Syndicate content

Celebran notable descenso de la pobreza en Bangladesh

Donna Barne's picture
Esta página en: English

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, y el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, celebraron el considerable progreso del país en la lucha contra la pobreza durante un evento especial en Daca el 17 de octubre, con ocasión del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

 © Dominic Chavez/World BankMás de 20 millones de personas han salido de la pobreza en Bangladesh en las últimas dos décadas. La tasa de pobreza extrema se redujo del 33,7 % en 2000 al 18,5 % en 2010.

 La primera ministra, hablando en bangladés, dijo que la “travesía” de Bangladesh nunca ha sido fácil, pero que el liderazgo y la resiliencia de su población lo han ayudado a convertirse en un país de ingreso mediano bajo y en un modelo a imitar.

“Nuestro desarrollo tiene un rostro humano y se esfuerza por proteger y fomentar medios de subsistencia para los pobres y los grupos vulnerables”, dijo Hasina a una audiencia integrada por ministros, políticos, embajadores, asociados internacionales en la tarea del desarrollo, y representantes de organizaciones no gubernamentales, el sector privado, la sociedad civil, los medios de comunicación y la comunidad juvenil.

Ella mencionó muchos de los logros en materia de desarrollo, como los grandes descensos en las tasas de mortalidad materna e infantil, agregando que las redes de protección social, una gestión macroeconómica prudente, y políticas para promover el crecimiento inclusivo han sido fundamentales en los avances logrados por Bangladesh.

Kim elogió a Bangladesh por “hacer bien muchas de las cosas fundamentales”. Dijo que una de las enseñanzas que se pueden extraer del país es que la innovación desempeña una función crucial en la reducción de la pobreza.

Por ejemplo, el programa nacional de planificación familiar de Bangladesh en los años ochenta “dio lugar a un ejército de trabajadoras de la salud” que fueron de puerta en puerta para entregar anticonceptivos a las mujeres, lo que redujo las tasas de fertilidad e impulsó el cambio demográfico.
En los años noventa, Bangladesh inició un programa de estipendios para la enseñanza secundaria dirigido a las mujeres —uno de los primeros programas de transferencias monetarias condicionadas en el mundo— que ayudó a aumentar la matrícula de las niñas en la escuela primaria. En la actualidad, la tasa de matriculación de las niñas es más alta en Bangladesh que en Bután, Nepal y Pakistán, y es similar a la que se registra en la India, dijo Kim.

Agregó que Bangladesh se adelantó a su época al reconocer que las inversiones en las personas son tan importantes como las inversiones en la llamada “infraestructura física”, es decir puentes, caminos y energía.

Anunció que el Grupo Banco Mundial espera invertir hasta USD 1000 millones en Bangladesh (i) para combatir la malnutrición infantil, y que realizará una importante inversión para ayudar al país a adaptarse al cambio climático.

Además, el Banco planea establecer un fondo fiduciario de múltiples donantes destinado a difundir en otros países de todo el mundo las experiencias exitosas de Bangladesh en materia de reducción de la pobreza, señaló Kim.

“El impresionante historial de Bangladesh de una reducción notable de la pobreza extrema nos da esperanza que esta tendencia continuará y que otros países pueden hacer lo mismo”.

El primer economista del Banco Mundial, Paul Romer, dijo que Bangladesh mostró que “es posible tener un mayor crecimiento y una mayor igualdad”.

“No enfrentamos una disyuntiva de crecimiento versus equidad. Tenemos una chance de procurar el crecimiento a través de la igualdad”, hizo notar Romer. “Los rendimientos más altos pueden provenir de la inversión en las personas, que tienen así una gran oportunidad de recuperar terreno frente a los demás. Todo lo que necesitan es una oportunidad”.

En el evento participaron también el ministro de Finanzas, Abul Maal Abdul Muhith; la vicepresidenta de la Oficina Regional de Asia Meridional del Banco Mundial, Annette Dixon, y el secretario superior de la División de Recursos Económicos del Ministerio de Finanzas, Mohammad Mejbahuddin.

La editora jefa de CNBC TV-18, Shereen Bhan, moderó un debate en que se analizaron cuestiones tan diversas como el empoderamiento de las mujeres y la urbanización. Los panelistas fueron el ministro de Finanzas, Abul Maal Abdul Muhith; la presidenta del Parlamento Nacional, Shirin Sharmin Chaudhury; el ministro de Planificación, Mostafa Kamal; el primer economista del Banco Mundial, Paul Romer; la directora para Bangladesh de ActionAid, Farah Kabir, y la directora gerente de Mohammadi Group, Rubana Huq.

Finalmente, el cantante y compositor local, Habib Wahid, dio a conocer una nueva canción (i) en la que insta a poner fin a la pobreza.
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación