Syndicate content

Maximizar el financiamiento para el desarrollo: un enfoque que funciona

Hartwig Schafer's picture
Esta página en: English | العربية | Français
People in Saint-Louis, Senegal. © Ibrahima BA Sané/World Bank
Un grupo de mujeres y niños en Saint-Louis, Senegal. © Ibrahima BA Sané/Banco Mundial.

Se necesita una inversión enorme para alcanzar el ambicioso objetivo de poner fin a la pobreza extrema en 2030 e impulsar la prosperidad compartida. Según algunos cálculos, lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tendría un costo de USD 4,5 billones anuales, y obviamente esto no lo podremos hacer solo con financiamiento público. Para ser más claro: los países podrán alcanzar los ODS y mejorar las vidas de sus ciudadanos si recaudan más ingresos internos y atraen más financiamiento privado y soluciones privadas que complementen y movilicen fondos públicos y asistencia oficial para el desarrollo. Este enfoque se denomina “maximizar el financiamiento para el desarrollo”.
 
Recientemente, miembros de equipos de proyectos presentaron cinco casos que respaldan dicho enfoque, compartiendo experiencias de la vida real y datos sobre el impacto en el desarrollo. Estos casos provienen de todo el mundo, desde Colombia a África occidental y las Islas Salomón, y me llenan de optimismo. Me gustaría compartir dos de esos ejemplos que realmente tuvieron resonancia.

El sector de vivienda en África occidental. Sabemos que las familias que son propietarias de una casa invierten más en educación a lo largo del tiempo y tienen mejor salud y mayores recursos económicos. Sin embargo, la realidad es que tener una vivienda suele ser inasequible para las familias pobres. En los ocho países de habla francesa que integran la Unión Económica y Monetaria de África Occidental, la oferta de vivienda es escasa, la demanda se ha disparado y los costos son altos. Construir una casa en Senegal es más costoso que en India o China. El financiamiento para la vivienda se estima en USD 122 000 millones, en tanto que el PIB para la zona completa se calcula en USD 115 000 millones. Claramente, las necesidades en materia de vivienda superan los recursos de los Gobiernos, y se necesitan soluciones del sector privado para abordar esta cuestión. Usando el enfoque “maximizar el financiamiento para el desarrollo”, el Grupo Banco Mundial fortaleció la empresa de financiamiento hipotecario regional, aumentó el acceso a financiamiento para la vivienda y atrajo 5 dólares de financiamiento privado mediante el mercado de bonos por cada dólar invertido por el Grupo Banco Mundial. Los resultados son positivos: la oferta de viviendas aumentó, la industria hipotecaria se expandió y 200 000 personas son propietarias de una casa, lo cual ha creado 250 000 nuevos empleos.
 
El sector pesquero en las Islas Salomón. La pesca, donde la gestión y la inversión del sector privado van de la mano, constituye un ejemplo notable de las ventajas del enfoque “maximizar el financiamiento para el desarrollo”. Esto es especialmente cierto en los países vulnerables y los pequeños Estados insulares. En las Islas Salomón, el 70 % de la población tiene menos de 29 años, y la mayoría de los habitantes dependen en gran medida de los recursos marinos para subsistir y obtener alimentos. La empresa SolTuna es el mayor empleador del sector privado en Noro, una aldea en las Islas Salomón ubicada a unos 3000 km de Sydney. En la compañía trabajan cerca de 1900 personas, 66 % de las cuales son mujeres. Usando el enfoque “maximizar el financiamiento para el desarrollo”, el Grupo Banco Mundial dio apoyo a SolTuna para aumentar su capacidad de procesamiento, ampliar las oportunidades para las trabajadoras mujeres y mejorar las normas de seguridad y salud laboral de la compañía. Los resultados son alentadores: los ingresos públicos han aumentado, y estamos ayudando a las Islas Salomón a gestionar de manera sostenible sus recursos pesqueros y los hábitats relacionados.

He aquí mi opinión sobre el enfoque “maximizar el financiamiento para el desarrollo”:

  • Primero, aunque este enfoque no es la solución mágica para todos los proyectos e inversiones, se ha aplicado con éxito en diferentes sectores y contextos, y mediante él se abordan varias realidades que simplemente no podemos ignorar.
  • Segundo, los fondos del sector público son escasos e insuficientes para lograr los ODS y conseguir grandes avances de desarrollo en los lugares donde más se necesitan, por lo que la participación privada se convierte en parte de las soluciones de desarrollo.
  • Tercero, ya que las soluciones privadas proporcionan servicios más eficientes y sostenibles y ayudan a los Gobiernos a asignar mejor sus recursos escasos, el enfoque “maximizar el financiamiento para el desarrollo” tiene un beneficio triple: ayuda a la gente, al sector privado y al Estado.
Te puede también interesar:
 

Comments

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación