Syndicate content

El uso de la tecnología para fomentar el empleo juvenil: cómo desarrollar soluciones digitales

Gabriela Aguerrevere's picture
Esta página en: 中文
También disponible en: English | Français | العربية 中文
La directora de arte y fotógrafa independiente Khloud Hassan (a la der.) mira imágenes con Yomna Mandouh en Studio 360 en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) el 12 de mayo de 2017. Khloud es miembro de una red comercial en línea llamada Nabbesh, que ayuda a trabajadores autónomos como Khloud a encontrar trabajo. © Dominic Chavez/Corporación Financiera Internacional. 


¿Cómo y cuándo podemos usar la tecnología para diseñar e implementar programas de empleo juvenil? Deberíamos preguntarnos si vale la pena invertir tiempo y dinero en soluciones digitales antes de decidir incluir un componente electrónico en nuestros proyectos, porque si bien la tecnología puede ser transformadora y ayudar a proporcionar soluciones, es costosa y lleva mucho tiempo. Además, debemos asegurarnos de entender por completo el problema que estamos tratando de resolver.

Migración: el futuro depende de las acciones que emprendamos hoy

Caglar Ozden's picture
También disponible en: English| Français | العربية 
Cientos de refugiados y migrantes en una embarcación pesquera, fotografiados poco antes de ser rescatados por la Marina italiana como parte de su operación Mare Nostrum en junio de 2014. Entre las últimas consecuencias muy notables de los conflictos en todo el mundo, y el sufrimiento que han ocasionado, se cuenta un aumento extraordinario del número de refugiados en búsqueda de seguridad que emprenden viajes peligrosos por mar, incluso por el Mediterráneo. © Guardia costera de Italia/Massimo Sestini.


Alrededor de 250 millones de migrantes actualmente viven fuera de sus países de nacimiento, y representan aproximadamente el 3,5 % de la población mundial. Pese a la percepción generalizada de una crisis migratoria, esta proporción se ha mantenido bastante estable desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial y está muy por debajo de otras mediciones principales de la globalización: el comercio internacional, los flujos de capital, el turismo, etc. Un dato estadístico más notable es que los refugiados, cuyo número es de alrededor de 15 millones, representan el 6 % de la población de migrantes y tan solo el 0,2 % de la población mundial. En otras palabras, podríamos acomodar a todos los refugiados del mundo en una ciudad de una superficie de 5000 metros cuadrados —que es aproximadamente el tamaño de la zona metropolitana de Estambul, Londres o París— y aún sobraría espacio.

Perspectivas económicas de África al sur del Sahara en cinco gráficos: esforzarse para lograr la recuperación

Gerard Kambou's picture
También disponible en: English | Français 

Las condiciones económicas mejorarán en África al sur del Sahara como consecuencia de la recuperación de la economía mundial. Se espera que la actividad se recupere en toda la región durante el periodo considerado, con la ayuda de precios firmes de los productos básicos y el fortalecimiento gradual de la demanda interna. Sin embargo, en ausencia de reformas, se pronostica que el crecimiento potencial se mantendrá bajo debido a las tendencias de inversión y demográficas, influyendo en los ingresos per cápita y disminuyendo las perspectivas de reducción de la pobreza. Predominan los riesgos a la baja, entre ellos la posibilidad de que los precios de los productos básicos continúen siendo débiles, las condiciones de financiamiento en el ámbito internacional se restrinjan de manera desordenada, y que la incertidumbre política regional y las tensiones en materia de seguridad se intensifiquen. Por el lado positivo, una recuperación en la actividad mundial superior a la esperada podría impulsar aún más las exportaciones, la inversión y el crecimiento en la región.
 
Las proyecciones de crecimiento de África al sur de Sahara están mejorando
 
Se pronostica que el crecimiento en África al sur del Sahara repuntará de un porcentaje estimado del 2,4 % en 2017 y del 1,3 % en 2016 a una cifra del 3,2 % este año, fortaleciéndose de manera gradual. Aunque Angola, Nigeria y Sudáfrica —las principales economías de la región— tendrán dificultades para impulsar el crecimiento, el desempeño del resto de la región será más sólido.
 
Fuente: Banco Mundial.
Nota: Las zonas sombreadas representan los pronósticos.

En ocho gráficos: las causas de la caída del precio del petróleo en 2014-16 y los motivos por los que esta no logró impulsar la economía

Marc Stocker's picture
También disponible en: English
Descargue la edición de enero de 2018 del informe Global Economic Prospects (Perspectivas económicas mundiales). (PDF, en inglés)

El colapso de los precios del petróleo en el período de 2014-16 estuvo impulsado por un creciente exceso de oferta, pero no logró dar un impulso al crecimiento mundial como muchos esperaban. En este caso, los beneficios de los precios del petróleo considerablemente más bajos se vieron debilitados por la escasa reacción de la actividad económica en mercados emergentes importadores de petróleo fundamentales, los efectos que tuvo una pronunciada contracción de las inversiones en energía en la actividad económica en Estados Unidos, y una abrupta ralentización en países exportadores de petróleo de importancia clave.

