Syndicate content

Dar a las adolescentes una oportunidad justa

Julia Ross's picture

 

Entregar ayuda a las niñas y jóvenes para que pasen de la escuela al trabajo en los países en desarrollo no siempre es un camino fácil de recorrer. En muchos lugares, los matrimonios y los partos precoces impiden que las adolescentes se eduquen, poniendo en riesgo sus posibles ingresos y bienestar futuro.

La Iniciativa para las Niñas Adolescentes (AGI, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial, que comenzó en 2008, está ayudando a las jóvenes de siete países a transitar de mejor manera por dicha senda y algunas de ellas -provenientes de Afganistán, Jordania, Nepal, Liberia, Sudán meridional y la República Democrática Popular Lao- relataron cómo lo logran a un público absorto en la sede central del Banco en la ciudad de Washington. A través de capacitación laboral y para la vida patrocinada por la AGI, ellas han comenzado pequeños emprendimientos, permanecido en la escuela y han sido mentoras de otras niñas que podrían seguir su ejemplo.

“Ya no soy la misma adolescente de antes”, dijo Phennapha Phommachanh de la RDP Lao, refiriéndose a su vida anterior a la formación recibida en el marco de la AGI. “Me he convertido en un modelo para otras jóvenes. Las ayudo a encontrar trabajo. Quiero ayudarlas a que tengan una vida igual a la de otras personas”.

El presidente del Banco, Robert B. Zoellick, dijo que la iniciativa brinda a la institución una oportunidad valiosa para invertir en las jóvenes, un grupo que a menudo se pasa por alto en los programas de desarrollo tradicionales. “Las adolescentes deben tener una oportunidad justa para llevar una vida productiva”, señaló. “Su bienestar tiene un efecto enorme en las familias y comunidades”.

Aunque los países de la iniciativa se encuentran aún en una etapa experimental, algunos están informando los primeros resultados. En Liberia, 2.500 niñas están hoy en día siendo capacitadas; y en Sudán meridional, 100 clubes comunitarios de adolescentes de las aldeas proporcionan un lugar seguro donde las jóvenes reciben entrenamiento y hacen vida social.

Y todavía hay más por venir. El presidente Zoellick anunció hoy que el Banco planea extender la iniciativa a Yemen y Haití el próximo año. El programa de Haití se centrará en brindar formación a 3.000 jóvenes para facilitarles el paso de la escuela al trabajo y mejorar su potencial de empleo e ingresos. En Yemen, las transferencias de efectivo ayudarán a las adolescentes a asistir a la escuela y completar el ciclo escolar.

De hecho, varios oradores invitados al evento hicieron hincapié en la importancia de proveer esta ayuda lo más pronto posible para que las niñas continúen educándose. Un año adicional de instrucción secundaria puede aumentar los futuros salarios de las jóvenes entre 10 y 20%.

“Si invertimos en una niña ahora, el efecto multiplicador alrededor de ella será extraordinario”, dijo María Eitel, presidenta y jefa ejecutiva de la Fundación Nike, uno de los asociados de la AGI.
 

Comments

ENVIADO POR silva susana ester EL
QUE BUENISSSIMA INICIATIVA AMIGOS UDS. SI QUE TRABAJAN LOS FELICITO YO TAMBIEN TRABAJO CON LA NIÑEZ Y ME QUEDO CON ESA FRASE MOTIVADORA DE MARIA ETIEL DE LA FUNDACION NIKE QUE DICE SII INVERTIMOS EN UNA NIÑA AHORA EL EFECTO MULTIPLICADOR SERA EXTRAORDINARIO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Añadir nuevo comentario