Syndicate content

Escuelas modernas para los tiempos modernos

Tigran Shmis's picture

Modernizando los jardines de niños en Rusia

Pasar un día en un jardín infantil puede ser revelador para un adulto. Le diré por qué.

La escuela en cuestión es lo que en la Federación Rusa (i) llamamos una escuela inclusiva, donde los menores con necesidades especiales forman parte del jardín de niños común y participan en las mismas actividades y programas que los demás. ¡Funciona! Esta escuela se puso en marcha en 2011 y no hace diferencias entre los niños con necesidades especiales y los otros. Ambos grupos asisten a la misma clase, se sientan a la misma mesa, y toman parte en las mismas actividades. Pocos lugares en el mundo hacen esto.El modelo inclusivo, aunque no es único, sigue siendo escaso. Pero aparte de sus rasgos distintivos, ¿qué tiene de particular?

Forma parte de una iniciativa más amplia en Rusia para modernizar e integrar los jardines infantiles con el fin de que sean más eficientes en función del costo y la energía, a medida que aumenta la demanda de estos servicios.

El tipo más frecuente es el jardín común, pero incluso a ese me hubiera gustado asistir cuando era pequeño. Es luminoso, organizado y nuevo. Este hasta tiene una piscina. Mientras el jardín inclusivo se destaca por el hecho de que los niños especiales pueden participar en actividades normales, el común por su arquitectura y diseño.

Los padres aquí son protagonistas activos, y están comprometidos con el desarrollo de sus hijos. Es una buena señal, porque es vital que vean el valor de estas nuevas instalaciones, donde se respalda y promueve la tolerancia y un entorno multifacético.

Rusia está creando más escuelas nuevas de este tipo, y el esfuerzo no podía ser más oportuno. En la actualidad, el país enfrenta un gran déficit de espacio y servicios para niños en edad escolar. Pero las regulaciones existentes son estrictas. Algunas impiden que los municipios realicen innovaciones en la construcción y los someten a requisitos obsoletos.

Para combatir estos obstáculos, los responsables de formular las políticas están trabajando con el Banco Mundial en la elaboración de propuestas concretas para mejorar la educación en la primera infancia, aumentar el acceso a los servicios y garantizar su calidad. Esperamos que el resultado sea un sistema más flexible, eficaz y centrado en los niños.

El viaje a estas escuelas a principios de junio formó parte del seminario internacional “Ready, Steady, Go!: Inspiring Design of Learning Environments for Early Childhood Education and Care” (¡Preparados, listos, ya!: Diseño inspirador de ambientes de aprendizaje para la educación y la atención en la primera infancia).

La mayoría de quienes participamos en el encuentro coincidimos en un aspecto: los espacios para los niños deben ser abiertos y transparentes, y estimular la creatividad y el movimiento. La interacción social no requiere de grandes espacios, decenas de salas y un calendario planificado. Se necesita un ambiente libre y seguro, donde se anime a los niños a descubrir sus intereses.

En 2011, solo el 61% de los niños rusos fue matriculado en jardines infantiles. En países más desarrollados, la cifra es cercana al 90%. Rusia está trabajando para llegar a ese nivel. Algunas regiones tratan de crear sistemas universales para los niños en edad preescolar. El poblado de Yakutia (i) es un ejemplo, en el que una inversión de US$200 millones ayudará a crear un sistema de jardines equilibrado. Eso incluye la construcción y reconstrucción de más de 90 establecimientos, para lograr que sean modernos y eficientes en función de los costos. También ayudará a actualizar los planes de estudio y capacitar a los maestros y administradores.

Moscú está trabajando en el programa “Educación de la Capital”, en el que se crearán aproximadamente 42.000 vacantes en nuevos jardines en cinco años. En 2012, la ciudad de Moscú planea construir 80 centros dirigidos a la primera infancia. (r)
Pero un mayor diálogo y trabajo permitirá contar más historias exitosas, y mi esperanza es que nuestro taller haya sido un paso hacia ese objetivo.

Comments

ENVIADO POR Héctor EL
Investiguen el trabajo en las Escuelas dependientes del Instituto Themis Speroni. La Plata.Bs As. Argentina

ENVIADO POR GEORGE B DURAN EL
Que alentadora es esta informacion. INTEGRACION de todos es la clave del verdadero progreso. Fomentar la tolerancia y el respeto mutuo define en mejor futuro para las evoluciones en todo el Planeta. Aunque no se hace mencion de incluir a los miembros de las 'diferentes razas', ni de la 'Filosofia' o 'Idealismo' que seran impartidos, ni tampoco del 'curriculum' a seguir; es un buen paso el que se esta dando. Por supuesto es menester de todos involucrarnos en el desarrollo de las 'Nuevas Politicas' que debemos implementar, para asegurar la validez y viabilidad de dicho "Proyecto". POR LO PRONTO INVOQUEMOS: EL PODER, SABIDURIA Y AMOR QUE RESIDE EN CADA CORAZON. Para que se manifiesten plenamente en, a traves y alrededor de cada uno; moviendonos a la 'Recta Accion' y nos carguen con el deseo de seguir adelante en la transformacion de este Nuestro Amado Planeta; en uno donde Reinen la TOLERANCIA Y LA BUENA VOLUNTAD, CON RESPETO A LA VIDA, LA LIBERTAD Y LA JUSTICIA.

ENVIADO POR Víctor Guevara EL
Rusia apuesta por el futuro, impulsando y desarrollando centros de educación modernos, donde los objetivos principales es desarrollar la comprensión y entendimiento de personas diferentes y a las cuales tambien van a aprender a respetar, conllevando a una sociedad diferente y que en 20 años serán totalmente diferentes. Adicionalmente, el trabajo colaborativo, en equipo, el desarrollo de actividades recreativas, hacen que los niños aprendan y se diviertan en sus escuelas, con todas las facilidades que se les brinda. Felicito a las autoridades gubernamentales que buscan innovar y apuestan por la educación de los niños, que saben que ellos serán el futuro de su País.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.