La mayor caída de los precios del petróleo de los tiempos modernos

Entre mediados de 2014 y principios de 2016, la economía mundial experimentó una de las mayores caídas de los precios del petróleo de los tiempos modernos. El desplome de dichos precios durante ese período, que alcanzó el 70 %, fue una de las tres mayores caídas que se haya registrado desde la Segunda Guerra Mundial, y la más larga desde el colapso de 1986 impulsado por la oferta.

Precios reales del petróleo

Notas: Los precios reales del petróleo se calculan como el precio nominal deflactado por el índice del valor unitario de las manufacturas, en que 100=2010. Promedio del crudo, Banco Mundial. La última observación corresponde a noviembre de 2017.

Esforzándose por invertir en la gente: el éxito del Perú en la superación de la crisis de retraso del crecimiento infantil

Carlos Ferreyra's picture
También disponible en: English | Français | العربية 


Claudia y Olga tienen motivos para estar orgullosas. Estas dos mujeres, junto con varios padres de su comunidad comenzaron una revolución hace 16 años. Dejaron en claro que el lugar de nacimiento o la situación socioeconómica de un niño no tiene porqué determinar su destino. Todos sus esfuerzos se vieron guiados por un mandato: acabar con la malnutrición crónica y garantizar que los niños afianzaran un buen comienzo de su existencia en los primeros 1000 días de vida.

Y si bien Claudia y Olga habrían dado inicio al movimiento, la eficacia del Perú en la reducción del retraso del crecimiento infantil fue posible gracias a los esfuerzos incansables y estratégicos del Gobierno e innumerables asociados.

En estos momentos, en el mundo hay 155 millones de niños con retraso del crecimiento (baja estatura en relación con la edad), y en consecuencia se ven privados de su derecho a crecer, progresar en la escuela y, en última instancia, ayudar a sus países a alcanzar la prosperidad económica. Empero, en algunas aldeas remotas de las regiones andinas del Perú, cientos de miles de niños están creciendo más en altura y gozando de mejor estado de salud que nunca.

Alianza GICA: unir los eslabones de la conectividad de la infraestructura mundial

Kara Watkins's picture
También disponible en: English | Français 
© DevelopmentSeed; Laboratorio de Cartografía de la Universidad de Wisconsin-Madison; Dr. Parag Khanna.


La mayoría de nosotros conoce el término “conectividad”, aunque no pensamos mucho en el tema. Cuando nos lamentamos sobre las fallas de la red móvil en nuestro vecindario o le agradecemos al mesero por el servicio de wifi gratuito y sorprendentemente rápido que existe en nuestra cafetería favorita, estamos reconociendo el lugar que ocupa la conectividad en nuestra vida.

Sin embargo, la conectividad cumple también una función más grande, a nivel mundial: vincula las comunidades, las economías y los países mediante el transporte, el comercio, las comunicaciones, la energía y las redes hídricas. Esta forma más amplia se conoce como conectividad de la infraestructura mundial, y tiene un poder enorme y especial: la capacidad de catalizar el desarrollo de infraestructura.

Una infraestructura interconectada y bien planificada puede conducir a una productividad más alta, servicios más eficientes y mayores inversiones. ¿Existe otro beneficio de la interconectividad? Otro beneficio es el desarrollo de un sector del comercio más pujante fortalecido por la logística del transporte que aprovecha tecnologías que aumentan la eficiencia.

Los beneficios derivados del fortalecimiento de la conectividad de la infraestructura han captado la atención de Gobiernos nacionales y de organismos y otras partes interesadas internacionales, incluido el Grupo de los Veinte (G-20). En los últimos 20 años, la comunidad internacional ha adoptado la función de la conectividad de la infraestructura para respaldar el desarrollo sostenible y aumentar la prosperidad compartida. Como resultado, la conectividad de la infraestructura se ha convertido en una prioridad clave para los encargados de formular políticas y los especialistas en todo el mundo.

Colombia: las carreteras más transitadas

Philippe Neves's picture
También disponible en: English

A principios de la década de 1990, la infraestructura vial de Colombia era un laberinto de caminos mal mantenidos y malas carreteras. Una geografía difícil —la jungla de la costa del Pacífico y los Andes que se bifurcan en tres cadenas— impedía mejorar las condiciones de los caminos y conectar a las comunidades aisladas. Los conflictos, la corrupción y las prioridades políticas a corto plazo se sumaban a los problemas del sistema vial colombiano. Y las dificultades con los contratos de concesión influían en la misma medida, ya que existían incentivos equivocados, se creaban oportunidades para renegociar los contratos ya firmados y se asignaba un riesgo de demanda desproporcionado al Gobierno de Colombia.

