Syndicate content

Últimos datos muestran el crecimiento y los desafíos de la participación privada en proyectos de infraestructura

Clive Harris's picture

Esta página en: English

Participación privada en proyectos de infraestructura
Participación privada en proyectos de infraestructura.


Los compromisos de inversión en proyectos de infraestructura con participación privada bajaron un 24 % en 2013 con respecto al año anterior. Debería ser una buena noticia que la información del primer semestre de 2014 –publicada recientemente en la base de datos sobre participación privada en infraestructura (PPI, por sus siglas en inglés) (i) del Grupo Banco Mundial, que cubre los sectores de energía, agua y saneamiento, y transporte– muestre un aumento de un 23 % en comparación con el primer semestre de 2013, con inversiones por un monto total de US$51 200 millones.

Sin embargo, una mirada de cerca (i) revela que este crecimiento se debe en gran medida a los compromisos en América Latina y el Caribe, y más concretamente en Brasil. De hecho, sin incluir a este país, el total de la inversión privada en infraestructura disminuye a US$21 900 millones, o sea, un 32 % más bajo que en el primer semestre de 2013. Durante el primer semestre de 2014, Brasil dominó el panorama de las inversiones con un monto de US$29 200 millones, equivalente al 57 % del total mundial.

Se informó una reducción de los niveles de inversión en cuatro de seis regiones: Asia oriental y el Pacífico, Asia meridional, África y Oriente Medio. En muchos casos, una menor cantidad de proyectos precipitó esta baja. Específicamente, India ha experimentado un rápido descenso de las inversiones, con solo US$3600 millones en el primer semestre de 2014, comparado con un monto máximo de US$23 800 millones en el mismo periodo de 2012. Esa cantidad todavía fue suficiente para mantener a India entre los cinco primeros países en términos de inversión privada en infraestructura. Por orden de importancia, la clasificación es: Brasil, Turquía, México, India y China.

Los sectores del transporte y la energía marcaron el ritmo de las inversiones en el área, representando en conjunto casi todos los proyectos privados de infraestructura que se recopilaron en esta última actualización. Los altos niveles de inversión en energía se debieron principalmente a los proyectos de energía renovable, que sumaron el 59 % del total de las inversiones en el sector energético, y se prevé que este crecimiento continúe sobre la base del rol cada vez mayor de la energía renovable en la generación de energía a nivel mundial.

El sector de la energía además tuvo el mayor número de nuevos proyectos (70), seguido por el transporte (28), y el agua y alcantarillado (12). Sin embargo, el transporte demandó la mayor inversión global, con US$36 000 millones, que equivalen al 71 % del total mundial.

Aunque necesitamos ver los datos del segundo semestre de 2014, lo que tenemos hasta la fecha (i) muestra que los déficits de infraestructura pueden seguir aumentando si la contribución del sector privado es menor. También se puede observar que, en muchas economías de mercados emergentes, hay mucho trabajo por hacer para presentar al mercado proyectos que atraigan la inversión privada y representen un buen negocio para los Gobiernos interesados.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.