Syndicate content

Transporte

Se necesita un liderazgo pragmático en materia de energía, alejado de los combustibles fósiles y dirigido hacia las bajas emisiones de carbono

Rachel Kyte's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文

Beijing Smog. Ilya Haykinson/Flickr Creative CommonsAhora mismo, mientras lee esto, dondequiera que esté, nos encontramos en un terreno desconocido. Nuestra población de 7100 millones será de más de 9000 millones en 2050. Nuestras crecientes cifras y aspiraciones de una prosperidad compartida, vienen de la mano de una mayor demanda de energía para los hogares, las empresas, la industria y el transporte. Nuestra continua dependencia de los combustibles fósiles está generando contaminación y una cantidad peligrosamente alta de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): el verano pasado, la concentración de CO2 en la atmósfera (i) superó los niveles observados en 3 millones de años. (i)
 
Si estuvo en Beijing la semana pasada, habrá sentido el impacto directamente en sus pulmones: apenas habían transcurrido 16 días del nuevo año y la ciudad se despertó con su primer “airpocalypse” (i) (apocalipsis del aire) de 2014, el último de una serie de jornadas con niveles peligrosamente altos de smog. El alcalde de Beijing anunció (i) ese mismo día medidas para reducir el uso del carbón en 2,6 millones de toneladas, prohibir los vehículos altamente contaminantes y disminuir la quema de carbón en el área metropolitana.

Transformando el transporte para ciudades más prósperas e inclusivas

Jose Luis Irigoyen's picture
Esta página en: Français | 中文
Este blog está también disponible en: Inglés

Los líderes del transporte, desarrollo y, por primera vez, del sector empresarial se reunirán esta semana en Transforming Transportation (Transformar el Transporte) en la ciudad de Washington.
 
Las ciudades son los motores del crecimiento económico en el mundo. Sin embargo, muchas deben recorrer un largo camino cuando se trata de garantizar a los ciudadanos el acceso seguro y asequible a sus puestos de trabajo, educación y salud, en parte porque sus sistemas de transporte son inadecuados e insostenibles. Esta debilidad es visible en las barriadas llenas de gente y en los penosos desplazamientos en las ciudades que no proporcionan opciones económicas de transporte.

Una inversión que puede hacer habitables las ciudades insalubres y combatir el cambio climático

Rachel Kyte's picture
Esta página en: Français | 中文 | Русский
Este blog también se puede leer en : English | العربية

Le système de bus rapide de Guangzhou a réduit le trafic et les temps de trajet. Benjamin Arki/Banque mondialeLa rápida urbanización mundial –se prevé que en 2050 el 70% de la población habitará en ciudades– hace cada vez más crítico contar con un transporte seguro, limpio y eficiente. El acceso a mejores puestos de trabajo, escuelas y clínicas brinda a los pobres un camino para salir de la pobreza y lograr una mayor prosperidad.
 
Pero el transporte tal como lo conocemos hoy en día, con calles atestadas de automóviles, camiones y gases, es también una amenaza. El tránsito, los accidentes y la contaminación conducen a la pérdida de productividad. El sector del transporte es responsable también del 20% de todas las emisiones de CO2 relacionadas con la energía, que crecen a razón de 1,7% anual desde el año 2000, contribuyendo a los crecientes peligros que representa el cambio climático. Existen cadenas de suministro y combustibles ineficientes, y una cultura que promueve el uso del automóvil, que conllevan congestión, pérdida de productividad y accidentes fatales. Según el informe Global Burden of Disease (Carga mundial de la morbilidad), (i)  la contaminación atmosférica urbana agravada por el tránsito vehicular causa unos 3 millones de muertes al año, (i) y el carbono negro  que contiene está contribuyendo al cambio climático.
 
 

Financiamiento para abordar el cambio climático puede ayudar a crear un futuro con bajas emisiones de carbono y capacidad de adaptación

Rachel Kyte's picture

La semana pasada, cuando el enorme tifón Haiyan destruyó casas y ciudades y cobró miles de vidas en Filipinas, pudimos ver lo que será nuestro futuro en que habrá eventos climáticos más extremos.

Los científicos han advertido durante años que el calentamiento del planeta hará que el clima sea cada vez más severo y devastador. Esta certeza de los expertos ha hecho que el cambio climático se incorpore en la planificación, y el impacto lo podemos ver ahora con nuestros propios ojos. Este nivel de daños, con millones de personas afectadas, será cada vez más frecuente a menos que hagamos algo al respecto rápidamente.

Los negociadores de todo el mundo están aquí en Varsovia, con ocasión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima para analizar los factores que pueden impulsar medidas a nivel mundial.
No es demasiado complicado. Tenemos que determinar los precios adecuados, lograr que el financiamiento circule y trabajar donde más importa. Sin embargo, cada una de estas acciones requerirá voluntad política para poner nuestra ambición colectiva en una justa medida, por el bien de nosotros y de las personas de  Filipinas y las Islas del Pacífico, y las costas bajas de África y el Caribe que están directamente en peligro.

