Syndicate content

Law and Regulation

¿Las mujeres trabajan detrás del volante? No en todas partes … aún

Katrin Schulz's picture
También disponible en: English



A partir de este mes, unos 9 millones de mujeres (i) podrán conducir vehículos en Arabia Saudita, luego del histórico anuncio efectuado en septiembre del año pasado por el que se levantó la prohibición de manejar a las mujeres. A menudo, la atención internacional se ha centrado en la prohibición de conducir a las mujeres en ese país, pero se suele pasar por alto el hecho de que en varios otros países las mujeres están legalmente inhabilitadas para trabajar como conductoras en ciertas circunstancias. En el informe Mujer, Empresa y el Derecho 2018 (PDF) publicado recientemente por el Banco Mundial se señala que en 19 países existe una restricción legal al empleo de mujeres en el sector de transporte en las mismas condiciones que los hombres

La brecha de género en la inclusión financiera se mantendrá: tres medidas para reducirla

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Marie Hortense Raharimalala visita un agente bancario en Antananarivo, Madagascar. Utiliza la huella digital biométrica para su identificación. © Nyani Quarmyne/Corporación Financiera Internacional
Marie Hortense Raharimalala usa un sensor de huellas digitales para identificarse durante una visita
a un agente bancario en Antananarivo, Madagascar. © Nyani Quarmyne/Corporación Financiera Internacional.

Abrí mi primera cuenta bancaria en 1987 cuando empecé a estudiar en la London School of Economics. Este paso aparentemente pequeño significó que pude administrar mis propias finanzas, gastar mi propio dinero y tomar mis propias decisiones financieras. Me dio libertad para decidir por mí misma.

En todo el mundo, 980 millones de mujeres aún no tienen esa libertad financiera. Y, de manera preocupante, la situación pareciera que no mejora. Nuestra base de datos Global Findex (i) muestra que, si bien cada vez más mujeres abren cuentas bancarias en el mundo, todavía existe una brecha de género de 7 puntos porcentuales que no ha variado desde 2011.

Construir alianzas LGBTI no es solo un tema de solidaridad, sino una clave para la prosperidad compartida

Ede Ijjasz-Vasquez's picture
También disponible en: English | Français 


El 17 de mayo, nos reuniremos con individuos, familias y organizaciones alrededor del mundo para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia (IDAHOT, por sus siglas en inglés).

La conmemoración anual del IDAHOT es un recordatorio importante —para todos nosotros— de que el tema de la orientación sexual y de la identidad de género (SOGI) es muy importante para el desarrollo sostenible. Importa porque se trata de luchar contra la discriminación y promover la inclusión social. Importa porque es clave para poner fin a la pobreza y construir la prosperidad compartida.

El tema mundial del IDAHOT este año es “Alianzas para la solidaridad”. Pero más allá de mostrar solidaridad con las comunidades lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), ¿qué otros papeles importantes juegan las alianzas para combatir la homofobia, la transfobia y la bifobia?

La revolución tecnológica da esperanza a miles de millones de personas sin derechos formales sobre la tierra

Klaus Deininger's picture
También disponible en: English | Français  | العربية| Русский

Muchos de los actuales y cada vez más complejos desafíos del desarrollo, desde la rápida expansión urbana al cambio climático, la resiliencia frente a los desastres y la inclusión social, se relacionan estrechamente con la tierra y el uso de esta. Abordar estos desafíos y asegurar al mismo tiempo que las personas y las comunidades hagan pleno uso de sus tierras depende de que los mecanismos de reconocimiento de los derechos sobre la tierra sean consistentes, confiables y accesibles.

A pesar de los avances registrados en las últimas décadas, el registro de tierras se sigue realizando de forma aislada e incompleta en muchos países en desarrollo. En menos de la mitad de los países del mundo (y solo en el 13 % de África) se han registrado o cartografiado las tierras privadas en las ciudades capitales, y mucho menos más allá de sus límites, y con frecuencia las tierras públicas ni siquiera se registra. En menos de un tercio de los países −y únicamente en dos de África (Rwanda y Sudáfrica) − se mantienen registros digitales, medida que facilita una gestión de la tierra más eficiente frente a niveles de urbanización nunca vistos y otros desafíos ambientales. La informalidad generalizada también deja a las mujeres y otros grupos vulnerables expuestos a la inseguridad y la pérdida de derechos.

Críticas injustas al informe Doing Business

Shanta Devarajan's picture
También disponible en: English | Français  | 中文 

Si bien acepto con beneplácito las críticas y los comentarios sobre el informe Doing Business (DB) —o también cualquier producto de datos e investigación del Banco Mundial— considero que las recientes entradas de blog de Justin Sandefur y Divyanshi Wadhwa sobre DB relativas a Chile (i) e India (i) no son esclarecedoras ni útiles.

En 2013, en una evaluación externa (PDF, en inglés) de DB se recomendó, por ejemplo, que se ampliara el conjunto de indicadores para exponer mejor los desafíos que encaran los empresarios, y para que DB se convirtiera en un instrumento integral de comparación para la regulación de la actividad empresarial. En concreto, que se introdujeran o modificaran significativamente los indicadores que ponen en evidencia las diferencias de género, la confiabilidad de la electricidad, y el "comercio transfronterizo". Estos cambios se aprobaron después de amplias consultas con académicos, funcionarios de los países, y el personal, la administración y los miembros del Directorio Ejecutivo del Banco. Debido a estos cambios significativos de metodología, desalentamos la realización de comparaciones de clasificaciones con el año de la introducción de los cambios porque ello equivaldría a comparar manzanas con naranjas. Incluso si se quisiera comparar el mismo conjunto de indicadores en el período de dos años, sencillamente no existen los datos para hacerlo. Por ejemplo, antes de 2015, el conjunto de indicadores del "comercio transfronterizo" de DB también midió el volumen de documentación necesaria para cumplir con los controles fronterizos. Esto ya no es parte del conjunto de indicadores y, por lo tanto, ya no se recopilan los datos pertinentes.

Los que faltan por contar: 1100 millones de habitantes no tienen documento de identidad

Vyjayanti T Desai's picture
También disponible en: English | العربية
Foto: Daniel Silva Yoshisato.

Se calcula que 1100 millones de personas en todo el mundo no pueden demostrar oficialmente su identidad, de acuerdo a datos actualizados correspondientes a 2017 de la iniciativa Identificación para el Desarrollo (IDpD) del Banco Mundial. (i)

La identificación es importante

¿Cómo probamos quiénes somos cuando interactuamos con otras personas y con las instituciones? Imagine que necesita abrir su primera cuenta bancaria, demostrar su elegibilidad para obtener seguro de salud, o inscribirse en la universidad y no tiene un documento de identidad; su calidad de vida y su acceso a oportunidades se verían seriamente limitados. Un carné de identidad oficial es un elemento clave y crucial, no solo para ejercer una amplia gama de derechos, sino también para acceder a servicios de salud, educación, financieros y otras prestaciones esenciales. Según estimaciones más recientes del Grupo Banco Mundial, esto es un problema para unos 1100 millones de personas en todo el mundo. 

¿Quién participa en la economía colaborativa en Europa?

Hernan Winkler's picture
Esta página en: Français
Foto: SkyPics Studio/Shutterstock

También disponible en: English

La información sobre la economía colaborativa (Uber, Airbnb y otros ejemplos) es escasa, pero en un último estudio se estima que el crecimiento de los ingresos generados por estas plataformas ha sido enorme. En la Unión Europea (UE), los ingresos totales de la economía colaborativa aumentaron de alrededor de 1000 millones de euros en 2013 a 3600 millones de euros (PDF, en inglés) en 2015. Si bien este cálculo equivale a apenas el 0,2 % del PIB de la UE, las tendencias más recientes indican una expansión rápida y constante.​

Esto es importante, ya que la economía colaborativa tiene el potencial de aumentar la eficiencia y mejorar el bienestar de muchos habitantes en la región.

Esto también puede generar perturbaciones importantes.

Tres cosas que debe saber sobre el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia

Ede Ijjasz-Vasquez's picture
Esta página en: English | Français

El 17 de mayo es el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia (IDAHOT, por sus siglas en inglés).

¿Por qué debería importarnos el IDAHOT? Porque la orientación sexual e identidad de género son temas importantes.

Hay tres cosas que necesita saber sobre la orientación sexual e identidad de género.

En primer lugar, para que exista inclusión en materia de orientación sexual e identidad de género no debe haber discriminación.

A pesar de algunos avances legales y sociales en las últimas dos décadas, las personas LGBTI siguen enfrentando discriminación y violencia generalizadas en numerosos países. En algunas ocasiones, pertenecer a la comunidad LGBTI puede traducirse incluso en una cuestión de vida o muerte.

Podrían ser sus amigos, familiares, compañeros de curso o colegas.

La clave es que tratemos a los demás de la manera que queremos ser tratados.

Por qué poner fin a la violencia es un imperativo del desarrollo

Ede Ijjasz-Vasquez's picture
Esta página en: English

Cada año, alrededor de medio millón de personas son víctimas de homicidios intencionales. Esto significa que se pierde una vida cada minuto debido a la violencia en todo el mundo.
América Latina y el Caribe es una de las regiones más afectadas por la violencia crónica. Hoy, en la región se registra una tasa promedio de 24 homicidios por cada 100 000 habitantes, es decir más del doble del umbral de violencia endémica que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si la violencia es una epidemia, los jóvenes constituyen, por una gran diferencia, el grupo más grande en situación de riesgo. En América Latina, el índice de homicidios de hombres de entre 15 y 24 años de edad llega a ser de 92 por cada 100 000 habitantes, casi cuatro veces el promedio regional. Los jóvenes de entre 25 y 29 años, predominantemente varones, son también los autores principales de delitos y actos de violencia, según un próximo informe del Banco Mundial.

La violencia endémica se traduce también en menos productividad, peores resultados en materia de salud y elevados costos de seguridad. Los costos acumulados de la violencia son enormes (representan hasta el 10 % del PIB en algunos países), y tienen consecuencias negativas a largo plazo en materia de desarrollo humano, social, económico y sostenible.

Poner fin a la violencia no solo es un deber en los ámbitos del derecho y la justicia, sino también un imperativo del desarrollo.

La buena noticia es que la violencia se puede prevenir. Por ejemplo, ciudades como Medellín en Colombia y Diadema en Brasil lograron reducir considerablemente la tasa de homicidios en las últimas décadas, gracias a soluciones ajustadas a sus situaciones específicas y respaldadas por análisis de datos sólidos y un enfoque que incluye a “toda la sociedad”.

En este video, analizaremos por qué la violencia es una cuestión de desarrollo importante; cómo los países y las ciudades pueden combatir eficazmente la violencia y el delito, y qué iniciativas están llevando a cabo el Banco Mundial y sus asociados a fin de garantizar condiciones de seguridad y oportunidades para todos, en especial los jóvenes y las personas pobres que viven en zonas urbanas.


Enlaces relacionados:
Artículo: Violencia urbana: un problema con proporciones de epidemia
Artículo: La violencia en América Latina: ¿una epidemia peor que el ébola o el sida?
Blog: Obstáculos para el desarrollo: ¿qué datos sobre la fragilidad, los conflictos y la violencia están disponibles?


 

Construcción de alianzas para ganar la confianza pública: las reformas de gestión financiera de Chile

Dmitri Gourfinkel's picture

También disponible en: English

Santiago de Chile
Vista de Santiago de Chile, foto via alobos Life, bajo licencia CC.

Nota de los editores: La siguiente es una entrevista con Patricia Arriagada, ex contralora general de Chile y Patricio Barra Aeloiza, jefe de la división de análisis de contabilidad de la Oficina General de Contraloría, quienes han sido claves en el impulso a las recientes reformas de los sistemas públicos de gestión financiera en Chile.

Pages

Deje su comentario y únase a la conversación