Syndicate content

Abordar la desigualdad de género mediante inversiones en equidad en el sector de salud

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | العربية | Français
© Dominic Chavez/Global Financing Facility

Hasta el día de hoy, en casi todas las sociedades del mundo las mujeres están económicamente desfavorecidas en comparación con los hombres. Todavía reciben salarios más bajos, y tienen menos representación en las empresas, la política y los procesos de toma de decisiones. Sus oportunidades de vida continúan siendo mucho menos prometedoras que las de los hombres; la diferencia es apabullante.

Esta desigualdad nos perjudica a todos. Las condiciones económicas mundiales mejorarían un 20 % si las mujeres recibieran la misma remuneración que los hombres. Además, si se pudieran retrasar los matrimonios prematuros en el mundo en desarrollo tan solo unos pocos años, para 2030 se añadirían más de USD 500 000 millones a la producción económica anual del mundo.

Pero estamos ante un problema que va más allá de los ingresos que se dejan de percibir. Para muchas mujeres y niñas de países pobres, la vida se termina antes de florecer.

Hoy morirán 830 mujeres debido a complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto. Este mes morirán 450 000 niños menores de 5 años. El presente año, las oportunidades de educación y de empleo de 151 millones de niños se verán limitadas debido al retraso en el crecimiento. De continuar las tendencias actuales, otros 150 millones de niñas estarán casadas de aquí a 2030.

Claramente, debemos acelerar los avances para que ninguna mujer o niña quede relegada.

Mejorar el acceso a la educación superior de las mujeres afganas

Muzhgan Aslami's picture
También disponible en: English | Français| پښتو| دری
Estudiantes en una clase en la Universidad de Medicina de Kabul.
Foto: Rumi Consultancy/Banco Mundial

Como defensora de los derechos de las mujeres que ha dedicado los últimos seis años de su vida a empoderar a las mujeres, algo crucial para mí es garantizar que ellas puedan acceder a la educación.

Esto es lo que me motiva en mi trabajo con el Programa de Desarrollo de la Educación Superior (HEDP, por sus siglas en inglés) (i) en el Ministerio de Educación Superior, (página en árabe) el principal organismo responsable de proporcionar y regular la educación superior en Afganistán.

Cuando me uní al ministerio como especialista en cuestiones de género en 2016, me centré en asegurar que las estudiantes no enfrentaran los mismos desafíos que experimenté como estudiante en la Universidad de Kabul.

Para desarrollar el capital humano, necesitamos más inversiones e inversiones más específicas en salud - El GFF proporciona una vía innovadora

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | العربية | Français
 
© Dominic Chavez/Global Financing Facility
© Dominic Chavez/Mecanismo Mundial de Financiamiento (GFF)

Cuando los países invierten en las personas —sobre todo en los jóvenes— están invirtiendo en el futuro y dando a la próxima generación una oportunidad para lograr sus sueños.

Sin embargo, cada año en países de todo el mundo, demasiados sueños se ven interrumpidos: más de 5 millones de madres y niños mueren debido a causas evitables. A nivel mundial, alrededor de una cuarta parte de los niños menores de 5 años sufre malnutrición y 260 millones no asisten a la escuela.

En una era de rápidos avances tecnológicos, en que existe una demanda cada vez mayor de habilidades cognitivas como la solución de problemas complejos, esta crisis debería ser una llamada de atención.

Dado que la mitad de la población mundial no tiene aún acceso a servicios sanitarios básicos, necesitamos de manera urgente más y mejor financiamiento para la salud, particularmente en los países en desarrollo donde las necesidades sanitarias y nutricionales son mayores.

¿La pobreza monetaria capta todos los aspectos de la pobreza?

