Syndicate content

Empoderar a las comunidades agrícolas para que gestionen la biodiversidad en Nepal

M. Ann Tutwiler's picture

También disponible en: English

 Bioversity International/J. Zucker.
Surya y Saraswati Adhikari en su explotación agrícola con diversidad biológica en Nepal.
Foto: Bioversity International/J. Zucker.

El pueblo montañoso de Begnas en el Himalaya se encuentra en un valle rico en diversidad biológica agrícola. La altitud oscila entre 600 y 1400 metros sobre el nivel del mar, con un paisaje que alberga una mezcla de humedales, bosques, plantaciones de arroz y áreas de pastoreo. Hay dos lagos de agua dulce, el lago Rupa y el lago Begnas, que brindan agua para riego, importantes hábitats para especies silvestres y respaldo a actividades de cría de peces en pequeña escala.

Hace poco visité uno de los sitios del proyecto Bioversity International (i) en Begnas, donde conocí a una pareja de agricultores, conformada por Surya y Saraswati Adhikari. Con orgullo me dieron a conocer la biodiversidad de su explotación agrícola y me mostraron algunas de las 150 especies de plantas que cultivan, explicándome que cada una se usa en algo específico. Me mostraron las verduras, el arroz, las calabazas y las legumbres que siembran para comer y vender; los árboles que les proporcionan frutas, forraje y combustible, y las numerosas hierbas que plantan con fines medicinales y culturales.

Esta tierra no siempre fue tan fértil. El terreno era difícil de cultivar y se inundaba. El trabajo duro y una combinación de conocimientos tradicionales y científicos sobre cómo usar la diversidad biológica agrícola para producir de manera sostenible convirtieron poco a poco el cultivo del suelo en un proyecto rentable y productivo.

Lo que me impresionó fue que conocieran con tanto detalle las diferentes especies y variedades que cultivan, y la manera de usar esta biodiversidad para promover un sistema alimentario productivo y que incluye  alimentos saludables. Por ejemplo, la plantación de arbustos como la nuez de Malabar, cuyas hojas se pueden usar como abono vegetal para fertilizar el suelo, y de árboles frutales, como el canelo, que son conocidos por atraer a los pájaros, los que a su vez esparcen las semillas de los árboles silvestres, ayudando a que la explotación agrícola tenga una mayor diversidad biológica y capacidad de adaptación.

Por supuesto un sistema alimentario va más allá de los límites de una sola granja. Surya y Saraswati forman parte también de un enfoque más amplio de “gestión comunitaria de la biodiversidad” en el valle de Begnas. Este enfoque ha entregado la administración de la tierra y la biodiversidad a las personas que dependen de ellas.

Las comunidades, que trabajan con el apoyo de la municipalidad de Lekhnath, han logrado reunir a diferentes partes interesadas, entre ellas cooperativas, comités de desarrollo y grupos de mujeres, para que adopten prácticas sostenibles que reviertan la erosión del suelo y aumenten la productividad.

Entre las actividades colectivas que se realizan están la reforestación, la diversificación, la apicultura, la agrosilvicultura y la producción de cultivos orgánicos. La recuperación del lago y la diversificación del uso del suelo han apoyado la conservación de la diversidad genética de los cultivos, incluyendo especies autóctonas y silvestres de cultivos, cuyos hábitats están ahora protegidos.

Este tipo de enfoque de “gestión comunitaria de la biodiversidad” reconoce el vínculo intrínseco entre la diversidad biológica agrícola, las personas, los alimentos y el medio ambiente. Permite empoderar a las comunidades para que recuperen y gestionen de manera sostenible sus propios paisajes y así satisfacer sus necesidades.

Durante los últimos 10 a 15 años, este enfoque de gestión ha sido puesto a prueba, demostrado y perfeccionado o adaptado en Nepal y en todo el mundo, (i) a través de la implementación de un proyecto mundial de conservación en el lugar original, encabezado por Bioversity International.

Ahora, 15 distritos también están adoptando este enfoque a medida que el programa se amplía en Nepal y en otras partes de India e Indonesia. La buena noticia es que ejemplos similares de comunidades que gestionan su propia tierra y sus propios recursos de diversidad biológica agrícola para tener un desarrollo sostenible se pueden encontrar en todo el mundo. Para tener éxito se necesita el apoyo del Gobierno local, una visión común y una sólida red de partes interesadas que sea guiada por una organización mundial que proporcione orientación técnica y estratégica.

El tema del Día Internacional de la Diversidad Biológica de este año es la “Incorporación de la diversidad biológica. Apoyar a la gente y a sus medios de subsistencia”. La degradación del suelo, el crecimiento demográfico y el cambio climático son solo algunos de los problemas que afectan a los agricultores como Surya y Saraswati Adhikari en todo el mundo. La diversidad biológica agrícola es una de las principales herramientas a la que los agricultores pueden recurrir para superar estos desafíos.

Pero la biodiversidad está en riesgo. El informe State of the World’s Plants (Estado de las plantas en el mundo), (i) recientemente publicado por el centro botánico Kew Gardens, calcula que 5500 especies de plantas se usan para alimentar a las personas. La publicación también estima que 1 de cada 5 plantas en todo el mundo está en peligro de extinción. De manera irónica, la propia agricultura es responsable en parte de esta amenaza, debido a patrones de producción y consumo de alimentos que se centran en una gama relativamente estrecha de cultivos y especies animales.

La incorporación del tema de la diversidad biológica agrícola en las explotaciones agrícolas productivas y resilientes que proporcionan dietas nutritivas y generan ingresos, puede dar como resultado beneficios tanto para los actuales agricultores y consumidores como para el medio ambiente, salvaguardando al mismo tiempo este valioso recurso para las generaciones futuras.

La labor de Bioversity International en Nepal ha sido posible gracias al apoyo fundamental de nuestros numerosos asociados en la ejecución, en particular la ONG Local Initiatives for Biodiversity, Research, and Development (LI-BIRD).

Bioversity International es miembro del Consorcio del CGIAR, una alianza mundial para promover un futuro en el que haya seguridad alimentaria. El Banco Mundial contribuye y administra el Fondo del CGIAR. (i)
 

Comments

ENVIADO POR Pablo Noriega el

En el Perú existen muchos ejemplos como el descrito en el artículo, sin embargo estos modelos son el fruto de la inspiración y liderazgo de los jefes de comunidades campesinas, pueblos y caseríos organizados; el problema es que logran desarrollar y poner en marcha estos exitosos proyectos pero por cuestiones económicas no son sustentables, ni sostenibles en el tiempo y vuelven a caer en la degradación de los campos, sobre explotación y erosión de los suelos. No existe asistencia técnica del estado y de organismos internacionales.
El mundo será mejor no sólo con buenos modelos de gestión y opinó que tendrá mejores resultados si el mundo y los paises desarrollados contribuyen en el sostenimiento y continuidad de estas buenas prácticas de biodiversidad.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.