Syndicate content

Nuevos datos sobre participación privada en infraestructura en economías emergentes

Clive Harris's picture

También disponible en: English 中文

Según la última actualización mundial sobre la participación privada en infraestructura (PPI) correspondiente al primer semestre de 2015, que se encuentra disponible en la Base de Datos de Participación Privada en Infrastructura (i) del Grupo Banco Mundial, los compromisos de inversión proyectos con participación privada (en lo sucesivo denominado inversión) en energía, transporte y agua cayeron más del 50 %, de USD 53 600 millones (dólares estadounidenses) en el primer semestre de 2014 a USD 25 300 millones en el primer semestre de 2015. Si esta tendencia se mantiene, la inversión total anual será la más baja desde 2005. Mirando el lado positivo, las inversiones se dirigieron hacia muchos proyectos pequeños de energía renovable, principalmente relacionados con la energía solar, representando casi la mitad de la inversión total en infraestructura, y casi dos tercios de todos los proyectos.

La caída del monto total de las inversiones fue impulsada por una importante reducción de la actividad en Brasil, de USD 30 900 millones en los primeros seis meses de 2014 a USD 1800 millones en el mismo periodo de 2015. También disminuyeron las inversiones en otros dos grandes países, China e India, lo que refleja los continuos desafíos que enfrentan los mercados de PPI en ambos lugares.

No obstante, si uno mira qué hay detrás de la caída de la actividad en estos tres países, la noticia es más positiva. Un total de 29 países tuvieron al menos un proyecto con participación privada, una cantidad similar a los totales semestrales de los últimos años. Diez países obtuvieron al menos USD 1000 millones en inversiones en el primer semestre de 2015, lo que es comparable a la actividad de los últimos cinco años, y es muy superior a la actividad de 2009 y años anteriores. Excluyendo los datos de Brasil, China e India, las inversiones en el primer semestre de 2015 son superiores a los de 2014 y 2012, y coinciden con la media del periodo que va desde 2009 a 2014. Por último, la cantidad total de proyectos de infraestructura en el primer semestre de 2015 se mantuvo relativamente estable, en 124 (respecto de los 132 del primer semestre de 2014). En general, entonces, la mayoría de los países mantiene los niveles de actividad observados en los últimos años.

A pesar de la drástica reducción de la actividad en Brasil, América Latina y el Caribe sigue siendo la región líder en inversiones en infraestructura, captando el 41 % del total mundial, seguida de África al sur del Sahara (16 %), Europa y Asia central (13 %), Asia oriental y el Pacífico (11 %), Asia meridional (10 %), y Oriente Medio y Norte de África (9 %).

El equipo de la Base de Datos de PPI también examinó el crecimiento y las inversiones por sectores y subsectores. Del total de USD 25 300 millones en inversiones a nivel mundial, el sector de la energía capturó más de la mitad recibiendo USD 16 300 millones, el del transporte atrajo USD 8100 millones y el del agua obtuvo USD 884 millones. El sector energético registró, además, el mayor número de proyectos (86), seguido por el sector hídrico (19) y por el sector del transporte (18).

La buena noticia fue la fuerte presencia en proyectos de energía renovable. En el primer semestre de 2015, el subsector de las energías renovables captó casi la mitad de la inversión total en infraestructura (USD 12 400 millones de un total de USD 25 300 millones) y casi dos tercios de todos los proyectos (74 de 124). La energía solar por sí sola representó más de la tercera parte del total de inversiones en energía, mientras que el carbón alcanzó solo al 6 %. En cuanto a la proporción de la inversión total y el número de proyectos, el subsector de las energías renovables recibió la mayor cantidad de inversión desde que el Banco Mundial comenzó a registrar estos datos en 1990. Las energías renovables están revirtiendo las tendencias generales de este año, y está en camino de registrar la cuarta cifra más alta de la historia en términos de inversión y cantidad de proyectos.

Los países más activos en el desarrollo de energías renovables son Sudáfrica, Chile, Jordania, Pakistán, Marruecos y Brasil. Las inversiones en energías renovables aumentaron en cuatro de las seis regiones del Banco Mundial: África al sur del Sahara, Europa oriental y Asia central, Asia meridional, y Oriente Medio y Norte de África. Solo Asia oriental y el Pacífico y América Latina y el Caribe experimentaron caídas en las inversiones en energías renovables (probablemente como reflejo de la reducción de las inversiones en China y Brasil). Por primera vez, Sudáfrica se convirtió en el país que más participación privada obtuvo en el primer semestre de 2015, gracias a su Programa de adquisición de energía de fuentes renovables a productores independientes (REIPPP, por sus siglas en inglés), pudiendo completar 16 proyectos por alrededor de USD 4000 millones en esta fase de financiamiento. La región de Oriente Medio y Norte de África también tuvo una fuerte presencia, con el cierre del financiamiento de siete proyectos solares innovadores en Jordania (organizado por la Corporación Financiera Internacional del Grupo Banco Mundial) y la exitosa conclusión en Marruecos de un par de megaproyectos solares por un total de USD 1800 millones.

Revise la actualización mundial del primer semestre de 2015 (i) recientemente publicada para ver todos los detalles, y esté atento a futuros análisis y actualizaciones.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.