Syndicate content

Matrimonio infantil en el Caribe: la historia de mi nani (abuela materna)

Kavell Joseph's picture
Esta página en: English | العربية | Français

Cuando uno piensa acerca del Caribe, se vienen a la mente cielos soleados y playas hermosas. Pero más allá del agua color turquesa se esconde una historia sobre el matrimonio de menores de edad, una práctica que aún persiste en toda la región.
 
Mi nani (abuela materna, en hindi) procedía de una familia de bajos ingresos de la isla de Trinidad. Mientras crecía, ella trabajó en una plantación de azúcar con sus hermanos. Sin embargo, la pobreza que sufrió y el trabajo manual que tenía que hacer no se comparó con lo que vivió después de la muerte de su madre.

Ramratee Ramroop (Nani) at home in Rousillac
Ramratee Ramroop (Nani) at home in Rousillac

El repentino fallecimiento de mi bisabuela dejó a su esposo con seis hijos que cuidar. Obligado por las presiones económicas, él “casó” a sus hijos uno por uno. Mi tía abuela contrajo matrimonio a los 12 años de edad. Y mi nani tenía 16 años cuando se convirtió en una mujer casada durante una ceremonia hinduista tradicional. Ella perdió la oportunidad de educarse, y tuvo que empezar una nueva vida muy difícil.
 
Durante los primeros cinco años de casada, tuvo cinco abortos espontáneos, sufriendo física y psicológicamente. Finalmente, nació mi mamá, y luego dio a luz a otros cuatro niños en un breve periodo de tiempo.

Las niñas casadas son más susceptibles de ser víctimas de abuso, (PDF, en inglés) y mi nani no fue la excepción. La manera cómo la trataba mi abuelo originó un inestable entorno familiar. Ella fue perseverante y decidió que sus propios hijos no seguirían con la costumbre del matrimonio infantil.
 
Pero esta práctica aún persiste en todo el Caribe. En la República Dominicana cerca del 37 % de todos los matrimonios  (PDF) ocurre a los 18 años de edad, siendo la tasa más alta en la región. En Trinidad y Tabago, de donde provengo, por lo menos 747 niñas se casaron entre 2005 y 2009. Esto puede parecer una cifra pequeña, pero es bastante considerable por tratarse de una isla de solo 1,3 millones de habitantes.
 
¿De qué manera países como Trinidad y Tabago pueden enfrentar el matrimonio infantil?
 
Si bien Trinidad y Tabago establece que la edad legal para contraer matrimonio para las niñas y los niños es 18 años, (PDF, en inglés) la legislación permite que las niñas se casen a cualquier edad si tienen el consentimiento de sus padres. Y el matrimonio infantil no es legalmente prohibido ni sancionado.
 
El proyecto Mujer, Empresa y el Derecho (PDF) del Grupo Banco Mundial realiza el seguimiento de leyes relacionadas con el matrimonio infantil. En su informe de 2016, destaca que solo 19 de las 173 economías incluidas en el estudio han establecido que la edad mínima legal para contraer matrimonio sin excepciones es 18 años. Y en una sinopsis normativa publicada hoy, y que se titula Closing the Gap—Improving Laws Protecting Women from Violence (PDF, en inglés), se concluye que la tasa de matriculación femenina en la educación secundaria es más alta cuando la edad legal para casarse para las niñas es 18 años o más.




 
Los países pueden contribuir más para detener el matrimonio infantil, estableciendo mejores protecciones legales y eliminando las excepciones a la edad legal para contraer nupcias, algo que aún se permite en todos los países caribeños. Sin embargo, algunas naciones en la región han avanzado; por ejemplo, las Bahamas, Belice, Haití y Jamaica han prohibido por ley el matrimonio infantil y han establecido sanciones para esta práctica.
 
Y diversos países fuera de la región también han realizado progresos en el último tiempo. Según Mujer, Empresa y el Derecho , (PDF) cinco países —Egipto, India, Kenya, Suecia y Viet Nam— entre 2013 y 2015 declararon que la edad legal parar contraer matrimonio para las niñas es 18 años, eliminaron todas las excepciones vigentes, prohibieron el matrimonio infantil y fijaron penas.
 
Acabar con la costumbre del matrimonio infantil permitió a mi madre y sus hermanos escapar de la pobreza. Mi madre y su hermana, al estar empoderadas y tener acceso a educarse, pudieron ofrecer un futuro prometedor a sus hijos. Gracias a mejores protecciones legales para enfrentar el matrimonio infantil, mujeres como mi nani pueden también romper el ciclo de la pobreza.
 

Comments

ENVIADO POR Pablo Noriega el

Al leer este articulo me quedo sorprendido de la manera como el humano abusa del humano y sobre todo del mas débil; autoridades débiles, sociedad indolente, pobreza y extrema pobreza, son la mezcla perfecta para que ocurra esto. "Basta es suficiente" esto no puede continuar ni permitirse en el siglo XXI.

ENVIADO POR Zeneida Quijada el

Me párese muy buena la iniciativa, ya que en los países árabes es mas cruenta la situación de las niñas, los padres las casan siendo todavía unas bebe, oscilan entre los siete,ocho,nueve años, esto para mi es una aberración,porque los hombre con quien las casan son viejos de cuarenta, cincuenta, sesenta, setenta años,
sádico que no tiene escrúpulos y las violan asta matarla,deberían tomar en cuenta esos países y de una ves por todas erradicar esa horrible cultura al maltrato de las mujeres.

ENVIADO POR Ana Chacin el

Soy médico ya jubilada del servicio público, cuando estudiaba veía con horror como las niñitas de 12 y 13 años tenían bebés, eso no ha cambiado con el tiempo, se ha empeorado sobre todo en esta grave crisis que vive mi país, Venezuela, donde ha aumentado el número de menores de 18 años con embarazos precoces. Y aquí no se casan, se van a vivir con un hombre o a veces esos embarazos son productos de abuso de padrastros u otros familiares

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.