Syndicate content

Derribar las barreras para promover la inclusión en el sector del agua

Soma Ghosh Moulik's picture
Esta página en: English | Français

En muchos países, las mujeres caminan más de 6 km para buscar agua. Entre 2006 y 2012, en Níger, viajaban una hora, en promedio, para ir en busca de este elemento. A nivel mundial, hay 4500 millones de personas que no tienen acceso a servicios de saneamiento gestionados de manera segura, y 2100 millones de personas sin servicios de agua potable.

Con todo, ni siquiera estas elevadas cifras y estadísticas impactantes pueden reflejar plenamente la realidad de los segmentos de las sociedades que sufren las consecuencias de la inaccesibilidad. Los grupos marginados y las comunidades de bajos ingresos suelen carecer de servicios básicos de agua y saneamiento en un grado impresionante: un estudio reciente del Banco Mundial (i) reveló que en Guatemala apenas el 33 % de la población indígena tiene acceso a servicios de saneamiento, en comparación con el 77 % de la población no indígena.

¿Qué significa esto para el sector del agua? Un hecho muy claro es que el agua sigue siendo, en gran medida, un recurso poco seguro e inaccesible. Otro menos evidente puede ser que las personas y los grupos marginados no tengan voz o capacidad de decisión en la gestión de este recurso. Cuando las personas son excluidas en función de ciertos aspectos de su identidad, como su etnicidad, condición social, género, orientación sexual o situación de discapacidad, los obstáculos que enfrentan para contar con agua accesible y apta para el consumo siguen inalterados y son ignorados. Frente a las cifras antes señaladas, estos casos revelan con toda claridad que las mujeres y otros grupos marginados están ausentes en la toma de decisiones. Muestran que muy frecuentemente el agua y el saneamiento se convierten en factores de exclusión y disparidad. Ha llegado la hora de que en el sector del agua se reconozca y analice cabalmente la relación entre la inclusión y este vital elemento.

La inclusión social puede referirse a uno o varios factores que excluyen a las personas de los mercados y los servicios. Es el conducto para asegurar que los grupos marginados participen en la toma de decisiones. Para ello, la inclusión es un componente importante de la labor que realiza la Alianza Mundial para la Seguridad Hídrica y el Saneamiento (GWSP) (i) del Banco Mundial. El propósito de la GWSP es intensificar la inclusión social en el sector del agua a través de la generación de conocimientos y su preservación, la interacción con los países, el aprendizaje y el fortalecimiento de las alianzas. Desde su creación hace ya más de un año, la GWSP ha respaldado varias iniciativas y proyectos para promover la agenda de la inclusión:

Con respecto a la generación de conocimientos y su preservación, en el informe del Banco Mundial titulado The Rising Tide: A New Look at Water and Gender (La marea ascendente: Una nueva mirada al agua y el género) (i) se analiza una abundante literatura para mostrar cómo el agua a menudo refleja, e incluso intensifica, la desigualdad de género. En particular, el informe demuestra que la desigualdad de género no siempre se manifiesta donde cabría esperarla, y sus objetivos son múltiples: presentar a los responsables de la formulación de políticas y a los profesionales del rubro un nuevo marco para reflexionar sobre las relaciones entre el agua y el género; servir de ayuda a quienes desean promover la inclusión social en el sector del agua; ofrecer argumentos para cerrar las brechas de género, y proponer ideas prácticas para ir en ayuda de las personas que han quedado rezagadas o excluidas. El Banco Mundial también apoya numerosas actividades relacionadas con el manejo de la higiene menstrual. (i)

La diversidad y la inclusión en las empresas de agua

Las mujeres no están suficientemente representadas en las empresas de abastecimiento de agua, y cuando trabajan en ellas, su avance profesional en la organización es lento, y pocas mujeres ocupan puestos decisorios y de liderazgo. En realidad, esto es sintomático de un problema mayor: las mujeres en empleos en el ámbito de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Con apoyo de la GWSP, el Banco Mundial ya ha logrado avances en sus propias operaciones de financiamiento. El Proyecto de Mejora de la Red de Abastecimiento de Agua y Alcantarillado de Bagdad, en Iraq, y el Proyecto de Agua y Saneamiento de Lilongwe, en Malawi, son ejemplos de operaciones que han tomado medidas importantes para cerrar las brechas de género en la representación de las mujeres en las empresas del rubro, entre otras cosas, mediante su mayor participación en funciones decisorias. Estos avances anteceden la puesta en marcha de un programa sobre diversidad e inclusión en las empresas de abastecimiento de agua, prevista para fines de 2018.

Indonesia: el sector del agua y la inclusión de las personas con discapacidad

La inclusión de las personas con discapacidad no solo ofrece una importante oportunidad de desarrollo; también constituye un desafío. Para abordarlo, el Banco Mundial ha preparado una nota de orientación (PDF, en inglés) con el propósito de mejorar las condiciones de vida de las personas con discapacidad brindándoles igualdad de acceso a los beneficios de las operaciones del sector del agua. En Indonesia, el Proyecto Nacional de Abastecimiento de Agua y Saneamiento en las Zonas Rurales (i) tiene por objetivo mejorar el acceso de los niños y las niñas con discapacidad a servicios de saneamiento en las escuelas y establecimientos públicos. Con diversas medidas estratégicas, como la instalación de pasamanos y rampas, el proyecto promueve la inclusividad en el ámbito del agua. Además, el proyecto fomenta la participación ciudadana y de las comunidades al integrar a los miembros con discapacidad en su diseño y ejecución, como se describe en este blog. (i)

En resumen, sencillamente es imposible lograr los ambiciosos Objetivos de Desarrollo Sostenible si no se intensifican las actividades de inclusión en el sector del agua. La GWSP continuará trabajando para derribar las barreras que impiden la inclusividad en el sector del agua, a través del debate, la ejecución de proyectos en el terreno y el liderazgo en la generación de conocimientos. Para saber más sobre nuestra labor en materia de inclusión, lo invito a escuchar este pódcast (i) y a compartir sus ideas y opiniones a través de Twitter utilizando la etiqueta #InclusiveWater. Un mundo en el que todos gocen de seguridad hídrica puede ser un desafío desde múltiples dimensiones, pero un mundo en el que este recurso fundamental sea seguro y accesible para todos, incluidas las personas marginadas, está a nuestro alcance.
 



El Banco Mundial y la GWSP, junto con otros asociados, darán a conocer otros ejemplos como estos en las siguientes sesiones durante la Semana Mundial del Agua:

 

  • Mil millones de personas rezagadas: Promover la inclusión de las personas con discapacidad en las iniciativas mundiales sobre el acceso al agua, miércoles 29 de agosto | 16.00 a 17.30 | Sala: FH 300
  • Diversidad e inclusión en las empresas de abastecimiento de agua, jueves 30  de agosto | 11.00 a 12.30 | Sala: NL Music Hall
También puede visitar el estand 3 del Banco Mundial para obtener más información sobre nuestra labor en el ámbito de la inclusión, y sumarse a la conversación en Twitter utilizando la etiqueta #InclusiveWater.

 

Este blog forma parte de la serie Water Flows, (i) en la que se presentan ejemplos de actividades financiadas por la Alianza Mundial para la Seguridad Hídrica y el Saneamiento (GWSP). La GWSP difunde conocimientos para la ejecución de los proyectos y aquellos derivados de esta mediante la realización de investigaciones y análisis de primer nivel.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación