Syndicate content

Salud, nutrición y población

Un gran día en Sudáfrica para un fanático del desarrollo

Jim Yong Kim's picture
Video Platform Video Management Video Solutions Video Player

PRETORIA – Debo admitirlo. Soy un poco un fanático del desarrollo. Durante la mayor parte de mi vida adulta he estado leyendo gruesos tomos de libros que describen el éxito o fracaso de proyectos. Converso con amigos cuando nos juntamos a cenar sobre las teorías del desarrollo. Y no puedo dejar de pensar en la pregunta sobre este tema que considero es la más importante de todas: ¿Cómo podemos cumplir más eficazmente nuestras promesas a los pobres?

Podrán imaginar entonces mi entusiasmo ante la posibilidad de pasar un día completo en reuniones con los principales expertos de Sudáfrica en materia de desarrollo: sus ministros de finanzas, desarrollo económico, salud, educación básica, asuntos hídricos y ambientales, y desarrollo rural y reforma agraria. Y además con el presidente Jacob Zuma.

Decidí visitar Sudáfrica durante mi primer viaje al extranjero como Presidente del Grupo del Banco Mundial debido a la gran importancia de este país para la región, el continente y el mundo. Es el motor económico de África, y su historia de reconciliación después del apartheid es uno de los logros históricos de nuestro tiempo.

Usted preguntó: ¿Qué sucede con los precios de los alimentos?

Karin Rives's picture

Photo: © Michael Morris / Banco Mundial

Cuando la última edición de Alerta sobre precios de los alimentos del Banco Mundial informó la semana pasada que una grave sequía hizo subir los precios de los alimentos básicos clave como el maíz y la soja a un monto máximo este verano, personas de todo el mundo prestaron atención. ¿Qué significará esto para los pobres de las regiones más afectadas por el alza de los precios? ¿Qué consecuencias tendrá para nosotros?

El economista José Cuesta, autor  de este informe trimestral del Banco Mundial, pidió a los lectores de nuestra última entrada de blog que enviaran preguntas sobre este tema. 

Precios de los alimentos suben y suben: Cinco preguntas al economista José Cuesta

José Cuesta's picture

Plato de arroz, el Banco Mundial y el alza en los precios de los alimentos

Las cifras son estremecedoras: los precios mundiales de los alimentos básicos clave, como el maíz y la soja, alcanzaron un monto máximo en julio de 2012, con un aumento del 25% del maíz y un 17% de la soja en un solo mes.

A nivel mundial, los precios de los alimentos subieron un 7% entre abril y julio. En algunos países, algunas personas están pagando más del doble del precio del sorgo que el que pagaban hace un año según nos muestra La última edición del informe trimestral Alerta sobre precios de los alimentos del Banco Mundial.

Se prevé que esto afectará especialmente a ciertas regiones con alto nivel de importaciones de estos productos, como Oriente Medio y gran parte de África.

Estamos frente a una significativa crisis de los precios, pero ¿eso significa que nos dirigimos hacia una crisis alimentaria similar a la que vivimos en 2008? El economista del Banco Mundial José Cuesta, autor  de Alerta sobre precios de los alimentos, comparte su punto de vista sobre la situación.

El momento oportuno lo es todo: ¿Nos dirigimos hacia una nueva crisis de los precios de los alimentos?

José Cuesta's picture

Hoy en día el mundo nuevamente contiene la respiración ante la abrupta subida de los precios de los alimentos causada por una sequía sin precedentes en Estados Unidos y la falta de lluvias en Europa oriental . No es fácil predecir si las alzas de los precios más recientes desembocarán finalmente en una crisis de magnitud similar a las de 2007-08 y 2010-11. El precio de la energía, uno de los factores que impulsa este encarecimiento, es distinto en el escenario actual y esto da motivos para mantener el optimismo. De igual manera, se espera que los Gobiernos entiendan hoy mejor que antes las dolorosas consecuencias de algunas políticas que aplicaron en medio del pánico en los episodios anteriores. Pero por otro lado, meses de volatilidad en los precios mundiales de los alimentos, la merma en las reservas mundiales y las alertas de crisis de la seguridad alimentaria en partes de África oriental y occidental muestran una imagen pesimista.

¿Vamos hacia otra crisis alimentaria mundial?

Responder al VIH/sida de manera eficaz y eficiente

Kavita Watsa's picture

El nuevo presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, llamó la atención de muchas personas al convertirse en el primer titular de esta institución de desarrollo que habla en la apertura de una conferencia mundial sobre el VIH/sida, en la que pidió aprovechar la autoridad moral y las enseñanzas prácticas del movimiento contra esta enfermedad para la lucha internacional contra la pobreza. Ayer regresó a la XIX Conferencia Internacional sobre el Sida que ya está en marcha en el Centro de Convenciones de la ciudad de Washington para participar junto a Bill Gates; Eric Goosby, coordinador mundial de Estados Unidos para el sida, y Mphu Ramatlapeng, ex ministra de Salud de Lesotho, en un panel en el cual se debatió cómo los países en desarrollo pueden lograr una mayor eficacia y eficiencia en el combate contra este mal.

SIDA 2012: Se esperan avances significativos en un año decisivo

David Wilson's picture

Cuando se celebró por última vez en 1987 la Conferencia Internacional sobre el SIDA en la ciudad de Washington, Ronald Reagan era presidente de Estados Unidos, la Unión Soviética seguía en pie, un muro marcaba una Berlín dividida y la economía de China tenía aproximadamente el volumen de la de España. El mundo entero –y la epidemia del SIDA– han cambiado más de lo que cualquiera podía prever.

La conferencia regresa a esta ciudad en un año decisivo. El SIDA sigue siendo el mayor desafío en materia de enfermedades infecciosas de nuestra época: más de 65 millones de personas contagiadas y 30 millones de muertos desde que comenzó la epidemia, y aproximadamente 3 millones de nuevas infecciones y 2 millones de decesos al año.

Participe a través de los medios sociales en las Reuniones de Primavera

Jim Rosenberg's picture

Cinco preguntas en cinco minutosLas fluctuaciones de la economía mundial han sido el foco de las conversaciones en salas de reuniones, patios y diferentes lugares desde 2008. Se ha suscitado un nuevo diálogo acerca del futuro, que incluye cómo proteger a los más pobres, crear oportunidades económicas y garantizar la igualdad. En medio de esto, las próximas Reuniones de Primavera convocarán a una conversación sobre varios de estos temas, entre ellos las redes de protección social, el crecimiento del empleo, el acceso al financiamiento y la igualdad de género.

Durante las reuniones anteriores, el Banco abrió las puertas a la participación del público a través de foros abiertos sobre la crisis alimentaria y la equidad de género. Esta primavera, esa conversación se ofrecerá al público de una manera nueva. Se ha pedido a líderes en las áreas de salud, finanzas, tecnología y otras que contesten preguntas en una serie de entrevistas en directo a partir del 18 de abril, a través de El Banco Mundial en vivo, Facebook y Twitter. Se trata del evento “Cinco preguntas en cinco minutos”.
 
Cómo participar:

Visite http://envivo.bancomundial.org para saber quiénes son los líderes que participan. Varias de las entrevistas se llevarán a cabo en más de un idioma, incluyendo árabe, español, francés y japonés. Envíe sus preguntas ahora.

Vea un avance de algunas entrevistas:

  • Ramzia Aleryani | Presidenta de la Unión de Mujeres Yemení Entrevista a Carol Civita | Filántropa de la Fundación Victor Civita de Brasil
  • Entrevista a Michael Elliott | Presidente y Director Ejecutivo de ONE
  • Kristalina Georgieva | Comisaria Europea de Cooperación Internacional
  • Corazon "Dinky" Juliano Soliman | Secretaria del Departamento de Bienestar Social y Desarrollo de Filipinas
  • Betty Mwangi | Directora General de Servicios Financieros de Safaricom de Kenya
  •  

La cobertura comienza el 18 de abril. Vea las entrevistas en directo o mírelas posteriormente en el archivo de videos.

Durante las reuniones encontrará blogs y chats en vivo sobre diversos eventos del Banco Mundial, además de la transmisión en directo de Cinco preguntas en cinco minutos. Únase a la conversación en los chats en vivo, Twitter o Facebook. En Twitter, puede participar directamente con el hashtag #wblive.

La transmisión en vivo concluirá el 21 de abril. Lo que no haya podido ver estará disponible en los respectivos archivos. Se prestará atención a las cuestiones y temas sobre los que el público quiere saber más en el futuro.

¿Qué está esperando? Pregunte ahora, comparta con sus amigos.

¿Debemos seguir preocupados por el precio de los alimentos?

Otaviano Canuto's picture

Crisis mundial de los alimentos - Banco Mundial

Los precios de los alimentos están cayendo finalmente después de un año de alzas y alta volatilidad. Sin embargo, no debemos descuidarnos. Los precios de ciertos alimentos siguen siendo muy altos, con lo cual millones de personas en todo el mundo están aún expuestas al riesgo de padecer desnutrición y hambruna.

Veamos primero los números. Según el último informe trimestral Alerta sobre precios de los alimentos  del Banco Mundial publicado esta semana, los precios mundiales de los alimentos cayeron 8% entre septiembre y diciembre de 2011 debido al aumento de la oferta y la incertidumbre sobre la situación económica mundial.

Así, en diciembre de 2011, el índice respectivo del Banco Mundial cerró un 7% por debajo de los niveles de diciembre de 2010, y un 14% por debajo del máximo alcanzado en febrero. Sin embargo, el promedio del índice de 2011 es un 24% más alto que el del año anterior, y los precios internos de los productos clave siguen siendo peligrosamente elevados en muchos países.

Examinemos el caso del maíz. En México, por ejemplo, el maíz aumentó 106% entre diciembre de 2010 y el mismo mes de 2011, encareciendo las tortillas. El valor del trigo aumentó 88% en Belarús, mientras que el sorgo subió 57% en Burkina Faso. No importa donde se mire, alguien en algún lugar está pagando más dinero para poner comida sobre la mesa, ya sean quesadillas mexicanas o “to” (gachas) de Burkina Faso.

Pages