Syndicate content

La tecnología puede ayudar a los trabajadores a salir de la trampa de la informalidad

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | 中文 | العربية | Français
Women stitch handicrafts at Everest Fashion Fair Craft in Lalitpur, Nepal. © Peter Kapuscinski/World Bank
Mujeres hacen trabajos artesanales en una feria de artesanía en Lalitpur, Nepal. © Peter Kapuscinski/Banco Mundial

Hoy existe una gran preocupación por la tecnología y cómo cambiará la manera en que trabajamos. La verdad es que nadie sabe con certeza qué va a pasar: lo único cierto es la incertidumbre. ¿Cómo entonces deberíamos prepararnos para empleos que aún no existen?

Nuestro punto de partida es ocuparnos de lo que sabemos, y del mayor desafío que enfrenta el futuro del trabajo y que ha enfrentado por décadas. Esto es el gran número de personas que a diario realizan trabajos ocasionales, y que no saben si van a tener un empleo la semana siguiente (ni mucho menos los meses o años próximos) y que no pueden planificar con antelación para darles a sus hijos lo que necesitan. A esto lo llamamos la economía informal y, como con tanto otro lenguaje seudotécnico que impone barreras, la frase no transmite la lamentable situación que afecta a millones de trabajadores y sus familias en todo el mundo.

La planificación familiar, una inversión en la salud y el empoderamiento de las mujeres para desarrollar capital humano

Sameera Al Tuwaijri's picture
También disponible en: English | Français 
 


Invertir en la cobertura sanitaria universal (CSU) para que todas las personas tengan acceso a servicios de salud de calidad y asequibles es un paso fundamental hacia el desarrollo del capital humano en un país. Y en el marco de la CSU, todas las mujeres y todos los niños deberían tener acceso a servicios sanitarios de calidad a un precio alcanzable, y poder usarlos cuando los necesiten. Esto comprende servicios integrales de salud reproductiva, materna, neonatal, infantil y del adolescente, incluida la planificación familiar.

En esencia, la planificación familiar actual consiste en programar cuándo y cuántos hijos tendrá una mujer en el transcurso de su vida. Los métodos de planificación familiar, que incluyen los nuevos tipos de anticonceptivos y la esterilización voluntaria (ya sea de las mujeres o de los hombres), proporciona a las mujeres, y sus parejas, un mayor control sobre sus vidas. De este modo, la planificación familiar ofrece particularmente a las niñas adolescentes y a las mujeres la posibilidad de tener una salud mejor, mayores oportunidades de educación superior y empleo productivo, y la capacidad de explorar su propio potencial.
 

¿Cuál será el futuro del trabajo?

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: English | Français | العربية | 中文


¿Se ha preguntado si sus hijos y sus nietos tendrán acceso a la buena fortuna y las oportunidades que usted ha disfrutado durante su vida profesional? En una época de crecimiento económico mundial sólido, puede parecer paradójico que enfrentemos una crisis existencial en torno al futuro del trabajo. Pero el ritmo de la innovación se acelera, y los empleos del futuro —en unos pocos meses o pocos años— exigirán habilidades específicas y complejas. El capital humano llegará a ser cada vez más un recurso valioso.
 
En pocas palabras, la naturaleza cambiante del trabajo y cómo preparar mejor a las personas para los empleos del futuro son algunos de los desafíos más difíciles que enfrentan los países, y por esta razón estos temas son abordados en el Informe sobre el desarrollo mundial (i) de este año.
 
Dado que el futuro del trabajo es importante para todos nosotros, decidimos que este informe se elaborara con un nivel de transparencia sin precedentes. Por primera vez desde que el Banco Mundial empezó a publicar el WDR en 1978, (i) el informe es un proyecto de colaboración abierta. Todos los viernes por la tarde, se publica el último borrador (PDF, en inglés) del documento en el sitio web del Banco Mundial, de manera que cualquiera que tenga internet puede leerlo e interactuar con el equipo de autores. No puedo prometerle que el WDR no cambiará dentro de una semana, por ello lo invito a seguir visitando el sitio mientras continuamos trabajando en la actualización del informe.
 
A los nuevos lectores, les presento aquí algunas ideas sobre el contenido del informe que espero los haga reflexionar acerca del futuro del trabajo:

Análisis de datos para la planificación del transporte: cinco lecciones aprendidas sobre el terreno

Tatiana Peralta Quiros's picture
También disponible en: English | Français 
© Justin De La Ornellas/Flickr
Foto: Justin De La Ornellas/Flickr

Cuando pensamos en cómo será el transporte en el futuro, una de las cosas principales que sabemos es que estará repleto de datos y respaldado por datos.

Escuchamos continuamente sobre las oportunidades ilimitadas que se derivan del uso de los datos. Sin embargo, surge una pregunta que aún se debe responder: ¿cómo podemos usar de manera sostenible los datos para la planificación? El objetivo de los Gobiernos no debería ser acumular la mayor cantidad de datos, sino “convertir los datos en información, y la información en conocimientos”. (i) Esos conocimientos ayudarán a impulsar el mejoramiento de la planificación y de la formulación de políticas.

El uso de la tecnología funciona para solucionar los problemas de los pobres; simplemente tenemos que hacerlo bien

Kristalina Georgieva's picture
Esta página en: English | Français | العربية
© Sarah Farhat/Banco Mundial

Siempre que viajo, uno de los signos alentadores que observo es la diferencia que está marcando la tecnología en la vida de millones de personas marginadas. En la mayoría de los casos, esto sucede a pequeña escala, sin atraer la atención y de cientos de maneras diferentes, mejorándose silenciosamente las oportunidades de progreso denegadas a las comunidades remotas, las mujeres y los jóvenes.

Y debido a que esto pasa desapercibido, me atrevo como optimista que soy a insinuar que estamos en el inicio de algo importante, un lento “tsunami” de cosas positivas. Permítame mencionarle algunas de las razones por las que creo esto.

¿Cómo financiar los servicios de atención de salud para los refugiados?

Adanna Chukwuma's picture
También disponible en: English | Français 
El refugiado sirio, Ali Radi, besa a su hija, Cham, mientras espera ser atendido por una enfermera en el centro de salud primaria Howard Karagheusian, en Beirut (Líbano), el 23 de marzo de 2016. Ali llevó a su esposa y a sus dos hijos al centro sanitario para vacunar a Cham. Fotografía: © Dominic Chavez/Banco Mundial

Haya despertó asustada y sin aliento. Desde niña sufre de asma, por lo que el polvo y la humedad de la habitación no le permitieron respirar bien. Sintió su pecho apretado y, a la luz de las velas, notó que sus dedos se ponían azules. En Siria, Haya tenía acceso a seguro médico y recibía los medicamentos que necesitaba tomar a diario para mantener despejadas sus vías respiratorias. Pero ella y su familia huyeron de Alepo, estableciéndose en un campamento de refugiados [en Líbano] cerca de la frontera con Siria. Mientras los trabajadores sanitarios entregaban atención gratuita a los pacientes con enfermedades infecciosas en el campamento, los enfermos con afecciones crónicas, como Haya, eran remitidos al hospital público más cercano. Pero al no tener los medios para pagar la atención médica o no poder trabajar en el país que la acogió, Haya se quedó sin medicamentos y sin aliento.

Historias de éxito: Premio de Reportajes sobre Mujeres Emprendedoras patrocinado por la iniciativa We-Fi

Priya Basu's picture
Esta página en: English | العربية | Français
 
Amanda Burrell, Documentary Filmmaker. © World Bank
Amanda Burrell, documentalista, recibiendo el premio.© 2018 One World Media Awards


Las mujeres ocupan un lugar destacado en los esfuerzos de la iniciativa “Water Wise Women” (Mujeres conocedoras del agua) de Jordania, que tiene como objetivo abordar los graves problemas existentes en los servicios de abastecimiento de agua y de saneamiento. El programa, coordinado por el Gobierno alemán, capacitó a más de 300 mujeres para que se convirtieran en plomeras y creó una cooperativa de mujeres que participa en licitaciones de contratos comerciales en escuelas, mezquitas y organismos públicos.
 
Un breve documental (i) producido por Al Jazeera expone cómo estas mujeres no solo están desafiando los estereotipos al prosperar como plomeras, una profesión predominantemente masculina, sino también al implementar diversas técnicas de gestión del agua en sus comunidades.
 
Cada grupo de “Water Wise Women” recibe capacitación para eliminar las filtraciones de agua y mejorar la higiene. Las mujeres participantes reciben cajas de herramientas y financiamiento para difundir información en sus comunidades y llegar por lo menos a una cantidad de entre 20 y 25 mujeres.
 
El filme acaba de ganar el Premio de Reportajes sobre Mujeres Emprendedoras patrocinado por la Iniciativa de Financiamiento para Mujeres Emprendedoras (We-Fi) y que forma parte de los “One World Media Awards 2018”. Esta es la primera vez que los “One World Media Awards” incluyen una categoría para reportajes sobre iniciativas empresariales de mujeres. En el premio de reportajes pueden participar trabajos periodísticos audiovisuales, digitales o impresos que exponen el tema de las mujeres emprendedoras en los países en desarrollo. Los reportajes pueden relatar historias sobre emprendedoras exitosas, o abordar los desafíos que enfrentan las mujeres cuando tratan de iniciar o hacer crecer sus negocios, o destacar la función crítica que desempeñan las mujeres emprendedoras en el desarrollo económico al impulsar el crecimiento y crear empleos. 

Empoderar a los refugiados y los desplazados internos a través de la identificación digital

Nicholas Oakeshott's picture
Esta página en: English | العربية | Français
Oria Adamo, 72 years old and the mayor of a small town in Central African Republic shows his ID card in the village of Ndu, Bas Uele province, Democratic Republic of the Congo where thousands fled after fleeing a surge in violence that began in May 2017. © Simon Lubuku/UNHCR
Oria Adamo, de 72 años y alcalde de una pequeña aldea en la República Centroafricana, muestra su documento de identidad en el pueblo de Ndu, ubicado en la provincia de Bas Uele (República Democrática del Congo), donde miles de personas huyeron tras un estallido de violencia que empezó en mayo de 2017. © Simon Lubuku/ACNU

Fardowsa, una joven somalí de 20 años refugiada en Uganda, sabe bien cuán importante es para los refugiados tener un documento de identidad. Ella y su familia se vieron forzadas a huir de su país en el año 2001 sin portar ninguna identificación oficial. La tarjeta de identidad que le entregó el Gobierno de Uganda, además de proveerle protección y acceso a ayuda humanitaria, le ha permitido estudiar en la universidad y abrir una cuenta de dinero móvil. Con esta base, Fardowsa planea iniciar su propio negocio para mejorar aún más su propia vida y la de su familia. Mientras eso sucede, ella contribuirá también a la economía de Uganda y, al mismo tiempo, desarrollará su potencial como una joven refugiada.

Artistas desentrañan historias sobre el desplazamiento en exposición realizada en el Banco Mundial

Juliana J Biondo's picture
Esta página en: English | Français
Installation shot of Unpacked, a mixed media sculpture by Mohammad Hafez and Ahmed Badr. © Bassam Sebti/World Bank
Fotografía de la obra Unpacked, una escultura de técnica mixta de Mohammad Hafez y Ahmed Badr. © Bassam Sebti/Banco Mundial

El Grupo Banco Mundial aumenta el apoyo (i) a los refugiados, los desplazados y las comunidades que los acogen, y en este contexto el Programa de Arte del Banco Mundial organizó la exposición de arte multidimensional titulada Uprooted: The Resilience of Refugees, Displaced People and Host Communities (Desarraigados: La resiliencia de los refugiados, los desplazados y las comunidades de acogida) para aportar una perspectiva única. En esta exhibición se presentaron obras de artistas afectados por la crisis de refugiados, o de artistas que han sido refugiados.

Artist Marina Jaber from Iraq. © Bassam Sebti/World Bank
Artist Marina Jaber from Iraq. 

En la exposición Uprooted, que incluyó obras de arte visual (i) y actuaciones musicales, (i) participaron más de 30 artistas de Bangladesh, Pakistán, Colombia, Líbano, Iraq, Siria, Jordania, la República Centroafricana, Burundi y Guinea. Las obras de los artistas cuestionaron el impacto de la transitoriedad en las vidas de las personas y en las comunidades.

Una piedra angular de la exposición fue la construcción de una caseta para evocar los albergues que se encuentran en lugares como el campamento de refugiados de Azraq en Jordania. Todos los costados de la caseta fueron adornados con murales pintados por los siguientes artistas: Suhaib Attar de Jordania e hijo de padres refugiados palestinos; Marina Jaber de Iraq, un país con millones de desplazados internos; Diala Brisly, una refugiada de Siria, y Didier Kassai de la República Centroafricana, un país en el cual la violencia y la guerra han obligado a cientos de miles de personas a desplazarse.

Pages

Deje su comentario y únase a la conversación