Syndicate content

Añadir nuevo comentario

La respuesta del Líbano a cómo dar acogida a 200 000 estudiantes refugiados en su sistema educativo

Noah Yarrow's picture
También disponible en: English 
Foto: Dominic Chavez/Banco Mundial.

El Día Mundial de los Refugiados se conmemora una vez al año, pero los temas que aborda representan una preocupación cotidiana para el Líbano. Este país, que alberga el mayor número de refugiados per cápita en el mundo, ofrece algunas lecciones importantes. El Líbano casi duplicó el tamaño de su sistema nacional de educación pública en cinco años en respuesta a la crisis de los refugiados, algo que ningún país ha hecho antes. Los grandes aumentos en la educación primaria, observados, en particular, en los países africanos en la última década y media, rara vez representaron más de un 50 % de aumento en la población total de las escuelas públicas, ya que se centraron en los primeros seis años de escuela. La población total en las escuelas públicas del Líbano aumentó en casi 100 %.
 
Para lograr esto, el país integró a los refugiados sirios en las escuelas públicas usando el plan nacional de estudios, y lo hizo de la siguiente manera:​

  1. Creó una segunda jornada en más de 300 escuelas públicas, en que profesores libaneses certificados cumplieron la función de instructores, y
  2. Eliminó las tasas de matrícula y proporcionó libros de texto gratuitos a todos los estudiantes de las escuelas públicas.
Todo esto ha tenido un costo, y una parte ha sido financiada por el Banco Mundial y otros asociados internacionales, entre ellos el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Unión Europea (UE) y el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID).

Este proceso de expansión radical del sistema educativo ha tenido lugar en un contexto de opciones restringidas. Por ejemplo, el consejo común de los asociados externos al Líbano en el inicio de la afluencia de refugiados sirios fue crear clases separadas para los estudiantes sirios, impartidas por profesores sirios. La idea era que esto reduciría al mínimo el trastorno para los estudiantes, permitiría la continuidad del empleo de los profesores, y facilitaría un posterior regreso a Siria.

Aprender de las últimas experiencias
Sin embargo, ya había un ejemplo en el Líbano de un sistema educativo financiado externamente con un plan de estudios independiente para los refugiados palestinos, y los libaneses no estaban dispuestos, en general, a repetirlo. Si bien el sistema educativo del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) (i) tuvo un gran éxito en términos de resultados de aprendizaje para los estudiantes palestinos, (i) había poco interés a nivel político, financiero o institucional en establecer otro sistema paralelo de educación de refugiados en el Líbano. Los estudiantes sirios aprenden hoy con maestros libaneses y usando el plan de estudios libanés.
 
Si bien el enfoque de integración elegido aumenta la coherencia y la sostenibilidad del sistema, los efectos sobre el aprendizaje para los estudiantes sirios no son claros. Los impactos de la rápida expansión del sistema en los resultados de aprendizaje del Líbano tampoco son claros y las investigaciones sobre este tema se publicarán próximamente. El programa denominado Research for Results (i) se dedica a investigar los procesos de enseñanza y aprendizaje en los sectores público y privado en una muestra representativa a nivel nacional en el Líbano.

De cara al futuro
En los próximos cinco años, a través de la iniciativa Brindar educación a todos los niños II, (PDF, en inglés) el Líbano planea construir a partir de sus logros: aumentará el número de niños libaneses y no libaneses en edad escolar matriculados en la educación formal y también buscará incrementar los resultados de aprendizaje medidos por la proporción de estudiantes que pasan al siguiente grado. Como una manera de mejorar el bienestar de todos los niños, la iniciativa Brindar educación a todos los niños II busca aumentar el número de escuelas que proporcionan servicios de salud, servicios de protección infantil, apoyo psicosocial y atender las necesidades especiales de aprendizaje de los estudiantes libaneses y no libaneses.

Asistencia del Banco Mundial
El Banco Mundial usa recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) —el fondo para los países más pobres del mundo y la mayor fuente de financiamiento en condiciones concesionarias para dichos países— y fondos del Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID) y otros donantes (i) para ayudar al gobierno del Líbano a alcanzar estos objetivos. Uno de los principios fundamentales de la participación del Banco Mundial en el Líbano es asegurar que los beneficios lleguen tanto a los niños refugiados como a los niños libaneses, por ejemplo, proporcionando financiamiento para libros de texto para todos los estudiantes de las escuelas públicas. Este enfoque apoya la armonía social y política entre los niños, y mantiene un énfasis en favor de los pobres dado que el sistema escolar público presta servicios sobre todo a los estudiantes libaneses de menores ingresos.

En toda la región
Además de apoyar al Líbano, el Banco Mundial ayuda a otros países de la región a ocuparse de la afluencia de refugiados. En Turquía, (i) una serie de proyectos apoyan la respuesta del Gobierno, mediante por ejemplo un programa de construcción de escuelas para dar acceso a más estudiantes.

En Jordania, el Proyecto de Oportunidades Económicas para Refugiados Jordanos y Sirios (i) promueve el aumento de oportunidades de empleo. En Yemen, donde una cuarta parte de los niños no asiste a la escuela debido al conflicto (unos 2 millones de niños), el Banco Mundial trabaja con asociados como UNICEF para ayudar en la prestación de servicios. Desafortunadamente, es improbable que la situación en Yemen mejore drásticamente, mientras el conflicto continúe.
 
Los Gobiernos de toda la región pueden beneficiarse del apoyo técnico y financiero flexible y adecuado de los donantes y asociados para seguir mejorando la calidad, la transparencia y el acceso a los servicios públicos al tiempo que responden a la presente crisis de refugiados. Por su parte, la comunidad internacional puede aprender de los éxitos y desafíos actuales para mejorar la prestación de servicios a los refugiados y las poblaciones que los acogen en todo el mundo.


Obtenga más información sobre la labor del Grupo Banco Mundial en el sector de educación en nuestro sitio web (i) y en Twitter. (i)
 
 
 

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.