Syndicate content

Artistas desentrañan historias sobre el desplazamiento en exposición realizada en el Banco Mundial

Juliana J Biondo's picture
Esta página en: English | Français
Installation shot of Unpacked, a mixed media sculpture by Mohammad Hafez and Ahmed Badr. © Bassam Sebti/World Bank
Fotografía de la obra Unpacked, una escultura de técnica mixta de Mohammad Hafez y Ahmed Badr. © Bassam Sebti/Banco Mundial

El Grupo Banco Mundial aumenta el apoyo (i) a los refugiados, los desplazados y las comunidades que los acogen, y en este contexto el Programa de Arte del Banco Mundial organizó la exposición de arte multidimensional titulada Uprooted: The Resilience of Refugees, Displaced People and Host Communities (Desarraigados: La resiliencia de los refugiados, los desplazados y las comunidades de acogida) para aportar una perspectiva única. En esta exhibición se presentaron obras de artistas afectados por la crisis de refugiados, o de artistas que han sido refugiados.

Artist Marina Jaber from Iraq. © Bassam Sebti/World Bank
Artist Marina Jaber from Iraq. 

En la exposición Uprooted, que incluyó obras de arte visual (i) y actuaciones musicales, (i) participaron más de 30 artistas de Bangladesh, Pakistán, Colombia, Líbano, Iraq, Siria, Jordania, la República Centroafricana, Burundi y Guinea. Las obras de los artistas cuestionaron el impacto de la transitoriedad en las vidas de las personas y en las comunidades.

Una piedra angular de la exposición fue la construcción de una caseta para evocar los albergues que se encuentran en lugares como el campamento de refugiados de Azraq en Jordania. Todos los costados de la caseta fueron adornados con murales pintados por los siguientes artistas: Suhaib Attar de Jordania e hijo de padres refugiados palestinos; Marina Jaber de Iraq, un país con millones de desplazados internos; Diala Brisly, una refugiada de Siria, y Didier Kassai de la República Centroafricana, un país en el cual la violencia y la guerra han obligado a cientos de miles de personas a desplazarse.

Cuatro tendencias de la educación que todos los países del mundo deberían conocer

Harry A. Patrinos's picture
También disponible en: English |​ Français |  العربية | 中文
Los estudiantes Edgar Rivera, Pablo Suárez y David Ramírez (de izquierda a derecha) hacen una tarea juntos en la Pontificia Universidad Católica del Perú, en Lima, el 27 de junio de 2013. Foto © Banco Mundial/Dominic Chavez

Hace poco, contactamos a expertos en educación de todo el mundo para que nos dijeran cuáles son, en su opinión, los problemas más apremiantes que enfrenta nuestro sector en la actualidad. Sorprendentemente, todos dijeron que poco ha cambiado en términos de los problemas más comunes. Coincidieron en que el cambio se refleja en las maneras innovadoras usadas por la comunidad mundial para abordar dichos desafíos.

Nuestros debates suelen relacionarse con los avances en la neurociencia, los cursos en línea masivos y abiertos (CEMA), la cadena de bloques y las consecuencias del crecimiento demográfico negativo, así como las maneras en que estos fenómenos están cambiando y cuestionando la forma en que concebimos la educación. Algunos de estos cambios han generado más interés que otros, pero estamos convencidos que todos son importantes, y las partes interesadas del sector educativo en todo el mundo deberían prestar atención.

La importancia de la tecnología financiera, el uso de las cuentas y la innovación para lograr la inclusión financiera

H.M. Queen Máxima's picture
Esta página en: English | العربية | Français | 中文
Soahanginirina Razafindrahanta, a teller at a Baobab bank outlet counting out money for a customer in Antananarivo, Madagascar. © Nyani Quarmyne/International Finance Corporation
©  Nyani Quarmyne/IFC

Durante casi una década, la comunidad internacional y los Gobiernos nacionales han llevado a cabo esfuerzos conjuntos para aumentar la inclusión financiera, creando un sistema financiero que funcione para todos y abra las puertas a una mayor estabilidad y un progreso equitativo.
 
Este ha sido un desafío difícil. En 2013, cuando nos comprometimos a promover el acceso a los servicios financieros, sostuvimos que tener una meta real con un plazo definido nos permitiría mantener nuestra atención y nos daría un punto de referencia con el que medir los avances.

Preguntas y respuestas: El Proyecto de Capital Humano del Banco Mundial se orienta a lograr mejores resultados

Michael Igoe's picture
También disponible en: English | Français | العربية
Annette Dixon, actual vicepresidenta de Desarrollo Humano del Banco Mundial, durante una visita en 2016 al Proyecto de Refugios Multipropósito en el distrito de Barisal, en Bangladesh, en calidad de vicepresidenta del Banco para la región de Asia meridional. Fotografía: Dominic Chavez/Banco Mundial (uso bajo Licencia Creative Commons BY-NC-ND).
 

Publicado originalmente en inglés en Devex


La salud, la educación y los servicios sociales no son esferas de especialidad nuevas para el Banco Mundial(i) pero la necesidad de que los Gobiernos se centren en lograr resultados de calidad nunca parece haber sido tan alta como ahora. 

En las Reuniones Anuales (i) del Banco Mundial que se celebrarán en Bali (Indonesia) en octubre, la institución pondrá en marcha el nuevo Índice de Capital Humano para clasificar a los países de acuerdo con los resultados obtenidos a través de inversiones en salud, educación y servicios sociales. Si bien el índice es un elemento muy visible —y quizás controvertido— de la labor del Banco en estos temas, es tan solo una parte de una cartera más amplia sobre capital humano en la que la institución está haciendo cada vez más hincapié. 

La eliminación del riesgo y las remesas: se refuta el mito de las “transacciones subyacentes”

Marco Nicoli's picture
También disponible en: English | Français

Este sábado, 16 de junio, celebramos el Día International de las Remesas Familiares para reconocer “la importante contribución financiera de los trabajadores migrantes al bienestar de sus familias en sus lugares de origen y al desarrollo sostenible de sus países”.

Por ello, es el momento perfecto para hablar sobre una tendencia que enfrentan los proveedores de servicios de remesas de los cuales dependen los migrantes para enviar su dinero a través de las fronteras y a sus países de origen. 

En los últimos años, los servicios de remesas internacionales han estado sometidos a un fenómeno denominado “eliminación del riesgo”. Los bancos creen que las reglamentaciones y las prácticas de observancia para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo han hecho que la prestación de servicios a los operadores de transferencias de dinero sea demasiado riesgosa en términos legales y desde el punto de vista de la reputación. Los bancos consideran que las ganancias obtenidas a partir de los servicios a dichos operadores no son suficientes para justificar el nivel de esfuerzo necesario para gestionar estos mayores riesgos.

¿Las mujeres trabajan detrás del volante? No en todas partes … aún

Katrin Schulz's picture
También disponible en: English



A partir de este mes, unos 9 millones de mujeres (i) podrán conducir vehículos en Arabia Saudita, luego del histórico anuncio efectuado en septiembre del año pasado por el que se levantó la prohibición de manejar a las mujeres. A menudo, la atención internacional se ha centrado en la prohibición de conducir a las mujeres en ese país, pero se suele pasar por alto el hecho de que en varios otros países las mujeres están legalmente inhabilitadas para trabajar como conductoras en ciertas circunstancias. En el informe Mujer, Empresa y el Derecho 2018 (PDF) publicado recientemente por el Banco Mundial se señala que en 19 países existe una restricción legal al empleo de mujeres en el sector de transporte en las mismas condiciones que los hombres

“La pieza faltante”: una educación que integra a las personas con discapacidad

Charlotte McClain-Nhlapo's picture
También disponible en: English | Français
Un niño con el síndrome de Down mira su teléfono inteligente.
Foto: Thitiwat Samitinantana/Shutterstock.

En 2015, el mundo se comprometió a lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 para “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”. El ODS 4, además de una meta inspiradora, es un aspecto esencial para el bienestar de nuestras sociedades y economías, y para la calidad de vida de todas las personas.

