Syndicate content

¿Cuánto hemos avanzado por el camino de la movilidad sostenible?

Nancy Vandycke's picture
También disponible en: English | Français  | العربية



Desafortunadamente, la respuesta es “no mucho”. El mundo se ha desviado del camino que conduce a la movilidad sostenible. La demanda de transporte de personas y bienes en todo el planeta se satisface cada vez más a expensas de las generaciones futuras.

Esta es la conclusión a la que se llega en Global Mobility Report (Informe sobre la movilidad mundial), (i) la primera evaluación del sector del transporte mundial y los avances hacia el objetivo de lograr la movilidad sostenible.

Se trata del primer resultado significativo de la iniciativa Movilidad Sostenible para Todos (SuM4All), (i) una asociación mundial constituida por varias partes interesadas que se propuso el año pasado en la Cumbre de Acción sobre el Clima de las Naciones Unidas (i) con el fin de contribuir a un futuro en el que la movilidad sea sostenible.

La publicación de este estudio coloca a un sector a menudo relegado por la comunidad internacional en un lugar esencial para abordar la inclusión, la salud, el cambio climático y la integración mundial.

En el informe se define la movilidad sostenible en función de cuatro objetivos: acceso universal, eficiencia, seguridad y movilidad ecológica. Para lograr la movilidad sostenible, es necesario tratar de alcanzar estos objetivos en forma simultánea.

Para medir los avances, en el estudio se propone un marco de seguimiento mundial que abarque las metas existentes y los indicadores pertinentes relacionados con el transporte, incluidos los que ya se han identificado como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esto responde al llamado que se hace en el informe del Grupo Consultivo de Alto Nivel del Secretario General de las Naciones Unidas sobre el Transporte Sostenible titulado Mobilizing Sustainable Transport for Development (Movilizar el transporte sostenible en pos del desarrollo), (i) en el que se destaca la necesidad de contar con un sólido marco de seguimiento y evaluación para monitorear los progresos en el sector.

Según el informe sobre la movilidad mundial, a menos que todas las partes interesadas del sector de transporte adopten medidas, los costos que conlleva el aumento de la movilidad en términos de exclusión social, accidentes, ineficiencia y contaminación son sencillamente demasiado altos. Por primera vez, un informe reúne la información y los datos empíricos mundiales; asimismo, se realiza un análisis integral del sector y se evalúa en qué medida las inversiones y las políticas están bien encaminadas.

Las principales conclusiones son, entre otras, las siguientes:

 
Estas conclusiones son motivo de preocupación, debido a que la movilidad sostenible resulta imprescindible para hacer realidad la promesa de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (i) y alcanzar muchos de los ODS, si no su totalidad; por ejemplo, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (ODS 13), (i) garantizar la seguridad alimentaria (ODS 2) (i) y promover el acceso a la atención médica (ODS 3). (i) Contar con un sector de transporte sostenible también es necesario para lograr que más jóvenes asistan a la escuela (ODS 4) (i) y garantizar que las mujeres tengan oportunidades de empleo y empoderamiento (ODS 5). (i)

No hay dudas de que el futuro de la movilidad tendrá graves consecuencias para el bienestar de las personas y del planeta. Lo que está en juego cuando se habla de satisfacer las demandas de movilidad del futuro es demasiado importante para ser ignorado, sobre todo si se tiene en cuenta la importancia central que reviste a la hora de poner fin a la pobreza y promover el desarrollo sostenible. El informe sobre la movilidad mundial puede ser una herramienta fundamental para ayudar a alcanzar este objetivo.

Es precisamente esta urgencia la que dio origen a la iniciativa SuM4All y la labor que se está llevando a cabo en ese marco. Más de 50 organizaciones líderes ya forman parte de la iniciativa, incluidas instituciones de donantes bilaterales, organismos y comisiones regionales de las Naciones Unidas, bancos multilaterales de desarrollo, el sector privado, organizaciones no gubernamentales, organizaciones mundiales de la sociedad civil e instituciones académicas, todas ellas comprometidas a hablar con una sola voz, actuar en forma colectiva para implementar los ODS, transformar el sector de transporte y, en última instancia, lograr que el mundo avance a grandes pasos por el camino de la movilidad sostenible.


Más información:

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.