desarrollo. Durante la mayor parte de mi vida adulta he estado leyendo gruesos tomos de libros que describen el éxito o fracaso de proyectos. Converso con amigos cuando nos juntamos a cenar sobre las teorías del desarrollo. Y no puedo dejar de pensar en la pregunta sobre este tema que considero es la más importante de todas: ¿Cómo podemos cumplir más eficazmente nuestras promesas a los pobres?

Podrán imaginar entonces mi entusiasmo ante la posibilidad de pasar un día completo en reuniones con los principales expertos de Sudáfrica en materia de desarrollo: sus ministros de finanzas, desarrollo económico, salud, educación básica, asuntos hídricos y ambientales, y desarrollo rural y reforma agraria. Y además con el presidente Jacob Zuma.

Decidí visitar Sudáfrica durante mi primer viaje al extranjero como Presidente del Grupo del Banco Mundial debido a la gran importancia de este país para la región, el continente y el mundo. Es el motor económico de África, y su historia de reconciliación después del apartheid es uno de los logros históricos de nuestro tiempo.

Pages