En un país tan grande como los territorios de Francia y España juntos, las zonas altamente montañosas hacían que la mayoría de las carreteras tuvieran muchas curvas y algunas se redujeran a un solo carril. Otro problema era el diseño de las rutas y la calidad de los materiales de construcción y del mantenimiento, causando que numerosas carreteras fueran inseguras y vulnerables a las fuertes lluvias anuales. Algunos informes sostenían que la mala calidad de las carreteras y caminos de Colombia encarecía el transporte de artículos desde un puerto colombiano a una ciudad del interior, y que por el contrario resultaba más barato enviar un contenedor a Asia.

Me crié en una de las ciudades más tóxicas del mundo

Lemmy Kapinka's picture
También disponible en: English | العربية | 中文



Crecí en Kabwe, un hermoso lugar de la región central de Zambia que en el pasado fue una de las principales ciudades mineras del mundo. En la actualidad es más conocida como uno de los lugares más contaminados del planeta debido a la intoxicación por plomo. 

Antes de que yo naciera, mi padre y mi madre se trasladaron de un pueblo ubicado en la zona central de Rodesia del Norte —como se llamaba Zambia en esa época— a Broken Hill, una ciudad que pasó a llamarse Kabwe después de la independencia. Kabwe se encuentra en el medio de la Provincia Central de Zambia, a unos 160 km de Lusaka, la capital del país.

Broken Hill era famosa por la minería de plomo y zinc, y trabajar en las minas era uno de los empleos más prestigiosos que se podía tener en ese tiempo. Nos sentíamos privilegiados en comparación con otras familias de los alrededores. Por ejemplo, yo asistía a la escuela con zapatos, mientras que la mayoría de mis amigos iban descalzos.

Aires de innovación: los teleféricos como complemento al transporte urbano

Leonardo Canon Rubiano's picture
También disponible en: English
Foto: Andy Shuai Liu/World Bank
Foto: Andy Shuai Liu/World Bank



Inventados hace más de un siglo como un medio de transporte apto para regiones apartadas y montañosas, los teleféricos parecen haberse reinventado como un complemento a los sistemas más modernos de movilidad urbana en varias ciudades. Los teleféricos son una tecnología que usa cables de acero propulsados eléctricamente para mover cabinas suspendidas entre terminales ubicadas a diferentes altitudes (elevaciones).

Un siglo después, llega el teleférico 2.0. La aparición de los teleféricos como sistemas de transporte urbano es bastante nueva. La ciudad de Medellín, en Colombia, fue la pionera en implementar en 2004 una línea de teleférico (Metrocable) conectada a su sistema de metro urbano. Desde entonces, la implementación de teleféricos urbanos ha florecido en muchas ciudades del mundo, con proyectos en América Latina (Río de Janeiro, Caracas, Guayaquil, Santo Domingo, La Paz y Medellín), Asia (Yeosu, Corea del Sur, Taiwán, Hong Kong), África (Lagos, Constantino) y Europa (Londres, Koblenz, Bolzano). Los teleféricos pueden ser una solución atractiva de transporte urbano para conectar a las comunidades cuando barreras geográficas como colinas y ríos hacen que otros modos sean inviables.

Los ingredientes secretos para el éxito de la Nueva Agenda Urbana

Luis Triveno's picture
También disponible en: English
Photo: Lois Goh/ Banque mondiale


La historia más común de la modernidad, que abarca fronteras nacionales, culturales y religiosas, se trata de personas que se trasladan de las zonas rurales a las ciudades. Para el año 2030, el 80 % de la población mundial vivirá en zonas urbanas, persiguiendo el sueño de acceder a mejores empleos, educación y atención médica.

Sin embargo, en muchos casos ese sueño corre el riesgo de quedar reducido a un ensueño urbano, debido a los desastres naturales como los huracanes, los terremotos y las inundaciones, así como al cambio climático. Quienes trabajamos para ayudar a esas familias a encontrar un futuro mejor debemos enfocarnos más en las formas de apoyar los esfuerzos destinados a proteger sus vidas y sus medios de subsistencia.

En los 40 años transcurridos desde que se realizó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Asentamientos Humanos (Hábitat I), los Gobiernos y los municipios de los distintos países emergentes y en desarrollo han demostrado que sus ciudades pueden ser no solo inclusivas y seguras, sino también resilientes y sostenibles. Sin embargo, a menos que puedan aumentar su velocidad y escala, es poco probable que logren los objetivos de la “Nueva Agenda Urbana” (PDF) y sus planes regionales, presentados en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III) (i) en 2016.

Desde nuestra perspectiva de ayudar a los Gobiernos de América Latina y el Caribe, y como anticipo del Foro Mundial (i) que tendrá lugar en Kuala Lumpur (Malasia) en febrero, compartimos tres elementos clave necesarios para lograr ese objetivo:

Pages