Syndicate content

¿Se quiere mantener a las niñas en la escuela? Hay que enseñarles a negociar

David Evans's picture
Esta página en: English | Français
En los países de ingreso bajo, menos de 1 de cada 3(i) niñas está matriculada en la escuela secundariaNumerosas intervenciones que se realizan para mejorar el acceso de las niñas a la educación incluyen la entrega de dinero en efectivo, como por ejemplo los programas de transferencias monetarias en Malawi (i) o Nepal(i) Pero ¿qué tal si las niñas tuvieran mejores habilidades para defender sus propios intereses? Recientemente, Nava Ashraf, Natalie Bau, Corinne Low y Kathleen McGinn llevaron a cabo un estudio experimental en Zambia, en que analizaron qué pasaría si las niñas adolescentes reciben capacitación en negociaciónLos resultados aparecen en un artículo titulado Negotiating a Better Future: How Interpersonal Skills Facilitate Inter-Generational Investment.  A lo largo de seis sesiones de dos horas de duración realizadas después de la escuelaniñas de octavo grado participaron en debatesintercambio de rolesnarración de historias y juegos para aprender cuatro principios del proceso de negociación. Las sesiones fueron dirigidas por mujeres zambianas con educación universitaria.
  • Fuente: Ashraf et collab. 2018
    Principio 1: Yo. Las niñas aprendieron a entender sus propios intereses, identificar un plan B cuando se marchan de una negociación (en el caso de que las opciones no satisfagan las necesidades de las niñas) y cómo controlar las emociones tomando un descanso breve en el caso de que el enojo interfiera con un buen proceso de negociación.
  • Principio 2: Tú. Las niñas aprendieron a hacer preguntas abiertas para entender los intereses de la otra persona y acercarse al otro de manera respetuosa.
  • Principio 3: Juntos. Las niñas aprendieron a identificar cosas en común con la otra persona, y a determinar si “una respuesta negativa” de la otra persona se origina en obstáculos externos que la niña y la otra persona podrían solucionar de manera conjunta.
  • Principio 4: Lograr acuerdos. Las niñas aprendieron a establecer acuerdos beneficiosos para ambas partes.
 
A continuación, presento un ejemplo de cómo esta capacitación se materializó en el caso de una de las niñas mientras negociaba con sus padres los gastos de su matrícula escolar:  

"Le pedí a mis padres si podían hablar conmigo. Me puse mi chitenge [una falda tradicional], y me arrodillé ante ellosElegí acercarme a ellos con respeto, por lo que me pidieron que me pusiera de pie, que me sentara en la silla cerca de ellos y que les dijera que quería contarlesLes dije que quería realmente volver a la escuela, pero que no podía porque la matrícula no la habíamos pagadoMe dijeron que yo sabía que la familia no tenía más dinero, por lo cual era algo imposible de hacerLes señalé que sabía que mi mamá vendía pollos fuera de la casa, y que veía que algunas personas lo hacían en el mercado cercano, proponiéndoles: ‘Si puedo vender algunos pollos en el mercado durante las vacaciones escolares¿podría usar el dinero para pagar mis gastos de matrícula?’. Ellos estuvieron de acuerdo, y así logré retornar a la escuela". 
 
En este ejemplo, se puede observar cómo esta niña aplicó los principios de la negociación. Yo: identificó su interés, esto era regresar a la escuelase acercó a sus padres con respeto y escuchó sus preocupaciones. Juntos: vio que sus padres decían que “no” debido a un obstáculo externo, y no por falta de interés. Lograr acuerdos: propuso una solución beneficiosa para todosNo todas las negociaciones se relacionaron con los gastos de la matrícula escolarUna niña relató que usó lo aprendido para rechazar las exigencias sexuales de su novioOtra escribió sobre la negociación que tuvo con su hermana para cuidar los hijos de esta a cambio de un arreglo del cabello. 
 
Dos meses después de las sesiones de capacitación en negociaciónlas niñas participantes (“negociadoras”) obtuvieron mejores resultados en una prueba sobre cómo encontrar el tiempo para estudiar para un examen cuando un hermano más pequeño necesita atenciónA lo largo de los próximos dos añoslas tasas de deserción escolar fueron 10  puntos porcentuales más bajas en el caso de las negociadorasy la asistencia de las niñas matriculadas en la escuela fue ligeramente más altaSi bien algunos otros indicadores desempeño en el cuarto superior en las pruebas de inglés y matemáticas y tasas de embarazo informadas no mostraron variacionesun índice de los efectos conjuntos mejoró, incluso cuando se excluyen los impactos en la matrícula(Al interpretar la falta de efecto en las tasas de embarazohay que tener presente que los embarazos informados en el grupo de comparación ya eran muy bajos, solo 4 %.) Las habilidades de negociación mantuvieron a las niñas en la escuelaLos padres señalaron que las negociadoras propendieron a pedir más comida, e hicieron menos quehaceres durante los días de semana, pero también indicaron que ellas fueron más respetuosastuvieron menos probabilidades de crear problemas para hacer las tareas que les correspondían y más probabilidades de efectuar deberes los días viernes, cuando las tareas escolares son menos urgente. 
 
Para las niñas con la habilidad lingüística más elevada con respecto al punto de referencialos efectos en la matrícula y la asistencia son incluso más importantesy el rendimiento en una prueba de inglés también subió. 
 
Pero, un momento, ¿son realmente las capacidades de negociaciónQuizás el hecho de tener contacto con mentoras universitarias en un entorno seguro es lo que verdaderamente impulsó estos resultadosO tal vez interactuar con esas mentoras simplemente ayudó a proporcionar mejor información acerca de los beneficios de la educaciónlo cual sabemos puede mantener a los jóvenes en la escuela(PDF, en inglés) Para poner a prueba estolas investigadoras trataron otras dos intervencionesuna con las mismas mentoras y en el mismo entorno seguropero sin sesiones de capacitación en negociaciónotra en que se proporcionó información sobre los beneficios de la educación y la prevención del VIHLa intervención de información no tuvo ningún impacto en ninguno de los resultadosy la intervención de un espacio seguro tuvo un impacto similar ligeramente menor en la matrícula para el programa de negociación, e impactos estimados menores en los otros resultados (aunque no significativamente diferentes en términos estadísticos). La intervención de un espacio seguro tampoco tuvo impacto en los informes de los padres sobre el comportamiento y las tareas de las niñas en casa. 
 
Pero, un momento (¡de nuevo!), ¿esto perjudica a los otros niños en la familiaLas investigadoras analizaron los impactos en los otros niños en la escuela y en el hogar y encontraron poca evidencia de consecuencias secundarias negativasNo afectó la distribución de los deberes y, de hecho, los padres esperaban que las hermanas de las negociadoras destinaran más tiempo a hacer sus propias tareas escolaresLos padres de las negociadoras informaron una probabilidad más alta de pagar los gastos de matrícula de las niñas que de los niñospero no disminuyeron sus expectativas de los años de educación para los varones en la familiaComo las autoras señalan: “Si bien puede parecer sorprendente que una mayor inversión en la educación de las niñas participantes no afectó negativamente a sus hermanosesto podría deberse a que los recursos provinieron del consumo de los padres o porque las niñas usaron la negociación para encontrar soluciones que mejoraron el bienestar de la familia. 
 
Hay muchas otras iniciativas incluidas en el documento, como juegos de laboratorio en terreno para mostrar cómo el programa afectó las interacciones entre los padres y los niñosy técnicas de aprendizaje automático para configurar el análisis de heterogeneidad. Pero esta intervención [de la negociación] muestra que las adolescentes pueden aprender habilidades sociales y emocionales valiosastrabajando a través del sistema educativo. 
 
De manera más directademuestra que es posible ayudar a las niñas a permanecer en la escuela al aumentar su capacidad de defender sus causas con mayor eficacia. 
 
Para obtener mayor información acerca de este programapuede leer este artículo en el blog “Goats and Soda” de NPR. (i) 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.

Deje su comentario y únase a la conversación