Syndicate content

Niños que no asisten a la escuela: Una promesa incumplida

Quentin Wodon's picture
Esta página en: العربية | Français

Hoy, que los objetivos de desarrollo del milenio se acercan a su fin y la comunidad del desarrollo piensa en nuevas metas, muchos niños aún no están aprendiendo en la escuela. Pero, además, más de 120 millones de niños y adolescentes todavía no asisten a la escuela. Eso es casi 1 de cada 10 niños en edad de cursar educación primaria, y 1 de cada 7 niños en edad de asistir a los primeros años de educación secundaria. Para estos niños, el derecho a la educación sigue siendo un sueño lejano.

© Banco Mundial

Tal vez lo más alarmante es que los datos muestran un descenso constante de las iniciativas destinadas a llegar a estos niños. Entre 2000 y 2007, se lograron importantes avances en cuanto a la educación básica universal cuando se eliminó el pago de los derechos de matrícula, se construyeron escuelas y se contrataron maestros. En cifras absolutas, la mayor parte de los progresos logrados tendientes a disminuir el número de niños excluidos de la escuela fueron conseguidos por un pequeño número de países. Solo en India, la cantidad de niños que no asistían a la escuela se redujo en 16 millones entre 2000 y 2011, el último año del que se dispone información. Otros 10 países —Argelia, Burundi, Ghana, la República Islámica de Irán, Marruecos, Mozambique, Nepal, Pakistán, Yemen y Zambia— también contribuyeron de manera significativa a dichos resultados. En conjunto, estos 11 países representan más de la mitad del descenso mundial del número de niños que no asisten a la escuela desde el año 2000.
 
Pero, hoy en día, 58 millones de niños de entre 6 y 11 años no van a la escuela y una cantidad adicional de 63 millones de adolescentes (de aproximadamente entre 12 y 15 años) no están matriculados. Desde 2007, el avance en la reducción de las cifras mundiales se ha detenido. Como se muestra en el siguiente gráfico, la tasa de niños que no asisten a la escuela también se mantiene prácticamente sin variaciones desde 2007. Las niñas, los niños en situación de pobreza y aquellos que viven en zonas rurales o remotas son los más afectados.
 
Tasa mundial de niños no escolarizados en edad de cursar la educación primaria y los primeros años de la enseñanza secundaria (2000-2012)
© UNESCO
 
Las últimas estadísticas sobre niños no escolarizados se encuentran disponibles en un informe (i) publicado en enero de 2015 por el Instituto de Estadística (UIS, por sus siglas en inglés) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) (i) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Aunque el documento presenta una serie de indicadores que sirven para identificar mejor a estos niños, también señala varios obstáculos que privan a los niños de la oportunidad de educarse. En primer lugar, pone de relieve que la mitad de los niños que están fuera de la escuela vive en países afectados por conflictos. En segundo lugar, señala que la discriminación de género sigue siendo un factor importante en detrimento de las niñas en muchos países (aunque en algunos, especialmente en el Caribe, los niños van a la zaga de las niñas). En tercer lugar, plantea que el trabajo infantil también es un problema significativo. Agrega que además los idiomas en que se imparten las clases pueden ser una barrera en muchos países, especialmente en el caso de las poblaciones indígenas. Finalmente, indica que los niños con discapacidades siguen siendo excluidos de los sistemas educativos que no cuentan con los elementos necesarios para satisfacer sus necesidades. Todos estos factores se ven agravados por la pobreza. En muchos países, los hogares de ingresos bajos no pueden pagar los costos directos de enviar a sus hijos a la escuela (por ejemplo, matrícula, uniformes o libros) o los costos indirectos derivados de la pérdida de los salarios o de las contribuciones domésticas de sus hijos e hijas.
 
Este informe está acompañado de una novedosa herramienta de exploración de datos que va más allá de las cifras absolutas y expone los factores fundamentales que impulsan la exclusión de los niños y niñas de la educación. En particular, muestra el grado en que factores como el género, el lugar donde viven (zonas rurales o urbanas) y la pobreza pueden afectar la probabilidad de que un niño comience a asistir a la escuela tardíamente, abandone la escuela o incluso ponga un pie en un aula. La herramienta de datos desarrollada por el UIS identifica claramente las prioridades de cualquier política o intervención eficaz para llegar a estos niños.
 
El informe del UIS de UNICEF proporciona la información más actualizada disponible sobre niños fuera de la escuela a nivel mundial. Aboga por una combinación de intervenciones del lado de la oferta y de la demanda, así como por reformas de políticas en el sistema educativo a nivel general para ayudar a garantizar que todos los niños asistan a la escuela, e insta a un mayor compromiso de los Gobiernos y los donantes para mantener la promesa de la educación para todos.

Comments

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación