Syndicate content

Salud, nutrición y población

Mejorar la rendición de cuentas del Gobierno para lograr una mejor prestación de servicios en Buenos Aires

Daniel Nogueira-Budny's picture

También diponible en: English


En general, las escuelas públicas de la provincia de Buenos Aires entregan gratuitamente a los alumnos libros de texto y otros materiales. Esto es importante, dado que el 40 % más pobre de la población de Argentina utiliza en gran medida los servicios públicos, como la educación. Pero ¿qué sucede cuando las escuelas no pueden comprar libros para los estudiantes?
 
Los gastos fijos, incluidos los gastos en personal, suelen dejar un margen limitado para otros gastos educativos orientados a mejorar la calidad, como los libros de texto y los materiales de capacitación. En 2013, ante la inesperada presión que experimentaron dichos gastos, algunas escuelas se vieron obligadas a reducir considerablemente el material didáctico para los docentes y otros recursos educativos que suelen proveerse de manera gratuita. Como resultado, varios padres se vieron de pronto obligados a decidir entre comprar materiales didácticos para la educación de sus hijos o pagar las cuentas.

Bill Gates se refiere a los “factores de cambio” en la movilización de financiamiento para el desarrollo

Donna Barne's picture

World Bank Group President Jim Yong Kim, Bill & Melinda Gates Foundation Co-Chair Bill Gates, and UK Secretary of State for International Development Justine Greening. © Simone McCourtie/World Bank

¿Qué podría constituir un factor de cambio para lograr algunos de los objetivos más difíciles en el mundo, como poner fin a la pobreza y el hambre, y garantizar que todos los niños reciban una educación de buena calidad?

El multimillonario y filántropo Bill Gates (i) visitó el Grupo Banco Mundial, con ocasión de las Reuniones de Primavera, para responder esa pregunta, durante un diálogo que promovió la reflexión sobre cómo usar el financiamiento para el desarrollo para lograr un mayor impacto.

Michelle Obama, Bill Gates, la economía, el cambio climático y otros temas en los webcasts de las Reuniones de Primavera

Donna Barne's picture

Eventos en vivo durante las Reuniones de Primavera 2016

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, y el fundador de Microsoft, Bill Gates, (i) son algunos de los oradores de las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional y del Grupo Banco Mundial, el primer encuentro de mayor importancia de los líderes del mundo del desarrollo y de las finanzas, que se realiza en 2016.

Los temas de la economía mundial, el cambio climático, los refugiados y los dividendos digitales están incluidos, entre otros, en la agenda de las reuniones que se efectúan durante la semana del 11 de abril. Estaremos transmitiendo 19 eventos por Internet en distintos idiomas, en los cuales participan ministros de Gobiernos, expertos y ejecutivos empresariales.

Las enseñanzas derivadas de Carabayllo: Tomar decisiones difíciles en la lucha contra la tuberculosis

Carlos Ferreyra's picture
Esta página en: English | Français
El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim abraza a su ex paciente, Melquíades Huaya Oré, en la sesión plenario de las Reuniones Anuales del Banco Mundial en Lima, Perú, el pasado otoño. © Simone D. McCourtie / Banco Mundial


La pobreza y la tuberculosis multirresistente condenaban a Melquiades Huauya Oré a una muerte segura.

En 1993, él tenía 17 años y estaba tan delgado que los médicos podían rodear los brazos del joven con la circunferencia que formaban algunos de sus dedos; la piel de Melquíades estaba tan tensamente estirada que se podían ver sus costillas y otros huesos. Todas las probabilidades estaban en su contra y él hubiera sido otro número en las estadísticas de la tuberculosis, una importante amenaza para la salud pública, que causa la muerte de 4000 personas diariamente.

En el mundo, unos 9,6 millones de habitantes contrajeron la enfermedad en 2014, de los cuales 1 millón fueron niños. Según las últimas estadísticas sanitarias mundiales, 1,5 millones de enfermos fallecieron en dicho año.

