Syndicate content

Mercados emergentes lideran la recuperación del empleo

Otaviano Canuto's picture

Uno de los aspectos más preocupantes de la precaria recuperación económica de la crisis global ha sido la lentitud en la creación de empleos. En los países en desarrollo y desarrollados por igual, millones de personas siguen sin trabajo (unos 200 millones según cálculos de la OIT) y muchos que tienen un empleo viven con el temor de perderlo o ver estancados sus ingresos y beneficios.

Afortunadamente, en varias partes del mundo puede que lo peor ya haya pasado. A la vez que el mercado laboral en países como Estados Unidos sigue mejorando, la situación es bastante favorable en muchas naciones en desarrollo pese al lento crecimiento económico.

Según la nueva edición de Tendencias del empleo, publicada hoy por el Banco Mundial, los mercados laborales de los países en desarrollo han continuado su repunte gradual pese al crecimiento más pausado en el cuarto trimestre de 2011, el último periodo para el cual contamos con datos sobre el aumento del PIB, el desempleo, el crecimiento del empleo y el incremento de la desocupación para una muestra de 24 países.

Europa oriental y Asia central lideran el camino, con una caída del desempleo de 6,7% a 6% en el cuarto trimestre de 2010 y un alza de los salarios de alrededor de 8,3%. Lituania, por ejemplo, continuó recuperándose decididamente de la crisis con un fuerte aumento del empleo, mientras el mayor crecimiento económico de Turquía, y en menor medida de Rusia y Armenia, generó caídas considerables en la desocupación y un significativo aumento de los salarios.

En América Latina y el Caribe también disminuyó el desempleo y subieron los salarios. En México, uno de los países más afectados por la crisis mundial, los trabajadores se beneficiaron de la aceleración del empleo y el alza de los salarios, así como de tasas de desocupación más bajas, que se redujeron a 4,8% (del 5,3% registrado el año anterior). Y Brasil, mi país, también moderó el desempleo a un promedio de 5,2% en el cuarto trimestre de 2011, pese a un crecimiento económico muy lento, fenómenos climáticos adversos y la caída de la demanda de China.

Pese a la desaceleración de su economía, China siguió sin cambios en el desempleo, mientras que Filipinas y Tailandia tuvieron mejor desempeño pese a bajas considerables en el crecimiento del PIB. Por último, en Sudáfrica –país con altas cifras de desocupados– el menor incremento de los salarios contribuyó a aumentar los puestos de trabajo y es de esperar que en algún momento estos beneficios se vuelvan más sostenibles.

Se trata, sin lugar a dudas, de tendencias muy positivas, pero no es hora de ser complacientes. La recuperación mundial sigue bajo la sombra de la zona del euro y cualquier alteración en ese frente ciertamente impactará el desarrollo económico de muchos países en desarrollo. Hasta ahora, desde Brasil hasta Rusia y desde China hasta Sudáfrica, los mercados laborales han demostrado ser capaz de adaptarse al lento crecimiento económico. No hay mejor aliado del empleo que un crecimiento decidido, dinámico e incluyente, pero aún estamos lejos de conseguir algo así.

 

Comments

ENVIADO POR LucyWang EL
It is difficult to find blogs that contain such consistently readable and informative content as is on offer here, you are due the time it has taken to jot down my appreciation at your endeavours. Many Many Thanks.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.