Aprender de la entrega basada en datos

Aleem Walji's picture
Esta página en: English | العربية | 中文 | Français

Dada la confusión en torno a la frase “ciencia de la entrega”, es importante señalar que no se trata de una receta “única” basada en la premisa de que lo que funciona en un lugar sirve para cualquier otro. Y no afirma que investigación y evidencia garantizan un determinado resultado.
 
Hace unas semanas, el Banco Mundial y el Instituto de Desarrollo de Corea celebraron una conferencia mundial sobre la ciencia de la entrega. Se reunieron varias instituciones de desarrollo, como la  Fundación Gates, la Fundación Grameen, UNICEF, el Center for Health Care Delivery Science de Dartmouth, y mHealth Alliance. Al centrarnos en los pobres extremos, examinamos oportunidades y desafíos en materia de desarrollo que incluyen los experimentos en el cuidado de la salud, cómo la tecnología está reduciendo los costos y aumentando la eficacia, y la dificultad de pasar de exitosas pruebas piloto a la entrega a gran escala.
 

Bloomberg y Kim reflexionan acerca de qué es lo necesario para conseguir un transporte más verde y más eficiente en las ciudades

Donna Barne's picture

Presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, sopesaron el 18 de enero qué es lo necesario para configurar el futuro de las ciudades y reducir la contaminación, las muertes en la carretera, los tiempos de viaje y la pobreza.

Gran parte de la respuesta: un transporte urbano más verde, más eficiente y más rentable, que se proponga trasladar a las personas, no a los autos.

Transporte urbano: Se trata de trasladar personas, no vehículos

Rachel Kyte's picture
Esta página en: English | 中文 | Français

Disponible en: عربي

El número de automóviles en las carreteras del mundo está en vías de duplicarse a cerca de 1.700 millones para 2035 (i). Si a esto le agregamos una población en rápido proceso de urbanización –es probable que 6 de cada 10 de nosotros vivamos en ciudades para 2030– entonces las urbes del mundo tienen un problema de transporte que se está haciendo realidad.

Una mirada al 2012: Resumen anual

Carlos Ferreyra's picture

Disponible en English Français

El 2012 llegó a su fin  y  como todos los años, aprovechamos esa oportunidad para revisar las acciones más importantes realizadas por el Banco Mundial en el combate contra la pobreza  alrededor del mundo. En el año que se fue destacaron desde la inclusión financiera, las acciones para mitigar los altos  precios de los alimentos y la campaña ¿#Quéharías para terminar con la pobreza? Entre muchas otras.

Explora esos y otros temas que marcaron el acontecer del desarrollo mundial haciendo clic en la galería.

Gestión de riesgos para el desarrollo

Kaushik Basu's picture

Disponible en: English

Supongamos que un líder político implementa una política que da lugar a una crisis económica que no se habría producido si no hubiera aplicado esa política en este caso. En tal situación, nos sentimos inclinados a tratar con mano dura dicha política y criticar severamente la decisión. Sin embargo, esto sería un error.

Para ver el error —como para observar tantas cosas en la vida— vale la pena convertir esto en un problema más abstracto.

Alguien está por tirar un dado (que no favorece a nadie), pero antes de eso usted tiene que elegir entre A y B.

Si elige A y el resultado del dado es 1 o 2,  y si elige B y el resultado es 3, 4, 5 o 6 y  todo estará bien. De lo contrario, hay una grave crisis alimentaria.

¿Qué debería hacer?

Un poco de reflexión deja claro que debe elegir B. Si después de eso el dado muestra el 1, por supuesto habrá una crisis, pero ese resultado desastroso no transformaría su decisión en algo equivocado. De hecho, si tuviera que volver a jugar, debería hacer la misma elección.

Un gran día en Sudáfrica para un fanático del desarrollo

Jim Yong Kim's picture
Video Platform Video Management Video Solutions Video Player

PRETORIA – Debo admitirlo. Soy un poco un fanático del desarrollo. Durante la mayor parte de mi vida adulta he estado leyendo gruesos tomos de libros que describen el éxito o fracaso de proyectos. Converso con amigos cuando nos juntamos a cenar sobre las teorías del desarrollo. Y no puedo dejar de pensar en la pregunta sobre este tema que considero es la más importante de todas: ¿Cómo podemos cumplir más eficazmente nuestras promesas a los pobres?

Podrán imaginar entonces mi entusiasmo ante la posibilidad de pasar un día completo en reuniones con los principales expertos de Sudáfrica en materia de desarrollo: sus ministros de finanzas, desarrollo económico, salud, educación básica, asuntos hídricos y ambientales, y desarrollo rural y reforma agraria. Y además con el presidente Jacob Zuma.

Decidí visitar Sudáfrica durante mi primer viaje al extranjero como Presidente del Grupo del Banco Mundial debido a la gran importancia de este país para la región, el continente y el mundo. Es el motor económico de África, y su historia de reconciliación después del apartheid es uno de los logros históricos de nuestro tiempo.

Pages