El brote de zika deja al descubierto el gran impacto que causa en las mujeres

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: Français | العربية
Una mujer embarazada en su casa en Recife, Brasil. Créditos: EPA / Percio Campos


Desde que el brote epidémico de zika despertó la atención mundial a principios de este año, aparecieron fotos de bebés con microcefalia en las pantallas de televisión y los diarios de todo el mundo. Las imágenes se convirtieron en emblema del costo humano del virus, aunque aún no se ha confirmado el vínculo entre el zika y los defectos congénitos.

Sin embargo, hay algo que está claro: detrás de cada uno de esos bebés hay una madre, y muchas de esas madres son mujeres de zonas rurales que viven en la pobreza y no tienen acceso adecuado a saneamiento, información sobre el cuidado de la salud y otros servicios. El brote de zika ha sido para el mundo un crudo recordatorio de que las necesidades de las mujeres y la salud deben ser temas prioritarios en los esfuerzos nacionales e internacionales de prevención y respuesta.

Cobertura universal de salud: Es hora de actuar

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية | Français
Enfermeras cuidan de los recién nacidos en Freetown, Sierra Leona. © Dominic Chávez / Banco Mundial


TOKIO, Japón. En 1961, Japón instauró la cobertura universal de salud, un logro notable en un país que acababa de salir de un conflicto. La atención de salud de amplio acceso, asequible y de calidad ayudó a los residentes de Japón a tener vidas más saludables, largas y prósperas que las personas de casi todos los demás países del mundo.

Sin embargo, existen otros miles de millones de personas —en especial en los países en desarrollo— que ni siquiera pueden acceder a una atención básica. Las estimaciones sugieren que solo el 65 % de la población mundial tenía acceso a servicios de salud básicos en 2013.

Poner fin a la quema regular de gas para mantener a raya el cambio climático

Anita Marangoly George's picture

Also available in: English | Français | العربية



Seis meses. Cuarenta y cinco entidades suscriptoras. Estamos en camino hacia una nueva y ambiciosa norma mundial de facto para la industria del petróleo y el gas.

Parece que fuera ayer cuando altos representantes de 25 Gobiernos, empresas petroleras e instituciones de desarrollo se reunieron con el secretario general de las Naciones Unidas y el presidente del Banco Mundial para lanzar la iniciativa mundial —“Eliminación de la quema regular de gas para 2030”— (i) con el objetivo de poner fin a la práctica de la industria petrolera de quemar gas regularmente en los emplazamientos de producción petrolera de todo el mundo.

La atención del cáncer: ¿Un área abandonada en la salud mundial?

Hellen Gelband's picture

Esta página en: English | Français | العربية


Paul Farmer escribió recientemente en este espacio (i) sobre el libro "Essential Surgery", el primero de nueve volúmenes que se esperan de la tercera edición de la serie "Disease Control Priorities (DCP3)". En la ocasión, destacó que dicho libro arroja luz sobre un tema largamente descuidado en la salud mundial y dio las siguientes razones para ello: "el saber prevaleciente dictaba que la incidencia de enfermedades quirúrgicas era demasiado baja, los gastos quirúrgicos demasiado altos y la entrega de atención demasiado complicada". 

De la crisis a la resiliencia: Ayudar a los países a encarrilarse

Joachim von Amsberg's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 日本語

 

Hace apenas dos semanas, los ciudadanos de Sierra Leona celebraron en su país el fin de la transmisión del ébola (i) con aclamaciones y bailes en las calles de Freetown. Es un hito digno de celebración en un país que sufrió cerca de 4000 muertes por el virus mortífero.
 
Noticias como esta de Guinea, Liberia, y Sierra Leona (i) son un recordatorio de cuán importante es no bajar la guardia frente a brotes futuros y seguir apoyando a los países mientras sus economías se recuperan. Tomemos el caso de Bindeh Kamara, de Sierra Leona, una joven de 22 años, madre de cuatro hijos que perdió a su marido a causa del ébola. Sin su ingreso, Bindeh tuvo que esforzarse para pagar la comida, la ropa, y la matrícula escolar de sus hijos.

Pages