Syndicate content

Panel afirma que la inclusión financiera puede estimular el crecimiento y el espíritu empresarial

Donna Barne's picture

Dado que 2.500 millones de personas en el mundo “no están bancarizadas”, el acceso a servicios financieros como cuentas de ahorro, préstamos, créditos y seguros no solo les ayudaría a superar los tiempos difíciles y salir de la pobreza, sino que también estimularía el espíritu empresarial y el crecimiento económico, dijeron panelistas en el evento del Banco Mundial en vivo, Inclusión financiera, una manera de cerrar la brecha, en vísperas de las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El secretario de Hacienda y Crédito Público de México, José Antonio Meade, señaló que la “inclusión financiera” —que permite que las personas accedan a recursos que la mayoría de nosotros damos por sentado—, es clave para “garantizar el crecimiento”, el que también beneficia a las personas pobres. México preside el Grupo de los Veinte (G-20) y está organizando junto con el Banco Mundial una reunión de alto nivel sobre inclusión financiera que se realizará el 22 de abril.

En el evento se destacaron investigaciones publicadas recientemente sobre la base de entrevistas a 150.000 personas de 148 países que revelan que el 75% de los pobres del mundo carece de una cuenta bancaria y que las mujeres constituyen una cantidad desproporcionada de la población no bancarizada.

Una donación de 10 años de la Fundación Bill y Melinda Gates está ayudando a financiar una nueva Base de datos sobre la inclusión financiera (i) (Global Findex) que medirá el uso de los servicios financieros e identificará a quienes enfrentan los mayores obstáculos para acceder a ellos.

Estar “no bancarizado” significa que las mujeres de los pueblos rurales tienen que recorrer cientos de kilómetros hasta el banco más cercano para recibir de forma segura el dinero que sus parientes envían desde el extranjero. También implica que los agricultores no tienen un seguro para sus cosechas cuando las inundaciones y la sequía arrasan con sus ingresos. Sin acceso a cuentas de ahorro, préstamos y remesas, las personas tienen dificultades para manejar sus finanzas, hacer frente a riesgos y desastres, y mejorar sus oportunidades económicas.

La prestación de servicios financieros a los “no bancarizados” podría reforzar el crecimiento económico y las oportunidades para los pobres del mundo, dijo el presidente del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, en una declaración previa al lanzamiento de Global Findex. “Si se aprovechan las posibilidades de los servicios financieros, realmente se podrá ayudar a las personas a afrontar costos de educación, ahorrar para adquirir una vivienda o abrir un pequeño negocio que ofrezca trabajo a otros”, manifestó Zoellick.

El panel sobre inclusión financiera en que además de Meade, participaron Peter Sands, director general de Standard Chartered, y Betty Mwangi de Safaricom (un pionero en banca móvil), analizó iniciativas que han ampliado el acceso a los servicios financieros. La inclusión financiera y la alfabetización aumentaron cuando los participantes de un programa de redes de protección social de México comenzaron a usar las tarjetas bancarias para recibir pagos del Gobierno. La gente ya se está acostumbrando a utilizar el sector financiero para las transacciones cotidianas, declaró Meade.

La banca móvil está permitiendo a más personas en Kenya obtener acceso a cuentas de ahorro y otros servicios, dijo Mwangi. Safaricom se ha asociado a 25 bancos comerciales. Unos 15,7 millones de personas utilizan ahora servicios de este tipo para pagar las facturas y otras transacciones financieras sin tener que viajar, agregó.

Sands dijo que la inclusión financiera no es solo contar con servicios bancarios personales, sino hacer posible que cualquier empresa muy pequeña pueda invertir y expandirse. También podría asistir a los que tienen servicios limitados: las pequeñas empresas que están recibiendo “servicios basura”, con altas tasas de interés, baja rentabilidad y seguros rudimentarios. La tecnología puede ayudar a proporcionar servicios sofisticados a un bajo costo, agregó.

“El financiamiento es el oxígeno para el resto de la economía”, afirmó Sands. “Permite que crezcan los negocios y que las personas gestionen los riesgos. Si no se tienen recursos financieros, la vida resulta mucho más difícil”.

Vea el webcast y el blog en vivo.

Comments

ENVIADO POR JAVIER JAIME EL
LA INCLUSIÓN FINANCIERA, DEBE LLEGAR AL PERÚ, IMPORTANTE PARA EL DESARROLLO DE EMPRESAS, ACORTAR LAS DISTANCIAS ENTRE LOS QUE HAN ADELANTADO ECONÓMICAMENTE, LOS INTERMEDIOS Y LOS ATRASADOS, TODOS DEBEN SALIR PRONTAMENTE CON EL MEJOR SERVICIO DE LA BANCA DEL HOYO.

ENVIADO POR fredy casaña EL
artículo interesante el de la inclusión financiera, sólo que para el pobre los inmediato y a corto plazo es tener acceso a la alimentacion.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.