Syndicate content

El camino a seguir es la colaboración: Maximizar el financiamiento para el desarrollo

Hartwig Schafer's picture
También disponible en: English


Los que hayan seguido los debates que tuvieron lugar durante las Reuniones Anuales del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), celebradas la semana pasada en la ciudad de Washington, habrán notado que nuestro enfoque respecto del desarrollo económico internacional está cambiando significativamente y, en mi opinión, para mejor.
 
En las deliberaciones del panel realizado el sábado sobre cómo maximizar el financiamiento para el desarrollo, se describió el contexto que muchos miembros de la comunidad del desarrollo ya conocen bien, pero que vale la pena volver a plantear: Harán falta muchos billones de dólares, no ya miles de millones de dólares, para responder a las crecientes aspiraciones de contar con mejor infraestructura, salud y educación. Específicamente, se necesitarán unos USD 4 billones al año para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la comunidad internacional acordó en septiembre de 2015.

Eso es muchísimo dinero, mucho más de lo que los bancos multilaterales de desarrollo o los donantes internacionales pueden proporcionar por sí solos. En el evento del sábado, en el que participaron Paul Kagame, presidente de Rwanda; Renu Sud Karnad, directora gerente de la Corporación de Financiamiento para el Desarrollo de Viviendas de India; Adrian Orr, director ejecutivo de Super Fund de Nueva Zelandia; Bill Winters, director ejecutivo de Standard Chartered, y en el que Ali Velshi, de NBC News actuó como moderador, Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial, dijo sin rodeos: “No importa cuánta [asistencia oficial para el desarrollo] proporcionemos, nunca podremos satisfacer la demanda”.
 
Esto no quiere decir que no existan los recursos financieros necesarios para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Adrian Orr lo expresó con claridad: “Hay una montaña de capitales... que puede invertirse en obras de infraestructura de largo plazo. Los mercados de frontera, los mercados emergentes son una magnífica fuente de oportunidades para los inversionistas a largo plazo”. Afirmó que el Grupo Banco Mundial puede actuar como cámara de compensación para vincular la oferta de capital privado con la enorme demanda de infraestructura en los mercados emergentes. Bill Winters, director ejecutivo de Standard Chartered, señaló que, para sacar provecho del capital privado de largo plazo, necesitaremos productos y activos que puedan estandarizarse y comprenderse fácilmente.
 
Esto constituye una unión muy esperada. De hecho, en julio en Hamburgo, los ministros de Finanzas del Grupo de los Veinte (G-20) aprobaron los principios para atraer el financiamiento privado, (i) con los que se busca dar a los bancos multilaterales de desarrollo un marco común para incrementar las inversiones privadas en respaldo de los objetivos de desarrollo de los países.
 
¿Pero cómo podemos lograr esto de manera razonable y sostenible? Aquí es donde, como en todas las uniones, las cosas pueden complicarse. En primer lugar, las condiciones normativas, regulatorias, financieras y de los mercados deben ser las adecuadas. Los procesos deben estandarizarse siempre que sea posible; se debe invitar y alentar la participación de los inversionistas en proyectos de infraestructura bien diseñados y rentables.
 
Desde el Grupo Banco Mundial, podemos utilizar nuestras herramientas y nuestros recursos para ayudar a los países a generar esas condiciones, lo que cumpliría el doble propósito de alentar las inversiones y a la vez promover una buena gestión y el cumplimiento de parámetros ambientales y sociales exigentes.
 
Una vez que se han sentado las bases para la inversión, podemos aplicar algunas de las armas con las que ya contamos. Tenemos también algunas más en elaboración, dado que trabajamos arduamente y con rapidez para lograr innovaciones en favor del desarrollo. Por ejemplo, las alianzas público-privadas permiten distribuir mejor los riesgos de inversión entre los sectores público y privado, con lo que se allana el camino para una mayor participación de los inversionistas en proyectos de infraestructura y se liberan fondos públicos para otras iniciativas de desarrollo. Otra herramienta importante son las garantías y los productos de mejoramiento del crédito, que pueden reducir los riesgos financieros y políticos que ahuyentan al sector privado.
 
La buena noticia es que estos instrumentos ya existen, tanto dentro del Grupo Banco Mundial como en otros bancos multilaterales de desarrollo. Son herramientas ya probadas. El cambio que se está produciendo radica tan solo en que hemos comenzado a promoverlos activa y enérgicamente para atraer un mayor volumen de financiamiento con el fin de satisfacer las enormes necesidades de infraestructura y servicios del mundo en desarrollo.
 
Una de las enseñanzas que han surgido y que se expresaron con toda claridad durante las Reuniones Anuales es que las alianzas son importantes, tanto para intercambiar conocimientos como para compartir recursos y distribuir riesgos. Los desafíos del desarrollo son demasiado grandes, y los actores interesados son demasiado numerosos como para adoptar cualquier otro enfoque.
 
La idea de maximizar el financiamiento para el desarrollo ya ha ganado terreno entre los Gobiernos clientes, los inversionistas, los bancos multilaterales de desarrollo y los donantes. No es difícil ver por qué: las necesidades son más evidentes que nunca, al igual que nuestras limitaciones.
 
De hecho, en el evento del sábado, el presidente Kagame señaló que los asociados de su país, incluido el Grupo Banco Mundial, han sido fundamentales para atraer al sector privado que contribuirá a alcanzar los objetivos de desarrollo de Rwanda.
 
Describió perfectamente el enfoque con las siguientes palabras: “El camino a seguir será el de la colaboración”.
 
Súmese a la conversación en Twitter usando la etiqueta #fin4dev.

Comments

ENVIADO POR rafael el

El banco mundial es lo mejor lo que ayuda a país pobre. Aquí en Venezuela y mas importante estado nueva Esparta lo mejor estado para turismo. Necesita ayuda de banco mundial para fortalecer el turismo

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación