Syndicate content

En el Día de la Mujer: ¡Pensemos en el financiamiento, el acceso y la equidad!

Sri Mulyani Indrawati's picture

Es tiempo de pensar en la igualdadCon frecuencia me invitan a presentarme como un ejemplo de hasta dónde pueden llegar las mujeres. Y por lo general me preguntan cómo me siento acerca de mi carrera después de haber trabajado en puestos que a menudo eran ocupados exclusivamente por hombres.

Por supuesto que estoy orgullosa de mis logros, plenamente consciente de que en ningún momento durante mi educación me dijeron que no podía hacer ciertas cosas porque era mujer.

Pero también soy consciente de que muchas mujeres en todo el mundo enfrentan obstáculos y desafíos que les impiden tener éxito en la política, ganarse la vida, cuidar a sus familias, dirigir negocios con éxito o incluso abrir una cuenta bancaria.

Busqué en Google los términos “mujeres y obstáculos” y obtuve 48.500.000 resultados.

El Informe sobre el desarrollo mundial 2012: Igualdad de género y desarrollo (pdf), dice claramente: "la igualdad de género tiene sentido desde el punto de vista económico. Por lo tanto la nivelación del campo de juego no sirve solo para hacer lo correcto, también ayudará a desarrollar las economías".

Nuestra labor en materia de desarrollo debe ayudarnos a aspirar a encontrar menos resultados en la web cuando ingresemos las palabras clave “mujeres y obstáculos.

Eliminar las barreras de acceso al financiamiento para las mujeres y lograr la equidad no es un arma menor en esta batalla.

La apertura y el crecimiento de una empresa resultan más difíciles para las mujeres que para los hombres. Las mujeres de los países en desarrollo dicen que el acceso al financiamiento es el principal escollo para la gestión de sus negocios. A menudo enfrentan condiciones de crédito menos favorables y es más probable que tengan que pagar tasas de interés más altas que los hombres.

Un estudio reciente reveló que la brecha de crédito financiero para las empresarias era superior a los US$300.000 millones por año. Hoy en día del 31% al 38% de las empresas formales pequeñas y medianas son propiedad de mujeres. Estas podrían emplear a más personas y ayudar a hacer crecer sus economías si tuvieran capital disponible.

Una de las causas de este desequilibrio: la desigualdad de género aún persiste en los regímenes jurídicos de todo el mundo. Solo 38 de 141 economías establecieron la igualdad de derechos para las mujeres y los hombres en 45 cuestiones clave, como abrir una cuenta bancaria, obtener un empleo sin permiso de su cónyuge o tutor, o ser capaz de poseer y administrar bienes.

Donde la desigualdad es alta, las empresarias tienen que pagar más sobornos para manejar sus negocios. Todo esto es erróneo y no tiene sentido desde el punto de vista económico.

Las barreras financieras son importantes y eliminarlas ayudaría a reducir la pobreza y aumentar el crecimiento. Por eso agradecí la oportunidad cuando fui invitada en enero pasado por la secretaria de Estado de EE. UU., Hillary Clinton, para ser miembro del Consejo Internacional sobre Liderazgo Empresarial de las Mujeres y presidir la Subcomisión de Acceso al Capital.

Este grupo de mujeres líderes de organizaciones públicas y privadas se ha reunido para promover el papel de la mujer en los negocios internacionales, el desarrollo de la política económica y el crecimiento económico mundial (i).

El Banco Mundial realiza una gran tarea tratando de mejorar las oportunidades de las mujeres de negocios en general y proporcionando un mejor acceso al capital de manera más específica.

Tenemos proyectos en más de 55 países con un potencial significativo para que sea más fácil para las mujeres ofrecer empleo, ayudar al crecimiento y dar oportunidades a través de las empresas.

Colaboramos con los Gobiernos en el diseño y aplicación de estrategias nacionales para la inclusión financiera que aumenten el acceso de las mujeres y otros grupos desatendidos.

El Índice mundial de la inclusión financiera que se publicará próximamente,  elaborado por el Banco y patrocinado por la Fundación Gates (i), ofrece una rica fuente de datos de múltiples países sobre los obstáculos al financiamiento para las mujeres.

Este conjunto de datos nuevo e importante debe contribuir con la formulación de políticas basadas en pruebas concretas y el diseño de productos financieros para este sector. Y nuestra tarea en el Consejo que mencioné anteriormente consiste en colaborar con las instituciones financieras para ampliar los servicios ofrecidos a las empresarias.

Creo que el Banco desempeñará un papel importante en esta área y nuestras sólidas alianzas con asociados igualmente predispuestos y entusiastas son importantes.

Como Presidenta de la Subcomisión de Acceso al Capital, trataré de utilizar la energía y el conocimiento de este impresionante grupo de líderes de primer nivel para canalizar la experiencia del Banco.

Seamos realistas, en el Día Internacional de la Mujer 2012, el mundo no tiene excusas para que las mujeres tengan más dificultades que los hombres cuando necesiten obtener capital y recursos para desarrollar negocios. Vamos a trabajar juntos para romper otro límite al crecimiento.

Añadir nuevo comentario