Syndicate content

A pesar de los desafíos, la juventud colabora para poner fin a la violencia de género en Nepal

Ravi Kumar's picture
Esta página en: Français

Hackatón en Nepal
Hay tormentas eléctricas. Hay una huelga. Y está el hackatón (i) para terminar con la violencia de género en Katmandú, Nepal. Y todo sucede el mismo día.

En un domingo lluvioso, algunos participantes se despertaron a las 5.00 de la mañana para caminar más de ocho millas y llegar al Trade Tower Business Center de Thapathali, el lugar donde se realiza el hackatón.

Es inspirador y estimulante.

A través de la tecnología, estos determinados y resilientes jóvenes y voluntarios de Katmandú están abordando problemas muy arraigados en la sociedad patriarcal. Como alguien que creció en Nepal, he visto desafortunadamente muchos casos de violencia de género. Un tercio de las mujeres casadas ha sufrido violencia sicológica, física o sexual por parte de su cónyuge durante su relación marital.

Eso está por cambiar.

Hoy comienza algo que nunca ha sucedido antes en Nepal. A las 9.00 de la mañana, había más de 80 expertos en tecnología y representantes de organizaciones de la sociedad civil reunidos en un salón por primera vez para tratar la violencia de género.

A partir de los sistemas de alerta para denunciar el maltrato y buscar asistencia, los hackers, que usaban camisetas negras, trabajaron con decisión en 17 proyectos (i) que ayudarán a las mujeres. La idea de este hackatón surgió de un evento similar que se organizó a fines de enero de 2013 para enfrentar la violencia doméstica en América Central y como resultado de la búsqueda de soluciones cuando más de 1.200 jóvenes respondieron a: “¿Qué se necesita para poner fin a la violencia de género en Nepal?”, una consulta realizada por el Banco Mundial en Asia meridional. Las respuestas fueron enviadas a través de mensajes de texto, tuiteos o correos electrónicos. “Esto nos muestra que los jóvenes de la región de Asia meridional (i) están interesados en la cuestión de la violencia y la posibilidad de utilizar la tecnología”, dijo Luiza Nora, especialista en Desarrollo Social de la región de Asia meridional del Banco Mundial.

Young Innovations, (i) una empresa que ofrece soluciones en las áreas de desarrollo abierto, soluciones móviles integradas y desarrollo web, ayudó a organizar el hackatón en nombre del Banco Mundial. Otros asociados, como la Corporación Financiera Internacional (IFC) y la Asociación Informática de Nepal, movilizaron a desarrolladores profesionales para que apoyaran a los equipos del hackatón y patrocinaron una campaña de difusión vía mensajes de texto para el valle de Katmandú.

Al momento de escribir este blog en un rincón de una gran sala, veo a expertos en tecnología pegados a la pantalla de sus computadoras trabajando para crear productos que podrían transformar la sociedad de una manera notable. No puedo dejar de pensar en un futuro mejor para mi país gracias a estos jóvenes. A pesar de problemas de infraestructura, como cortes de electricidad  y conexión de Internet lenta, estos jóvenes parecen sacar lo mejor de los recursos disponibles para ayudar a mejorar la sociedad.

Los participantes del hackatón cuentan ahora con tres horas más antes de tener que presentar ante el jurado sus aplicaciones destinadas a la lucha contra la violencia de género. Se seleccionarán tres trabajos ganadores, los cuales recibirán respaldo para lanzar un prototipo.

Estoy ansioso por ver los resultados. Permanezca conectado para ver otro blog. Mientras tanto, siga la conversación sobre este hackatón vía Twitter #genderhacknp, #endgbv y vea el evento en vivo en: http://www.ustream.tv/channel/vawhack. (i)

 
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Allowed HTML tags: <br> <p>
  • Lines and paragraphs break automatically.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.