Daniel Mahler's picture
También disponible en: English | Français  | 中文 

La pobreza es un concepto complejo. Una visión generalizada argumenta que aspectos importantes de la pobreza no se pueden medir en términos monetarios; de hecho, para abordar la pobreza con éxito, debemos medir todas sus dimensiones. La edición 2018 del informe La pobreza y la prosperidad compartida (i) publicada recientemente, contiene el primer intento del Banco Mundial de medir la pobreza multidimensional a nivel mundial. Existe una valiosa historia de las mediciones mundiales de la pobreza multidimensional, y un ejemplo destacado es el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) global (i) elaborado anualmente de manera conjunta por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Iniciativa sobre Pobreza y Desarrollo Humano de Oxford. (i)

La medición del Banco Mundial de la pobreza multidimensional se inspira y usa como guía otras mediciones semejantes, pero se diferencia de muchas de ellas en un aspecto fundamental: la pobreza monetaria (un consumo diario de menos de USD 1,90 expresados en PPA de 2011) se incluye como una de las dimensiones de la pobreza. Si bien la pobreza monetaria, sin duda, no incluye todas las formas de carencia, capta la capacidad de un hogar de satisfacer necesidades básicas esenciales como alimentos, vivienda, ropa y otras que se obtienen comúnmente comprándolas en el mercado (o mediante autoabastecimiento).

Perspectivas de los mercados de productos básicos: leve incremento de los precios del petróleo e incertidumbre comercial

John Baffes's picture
También disponible en: EnglishFrançais | 中文

Los precios de los productos básicos han variado en diferentes direcciones en los últimos meses —los precios de la energía aumentaron, mientras que los de los productos agrícolas y los metales disminuyeron— y se prevé que se incrementen o estabilicen en 2019, según la edición de octubre del informe Commodity Markets Outlook (Perspectivas de los mercados de productos básicos). (PDF, en inglés) Los cinco gráficos siguientes explican la situación:

Gráfico 1: Se prevé que los precios de la energía y de los productos agrícolas aumenten en 2019, pero los pronósticos denotan una revisión a la baja de los precios de todos los productos básicos, excepto la energía y los fertilizantes.
 


Varios factores han sacudido los precios de los productos básicos este año, como las perturbaciones relacionadas con productos específicos, el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, una apreciación del dólar estadounidense, las crecientes tensiones comerciales entre grandes economías y las presiones en los mercados financieros de algunos mercados emergentes y economías en desarrollo.

Los argumentos económicos que justifican el aprendizaje temprano

Harry A. Patrinos's picture
También disponible en: English | العربية 
Foto: Banco Mundial

Vivimos una crisis del aprendizaje. De acuerdo con el Informe sobre el desarrollo mundial 2018 que publica el Banco Mundial, (i) en los países en desarrollo millones de estudiantes asisten a escuelas que no los están preparando para prosperar en la vida. Según el Instituto de Estadística de la UNESCO, 617 millones de niños y jóvenes en edad de asistir a la escuela primaria y secundaria no están aprendiendo las nociones básicas de lectura, dos tercios de los cuales no reciben esa educación. Por lo tanto, queda claro que es urgente invertir en el aprendizaje.

El Premio Nobel de Economía James Heckman (i) ha presentado argumentos en favor de las inversiones en la educación en la primera infancia sobre la base de la eficacia en función de los costos. Los programas de desarrollo en la primera infancia generan una serie de beneficios, uno de los cuelas es preparar a los niños para la escuela primaria.

Sin embargo, la eficacia de las inversiones en los niños no termina ahí. Las experiencias en la primera infancia tienen un impacto profundo en el desarrollo del cerebro, afectando el aprendizaje, la salud, el comportamiento y, en definitiva, las oportunidades a lo largo de la vida. Las brechas en el desarrollo cognitivo y socioemocional en los primeros años de vida de los niños, antes de iniciar la escuela, pueden limitar su capacidad de beneficiarse de la educación primaria y desplegar todo su potencial. Es fundamental que no solo los niños estén preparados para aprender en la sala de clases, sino que también la escuela proporcione oportunidades reales para aprender.

Debemos intensificar nuestros esfuerzos para poner fin a la pobreza en todas sus dimensiones

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية
© Dominic Chavez/Banque mondiale
© Dominic Chavez/Banco Mundial

Todos los años el 17 de octubre, con ocasión del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, en el Grupo Banco Mundial destacamos los avances logrados hacia nuestros dos objetivos: poner fin a la pobreza extrema para 2030 e impulsar la prosperidad compartida del 40 % más pobre en todos los países del mundo. Pero, más importante aún, en este día evaluamos cuánto nos falta.

Acelerar los avances hacia el desarrollo del capital humano y la inclusión financiera

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية | English | Français | 中文
© World Bank
© Banco Mundial

La semana pasada, más de 11 000 delegados de los países miembros del Grupo Banco Mundial —provenientes de los sectores público y privado— se dieron cita en nuestras Reuniones Anuales (i) en Indonesia este mes para analizar cómo podemos acelerar los avances hacia nuestros dos objetivos: poner fin a la pobreza extrema para 2030 e impulsar la prosperidad compartida del 40 % más pobre en todos los países del mundo.

Las tecnologías disruptivas generan oportunidades para el desarrollo, pero también ponen en riesgo esos objetivos. Los debates de la semana pasada se centraron en la naturaleza cambiante del trabajo, el tema de nuestro Informe sobre el desarrollo mundial (i) de este año. Si bien la tecnología y la automatización están eliminando algunos empleos, la innovación también crea nuevas ocupaciones y genera nuevos ámbitos profesionales que hasta hace unos años no existían. Aquellos que estén preparados para este futuro tendrán muchas oportunidades para alcanzar sus aspiraciones. Quienes no lo estén quedarán rezagados.

El Informe sobre el desarrollo mundial 2019: La naturaleza cambiante del trabajo finalmente se ha publicado

Simeon Djankov's picture
También disponible en: English


Para muchos de ustedes que nos han acompañado en este viaje, el hecho de que la publicación de la versión final no sea una sorpresa no afectará —espero— el sentido de realización que comparto con todos los que participaron en su producción. Incluso ahora que nos toca presentar el informe, podemos sentirnos orgullosos de cuánto se lo ha leído hasta el momento.

Por primera vez, el Banco Mundial publicó una versión preliminar del informe mientras este se estaba redactando. Durante siete meses ha recibido miles de comentarios y sugerencias de una amplia gama de lectores, incluidos Gobiernos, círculos académicos, la sociedad civil y distintos activistas. Todos los comentarios han contribuido a la versión final. Durante ese tiempo, el informe fue descargado 370 000 veces, una cifra sin precedentes para un informe del Banco Mundial.

Financiamiento de riesgos de desastres: estar mejor preparados

Ceyla Pazarbasioglu's picture
Esta página en: English | Français | العربية
Community meeting discussing the reconstruction of a village hit by a volcanic eruption, Yogyakarta, Indonesia. © Nugroho Nurdikiawan Sunjoyo/World Bank
Reunión comunitaria para analizar la reconstrucción de una aldea afectada por una erupción volcánica, en Yogyakarta (Indonesia). © Nugroho Nurdikiawan Sunjoyo/Banco Mundial

Durante las últimas dos semanas, el mundo ha seguido atentamente el trágico impacto del tsunami en Sulawesi, un fuerte recordatorio de los riesgos para los que muchas comunidades y países deben estar preparados cada día. La escala de este desastre es evidente y pone de relieve la necesidad de brindar ayuda inmediata a las personas afectadas, de coordinar las acciones internacionales y de invertir constantemente en medidas para aumentar la resiliencia ante desastres naturales con el objeto de proteger la vida de las personas y los medios de subsistencia.
 
Ante la devastación, Indonesia se movilizó rápidamente en una clara demostración de la experiencia del país en medidas de respuesta ante desastres. En un gran número de países, sin embargo, el impacto de los desastres naturales puede ser mucho más devastador. A fin de que las estrategias para gestionar las perturbaciones causadas por el clima y los desastres naturales sean eficaces, se requiere resiliencia, instrumentos de financiamiento de riesgos y la capacidad institucional necesaria para adoptar medidas de respuesta temprana y ejecutar planes de recuperación y reconstrucción.

Pages

Deje su comentario y únase a la conversación