Syndicate content

Las estrellas del fútbol pueden ayudar en la lucha contra el ébola

Jim Yong Kim's picture
Esta página en: العربية | Français
A health worker wearing personal protective equipment helps another health worker with his protective gear during a training session on Ebola in Sierra Leone. At least 100 health staff have died this year from Ebola in Sierra Leone alone. © John James/UNICEF

​​Antes de asumir como presidente del Banco Mundial, yo era un médico especialista en enfermedades infecciosas. Sé de primera mano que detener una epidemia requiere la coordinación de esfuerzos de muchas personas y organizaciones. El ébola no es diferente.

Viajaré hoy y mañana a Guinea, Liberia y Sierra Leona, los tres países más afectados con el brote de ébola. Me gustaría escuchar a los jefes de Estado en cada país y también a quienes están en la primera línea de la batalla. Se han logrado importantes avances en la lucha contra el ébola en las últimas semanas, pero nuestra meta es conseguir que se registren cero casos y para que ello sea posible vamos a necesitar nuevas estrategias y tácticas.

Un aspecto importante de la próxima etapa es intensificar las campañas de conciencia pública, y es por esta razón que el Grupo Banco Mundial se asoció con 11 personas que, esperamos, van a tener un impacto significativo en la derrota del brote. Se trata de algunos de los más renombrados futbolistas a nivel mundial.
 
Nuestra campaña de concienciación se llama 11 contra el ébola. Estas estrellas del fútbol transmiten mensajes sobre maneras simples pero eficaces de reducir la transmisión del virus y promover el cuidado de los enfermos.
 
Cristiano Ronaldo, de Portugal, insta a las personas a “evitar el contacto corporal”. George Davies, de Sierra Leona, anima a los enfermos a “buscar ayuda médica inmediata”. Y Raphaël Varane, de Francia, advierte que no es apropiado “tocar a los muertos”.

Once contra el ébola


 
En los spots de televisión, las publicaciones en redes sociales, los videos en línea y los afiches los miembros del “equipo” explican a las personas en Guinea, Liberia y Sierra Leona cómo responder a la epidemia. Al entregar información clave a las poblaciones afectadas, estos futbolistas también van a ayudar a disminuir el temor relacionado con el virus y el estigma que sufren los enfermos.
 
Este esfuerzo es asimismo un recordatorio de que el resto de nosotros no podemos descuidarnos: el ébola sigue siendo una crisis mundial y local, incluso aun cuando la comunidad internacional aumente sus esfuerzos para extinguir el brote del virus.
 
Hasta esta semana, la Organización Mundial de la Salud informó que se han registrado más de 16 000 casos y casi 6943 muertes en el mundo. También se espera que haya pérdidas económicas de miles de millones de dólares en África occidental, debido al ausentismo laboral, el cierre de los mercados y el aumento de los precios de los alimentos.
 
Al mismo tiempo, estamos viendo algunas señales alentadoras. Los números de casos en Liberia han disminuido y las prácticas funerarias y de los entierros están empezando a ser más seguras. Este último punto es importante porque los datos indican que estas mejoras han tenido el mayor impacto en la reducción de nuevas infecciones.
 
De hecho, ahora es el momento de acelerar nuestros esfuerzos y adaptarnos a las cambiantes condiciones en el terreno. Sabemos que este virus suele reaparecer, así que necesitamos exterminarlo donde todavía exista. No podemos aceptar que se registren nuevos casos.
 
Para hacer esto, el trabajo en equipo es esencial. Debemos hacer un seguimiento más disciplinado de los contactos una vez que se confirme que alguien ha contraído el virus; continuar promoviendo prácticas funerarias y de entierros seguras; proporcionar un modelo de tratamiento de atención basada en la comunidad más flexible y descentralizado, con una sólida capacidad de triaje y diagnóstico; desarrollar y distribuir nuevos métodos de diagnóstico y vacunas, y escuchar a las personas en terreno sobre cómo adaptar la respuesta al cambio de las circunstancias.
 
La educación de las personas para ayudar a reducir el riesgo de transmisión y aumentar la búsqueda de atención médica temprana será crucial en el éxito de estos planes. La campaña 11 contra el ébola contribuye en este sentido. Esperamos que los mensajes de Didier Drogba, de Côte d’Ivoire; Neymar Jr., de Brasil; Xavi, de España, y otros se propaguen a través de las comunidades. Necesitamos equipos como este para derrotar al ébola.
 
Participe en la conversación en las redes sociales usando la etiqueta #wecanbeatebola.
 
Jim Yong Kim es presidente del Grupo Banco Mundial. 


Publicado por primera vez en  Huffington Post.​

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación