Syndicate content

Añadir nuevo comentario

Trabajadores informales de India generan “economía popular”

Renana Jhabvala's picture

Disponible en: English

En los últimos años, hemos observado cambios revolucionarios en todas las economías del mundo, que han derrumbado los sistemas formales y los han vuelto informales. Mi región natal de Asia meridional no es la excepción: más del 90% de la fuerza laboral está compuesta por trabajadores informales, como vendedores ambulantes, trabajadores a domicilio, trabajadores de la construcción y pequeños agricultores, muchos de los cuales no saben con  qué ingresos contarán cada semana.

Las políticas gubernamentales no se han puesto aún a la altura de esta realidad. La mayoría de los sistemas de protección social se crea para el empleo formal, un concepto que parece pertenecer cada vez más al “siglo pasado”. Hoy en día, para muchos habitantes de India y otras partes, hay pocas posibilidades de obtener un empleo seguro a largo plazo vinculado a un sistema nacional de protección social. Ahora los trabajadores dependen de redes personales y no del Gobierno para sus propias redes de protección.

Es hora de reconocer esta “economía popular” que surge del sector informal como una fuerza en sí misma. Los Gobiernos deben tratar a los trabajadores informales como participantes en un plano de igualdad (no simplemente beneficiarios) y revisar las políticas de protección social en consecuencia. Aunque los presupuestos gubernamentales aplicables a los planes de protección social se han multiplicado por 10 en la última década, la mayoría todavía no llega a los más pobres y más vulnerables, que trabajan fuera del sistema.

Mi propia organización, la Asociación de Trabajadoras por Cuenta Propia (SEWA, por sus siglas en inglés), con sede en India, es un ejemplo de economía popular dinámica que proporciona protección a sus miembros. SEWA es un sindicato de trabajadoras informales que otorga derechos y voz a 1,4 millones de miembros.

En India, el 80% de las mujeres pobres no tiene cuenta bancaria, por eso la prioridad de SEWA es una mayor inclusión financiera. El Banco SEWA ayuda a estas mujeres, proporcionando servicios de ahorro, seguros de crédito, pensiones y servicios de financiamiento de la vivienda. También hemos experimentado con las transferencias de efectivo para nuestros miembros. Un plan llevado a cabo en 20 aldeas rurales del estado de Madhya Pradesh demostró que las transferencias de efectivo sin condiciones ayudan a las familias a superar las crisis y pueden crear oportunidades de obtener ingresos.

Las economías populares pueden convivir con el Gobierno y el sector privado, y reforzarse mutuamente. Por ejemplo, el plan nacional de contribuciones conjuntas para pensiones de India ha encontrado clientes entusiastas entre los miembros de SEWA. Dado que la mayor esperanza de vida ha obligado a considerar la cuestión de las pensiones, muchas jóvenes están buscando maneras de contribuir. Me dicen que no quieren llegar a ser como sus madres, que no cuentan con una red de protección en la vejez.

En una economía popular, cada pequeña cooperativa puede tener un gran impacto. Si podemos multiplicar eso, se difundirá un mensaje positivo entre la enorme población de India: Hay espacio para la iniciativa propia, la cooperación y la confianza mutua de las personas.

Esta es una de las publicaciones de la serie correspondiente al Foro de Aprendizaje Sur-Sur 2012 del Banco —Crear capacidad de adaptación y oportunidades: El papel de las políticas laborales y de asistencia social— celebrado esta semana en Hyderabad, India.

Información relacionada
Foro de Aprendizaje Sur-Sur 2012: Crear capacidad de adaptación y oportunidades
Informe sobre el desarrollo mundial 2013: El empleo