Hoy, 65 millones de niños en edad escolar no van a la escuela, y cerca de la mitad de ellos son niños con discapacidades. Incluso los niños discapacitados que se matriculan tienen menos probabilidades de finalizar la escuela que otros niños. Según algunos cálculos, menos del 5 % de los niños con discapacidad se graduarán. Esto ha causado que solo el 3 % de adultos con discapacidades esté alfabetizado, y de manera increíble que solamente el 1 % de mujeres discapacitadas sepa leer y escribir.

La exclusión de los niños discapacitados se agrava por la percepción dominante de que la discapacidad es una desventaja, y las creencias que la escuela les sirve a los estudiantes con discapacidades para socializar y no para aprender. Negar a los niños discapacitados el derecho a la educación refuerza las actitudes y presunciones comúnmente sostenidas de que ellos tienen menos capacidad, colocándolos en una situación aún más desventajosa.

Un gran paso adelante para romper el ciclo de pánico y negligencia en la preparación y respuesta ante las pandemias

Tim Evans's picture
También disponible en: English | Français | العربية 

 


Si bien puede parecer precipitado señalar que hemos superado de manera colectiva el legado de pánico y negligencia, tengo la esperanza de que los múltiples esfuerzos a nivel mundial y nacional para fortalecer la preparación ante las pandemias luego del mortal brote de ébola de 2014 en África occidental podrían estar empezando a dar frutos.

El 8 de mayo, se declaró un brote de ébola en la República Democrática del Congo (RDC). El Gobierno de la RDC anunció un plan de respuesta de tres meses de duración por un valor de USD 56,8 millones, y la comunidad internacional actuó con rapidez. Esto contrasta fuertemente con el episodio de hace cuatro años, cuando la comunidad internacional respondió de manera lenta al brote de ébola en tres países de África occidental.

Crecimiento del comercio: un aumento sorpresivo, pero perspectivas precarias

Cristina Constantinescu's picture
También disponible en: English

El comercio se recuperó repentinamente en 2017, luego de un periodo de lento crecimiento y pese a la reciente incertidumbre acerca de las políticas comerciales. El volumen del comercio de bienes y servicios aumentó en un 4,3 % en 2017, la tasa más rápida en seis años (gráfico 1). La recuperación fue generalizada, y las principales contribuciones al crecimiento se produjeron en Asia oriental y la zona del euro. Datos del primer trimestre de 2018, que se acaban de publicar, indican que el rápido crecimiento continúa: el volumen del comercio de mercancías creció en un 4,4 % en el primer trimestre de 2018 en comparación con el primer trimestre de 2017. ¿Cuáles podrían ser las razones de estos acontecimientos?

Figure 1: Growth in World Goods and Services Trade Volume and Real Gross Domestic Product (GDP)	Gráfico 1: Crecimiento del volumen del comercio mundial de bienes y servicios y del producto interno bruto (PIB) real

Para cerrar el ‘círculo’ de la historia, un proyecto de realidad virtual regresa a su lugar de origen

Tom Perry's picture
También disponible en: English
Rupeni Vatugata, de 75 años, con su esposa Losena miran su relato incluido en el filme producido en realidad virtual. (Tom Perry/Banco Mundial)
Rupeni Vatugata, de 75 años, con su esposa Losena miran su relato incluido en el filme producido en realidad virtual. (Tom Perry/Banco Mundial)

Si tuviera que describir en esencia lo que hago, diría que narro historias sobre proyectos de asistencia que se llevan a cabo en la región del Pacífico.

Sin embargo, cuando pienso más detenidamente, veo que mi trabajo consiste más en generar empatía. Busco historias con las que las personas se sientan identificadas, y trato de transmitirlas lo mejor que puedo para provocar compasión, comprensión y, en última instancia, motivar a las personas a actuar de alguna manera.

Pero en esa afirmación falta algo. Mientras las personas cuentan sus historias, estamos —en gran parte inconscientemente— demasiado concentrados en la audiencia final, es decir las personas que verán, leerán o procesarán la información que relatamos.

Puesto de otra manera: en esa afirmación, ¿dónde se ubica la persona cuya historia tengo el privilegio de contar? Una vez que el último fotograma se filma, y el último audio se graba, transcribe y edita, ¿qué pasa con la persona que compartió su vida y nos contó su historia?

Pages

Deje su comentario y únase a la conversación