Participe en los eventos de las Reuniones de Primavera del 17 al 21 de abril. ¡Únase a la conversación! Calendario de eventos


Syndicate content

Las alternativas que ofrecen los espacios de trabajo cooperativo ayudan a empoderar a las mujeres

Zubedah Robinson's picture
También disponible en: English | العربية
Children entertained by Play Work Dash staff. Parents use this co-working space to do some work while having their children play at the space’s children area. © Play Work Dash
© Estelle Claire Ebitty-Doro/Banco Mundial

Ninguna mujer debería tener que elegir entre iniciar una familia y tener un trabajo.
 
¿Por qué entonces mujeres profesionales altamente calificadas que tienen hijos abandonan la fuerza laboral en algún momento de sus carreras? Además de la falta de servicios de cuidado infantil apropiados, he empezado a pensar que quizás otra razón en parte sería la carencia en todo el mundo de lugares propicios para trabajar.
 
Sin embargo, una nueva industria en auge está cambiando la mentalidad de las mujeres para desarrollar su potencial y lograr sus sueños.

¿Qué son los espacios de trabajo cooperativo?

El trabajo cooperativo es una forma de trabajo que permite compartir un mismo espacio, a menudo una oficina, y a la vez desempeñar una actividad independiente. A diferencia de una oficina tradicional, las personas que trabajan de esta manera no están contratadas por la misma organización. Habitualmente, este modo de trabajo resulta atractivo para profesionales que trabajan en casa, contratistas autónomos, científicos independientes o personas que viajan con frecuencia y que trabajan de manera aislada.

Hoy en día, la floreciente industria del trabajo cooperativo brinda espacios especialmente a las mujeres donde ellas pueden tener acceso a redes y seminarios profesionales, según el periódico The Washington Post. (i) Estos espacios, al igual que otros destinados a padres y madres que trabajan, están ofreciendo cada vez más cuidado infantil, un servicio que aún no existe en muchos lugares de trabajo. (i)
  
Un entorno parecido a un spa
 
Un ejemplo es Hera Hub, (i) un espacio de trabajo cooperativo en la ciudad de Washington, donde mujeres emprendedoras se reúnen para crear proyectos y colaborar profesionalmente de una manera productiva, y en un ambiente parecido a un spa (¡sí, casi como un spa!).
© Estelle Claire Ebitty-Doro/Banco Mundial


En este lugar las empresarias inician, hacen crecer y amplían sus negocios. En este lugar también se apoyan unas a otras mediante programas “GURÚ”, una serie destinada a impulsar la creación de empresas, y otros eventos organizados para las miembros del centro.

“Las mujeres descubren con frecuencia que trabajar junto a otras profesionales no solo les ayuda a ser más productivas, sino que las mayores redes y recursos disponibles también les ayudan a hacer crecer sus negocios a un ritmo más rápido que si no fueran parte de una comunidad de apoyo”, explica Julia Westfall, directora ejecutiva de Hera Hub.
 
Conocí también a Deborah Owens, una integrante del centro y una “gurú” en el tema de la riqueza que trabaja con mujeres para ayudarles a conocer y entender mejor sus propias fortalezas y habilidades, y armonizarlas con sus valores.
 
“Una mujer es la directora de finanzas de un hogar”, dice Owens con absoluta confianza.

Derribar los obstáculos
Niños entretenidos por el personal de Play Work Dash. Los padres usan este espacio de conjunto trabajar mientras sus hijos juegan. © Play Work Dash

Dado que las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de encargarse de los hijos, la carencia de servicios de cuidado infantil es un gran obstáculo para la participación plena e igualitaria de las mujeres en el mercado laboral, según un informe publicado recientemente por la Corporación Financiera Internacional (IFC).

“El trabajo y la maternidad no se excluyen mutuamente”, señala Nicole Dash, propietaria de Play, Work or Dash. (i) Este espacio de trabajo cooperativo, ubicado en Vienna, Virginia, ofrece a los padres un lugar donde realizar sus tareas profesionales y un servicio de cuidado infantil a tiempo parcial en el mismo sitio.

"Las madres de niños pequeños no tienen que frenar sus carreras o abandonar completamente sus campos profesionales porque optaron por tener hijos y cuidarlos”, dice Dash.
 
A partir de esa idea, creó un entorno donde existe un equilibrio entre el cuidado de los niños y el desarrollo profesional, ofreciéndole a las mujeres y sus familias la oportunidad de seguir generando ingresos.
 
Dash mencionó como un excelente ejemplo el caso de Rachel Kraft, madre de un hijo, quien empezó a usar el espacio como una manera de tener una pausa de sus labores domésticas. Trabajar en el lugar con otras mamás, la motivó a empezar su propio negocio de asistencia virtual. Hoy, la empresa de Kraft está creciendo y tiene una mayor membresía, y le permite obtener ingresos para su familia.
 
El momento es ahora
 
Soy una madre que trabaja y sumo mi voz a los millones de personas que sostienen que el momento es ahora para empoderar a las mujeres en todos los lugares del planeta, y homenajear a aquellos que están trabajando arduamente para reivindicar los derechos de las mujeres y ayudarlas a desarrollar plenamente su potencial.

Comments

ENVIADO POR Estela el

Una iniciativa muy buena rescatando las palabras ya mencionadas, es hora de empoderar a las mujeres. Sin duda yo apoyaré en todo lo que pueda con mucho gusto

ENVIADO POR Martha Liliana Sánchez V el

Me encantaría promulgar y propender por esta iniciativa en Colombia, especialmente en Cundinamarca

ENVIADO POR Lesbia Dubon el

Me parece genial el apoyo al desarrollo de la mujer me encantaría que existiera en mi país un programa igual Vivo en Guatemala

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.